martes. 05.03.2024
fotografia

Fran Nieto |

Un libro de bolsillo negro, no demasiado grande con el titulo en letras plateadas: “Lea este libro si desea tomar buenas fotografías”, de Henry Carroll. Para cualquiera que tenga como hobby el noble arte de la fotografía desde luego el anzuelo es demasiado apetitoso para dejarlo pasar por alto. Y una vez leído no defrauda para nada. Se trata de una reedición recién sacada a la venta por Ediciones Blume del título que ellos mismos publicaron en 2014.

Vaya por delante que sus exiguas ciento veinticinco páginas se leen en un suspiro, por lo que se rebela como un recurso perfecto para el fotógrafo nuevo o menos experimentado; su estructura está muy bien organizada y cubre los conceptos básicos de la fotografía en un estilo muy conciso y entretenido. Consta de temas de discusión sobre el ABC de la fotografía y lo que hace que una fotografía sea excelente, junto con fotografías de fotógrafos conocidos como Henri Cartier-Bresson, Ansel Adams, Dorothea Lange y Robert Capa. (Si no conoce algunos de los grandes nombres de la fotografía, esta es una buena oportunidad para que se los presenten).

Y aunque el formato pueda parecer en principio sencillo y muy manejable (aunque la letra sea un pelín pequeña), también es una herramienta muy válida para todos aquellos retratistas a los que les apetezca actualizar sus conocimientos sobre los conceptos básicos de la fotografía de vez en cuando y de paso seguro que aprenderán algo nuevo. Los comentarios del Sr. Carroll intrigan y mirar las fotografías se convierte en un placer culpable. Disfrutable es especialmente su sección sobre “Ver”, que contenía su observación de que “los fotógrafos promedio imitan la belleza. Los grandes fotógrafos crean los suyos propios”.

En el libro se tratan cinco temas: composición, exposición, luz, lentes y visión. Cada página bajo cada tema cubre solo un concepto. El punto más importante de cada página está impreso en negrita y La mayoría de los conceptos se ilustran con una fotografía.

Carroll analiza lo obvio y lo menos obvio. Por ejemplo, reflexiona sobre la necesidad primordial de orden y la simple belleza de la simetría. También observa que esta simetría no se trata de componer una imagen como una mancha de tinta, sino de crear una sensación general de armonía y equilibrio. Señala que las pequeñas cosas que llaman nuestra atención sobre una fotografía pueden afectar la simetría pero no alterar la sensación de equilibrio (algo no tan obvio). Una excelente fotografía de Alkan Hassan ilustra su punto.

libro_henry_carroll

Este libro debería atraer a diferentes tipos de lectores, como aquellos con mucho tiempo que leen de principio a fin y aquellos que prefieren leer uno o dos conceptos a la vez. Para aquellos a quienes no les gusta leer en absoluto, pueden mirar la oración descriptiva en negrita en el medio de la página y ver la fotografía de enfrente. O simplemente puedes mirar fotografías.

Y un aviso para navegantes: la premisa del autor es que al observar fotografías de fotógrafos inspiradores, del pasado y del presente, se puede llegar a comprender sus ideas y técnicas y así llegar a ponerlas en práctica.

Un libro que puede tildarse de fundamental, sin tonterías adicionales, y que hace exactamente lo que dice que hará. Explica cómo obtener excelentes fotografías. Si están interesado en saber más sobre Henry Carroll, tiene un sitio web: www.henrycarroll.co.uk.

Lea este libro si desea tomar buenas fotografías, de Henry Carroll