miércoles. 19.06.2024
Acampada en la Puerta del Sol de Madrid (Mayo 2011)
Acampada en la Puerta del Sol de Madrid (Mayo 2011)

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

Portada del libro ‘La malvada felicidad’
Portada del libro ‘La malvada felicidad’

En plena campaña de las elecciones locales y autonómicas, el 15 de mayo de 2011, con el lema “Democracia real ¡Ya!”, tuvo lugar una manifestación en Madrid. En ella participaron poco más de cinco mil personas. Un número muy reducido si se compara con otras manifestaciones celebradas en la capital de España, pero que merecía calificarse de gran éxito si se compara con otras similares, con lemas similares, convocadas por organizaciones ajenas a partidos, sindicatos u otras organizaciones tradicionales. Con el fin de continuar las protestas unas cuantas personas decidieron pernoctar en la plaza donde la manifestación finalizaba, la Puerta del Sol de Madrid.

La crisis económica y política que dio lugar al movimiento 15-M supuso para los protagonistas de esta novela una quiebra moral en la apacible vida que llevaban, pensando que la felicidad consistía en una ética relajada trufada de infidelidades, sexo promiscuo y consumo compulsivo. La rebeldía social que se materializa mediante los llamados indignados produce también en los personajes de esta historia un proceso psicológico que les conduce, sin tener plena conciencia de ello, a replantearse el modo de vida que habían llevado hasta entonces. Se dan cuenta, finalmente, de que lo que creían felicidad no era sino una forma de frívola huída ante un vacío insoportable. El olvido ya no era suficiente para no pensar que la vida vulgar y monótona a la que aspiraban no suponía sino una malvada felicidad.

La crisis económica y política que dio lugar al movimiento 15-M supuso para los protagonistas de esta novela una quiebra moral en la apacible vida que llevaban

El primer capítulo de la novela lo encabeza una frase de Charles Revson, fundador de Revlon Cosmetic, en la que afirma: “En nuestra fábrica hacemos lápices de labios, en nuestros anuncios vendemos esperanza” ¿Acaso esta sociedad solo nos procura formas de supervivencia pero ninguna de plenitud? ¿Es la publicidad la nueva filosofía o la nueva religión que nos muestra el camino? Y es que la mercadotecnia, en muchos casos, trata de alejar los mecanismos de compra de un proceso lógico y racional. Para ello, entre otras cosas, se apoya en la llamada “economía conductual”. Ésta trata de comprender cómo es la toma de decisiones del ser humano, partiendo de la base de que éstas no siempre se toman de una manera óptima o racional, actuando a menudo de forma rápida e instintiva mediante atajos mentales que nos ahorran esfuerzo.

Molina expresa a través de un texto de notable calidad literaria, una interesante reflexión sobre una sociedad mediatizada

Nada de pensamiento crítico, nada de reflexión, vivir el momento de la mejor manera posible dejándonos arrastrar por lo que nos dicen que es conveniente. “A falta de encontrar fuerzas capaces de acabar con la fatalidad actual, la efusión amorosa alimenta la base de una nueva religiosidad profana”, se advierte en la novela de Juan Antonio Molina. La malvada felicidad se sustenta en adentrarse en la pérdida de la esencia trascendente, como afirmaba Heidegger que había abandonado el ser humano, para sumergirse en la cosificación, en el mundo de las cosas. En este contexto, Molina expresa a través de un texto de notable calidad literaria, una interesante reflexión sobre una sociedad mediatizada por la publicidad y la propaganda política alienante y la derogación de los valores éticos y sociales ante la mediocridad de un materialismo obsceno.

‘La malvada felicidad’: cómo afectó el 15-M a la vida de muchos ciudadanos