#TEMP
miércoles. 29.06.2022

 Hay una grieta en todo, así es como entra la luz. 
Leonard Cohen.


En junio nacen Lorca y Marilyn. Para morirse en agosto los dos rimando con la tragedia. La belleza concuerda siempre al principio y al final como una profecía autocumplida que busca su espacio entre los hombres, porque el tiempo ya lo tiene, el de la eternidad.

El cielo de junio es azul limpio como una primera promesa de amor y se estira como una sábana dispuesta para cubrir a los corazones que andan a la intemperie. Anuncia el verano, pero todavía no le quema el sol entre las manos, a no ser que el cambio climático diga lo contrario. En junio no sé si la luz se comporta como partícula o como onda, sencillamente es profunda y amplia como una herida de vida. Einstein afirmaba que el mundo se divide en dos tipos de personas, las que piensan que todo es un milagro y las que creen que nada en absoluto responde a un milagro. La luz de junio es milagrosa hasta la incredulidad.

En junio no es lícito escatimar ni un solo acto de amor. El oráculo dice que todavía es posible vivir los días como un ideal. Somos máquinas diseñadas para amar antes que idolatría cibernética

En junio la libertad se bate contra el horror en las playas de Normandía. Luz y ceguera frente a frente. Por eso junio se envuelve desde entonces en su luz, que está hecha de una fusión de coraje y paz, para que los hechos no devengan en fábulas y las leyendas épicas de la historia nos sigan sosteniendo.

En junio el mar se yergue por las noches y toca a la luna y el agua se asoma a la galaxia y la luna empapada arroja una lluvia mitológica que nadie ha percibido hasta ahora. Junio te obliga a tener una concepción mística de la realidad. La locura de los fotones te reviste de trascendencia y te vuelve la sangre cristalina como un río huido que se olvidó de desembocar.

Herida luminosa, luz herida a sí misma que baña la plaza de Tiananmen, aunque esté vetada en los libros y en la memoria perversa de mandatarios y escribas. Luz cuántica de junio, en junio los marrones, los grises, los malva, también son azul cielo y amarillo sol. La luz de junio es un folio en blanco coloreado por los ojos de un niño. Inocente y cuántico se volverá el mundo. Junio es su ensayo perpetuo.

En junio se te concede una última oportunidad para sonreír y un llanto de conciliación que bese la tierra para los que vieron la muerte.

En junio no es lícito escatimar ni un solo acto de amor. El oráculo dice que todavía es posible vivir los días como un ideal. Somos máquinas diseñadas para amar antes que idolatría cibernética.

Luz de junio, la finalidad es hacerse pequeña y entrar, aunque inundes implacable el espacio.

Luz de junio