domingo. 21.04.2024
LOUIS_COLE
Louis Cole. (Fotografías de Víctor Moreno).

Vicente I. Sánchez | @Snchez1Godotx

Una noche de jazz llena de virtuosismo cautivó al público en una nueva sesión del ciclo festival Noches del Botánico, donde dos artistas aparentemente distintos, Louis Cole y Avishai Cohen, llevaron a los asistentes a un emocionante viaje a través de las múltiples facetas de este género musical.

El primero en subir al escenario fue Louis Cole, un músico de Los Ángeles con un estilo extravagante y único que, desde los primeros compases, dejó claro que su espectáculo se alejaba de los parámetros clásicos del jazz e incluso de la música en general. Su apariencia informal, con una gorra de Taco Bell y un llamativo pantalón rosa deportivo, no pasó desapercibida. Desde el comienzo, el artista angelino nos llevó por un recorrido musical que oscilaba entre la genialidad y lo más excéntrico, sin inclinarse por un tono definido y siempre desde la provocación.

La música de Louis Cole es una interesante fusión entre jazz, pop, funk y electrónica, en la que el humor es una parte fundamental. Su actitud friki/bizarra nos hace difícil tomárnoslo en serio, a pesar de contar con canciones como "Thinking", "Not Needed Anymore" o "Bank Account", que cuentan con miles de reproducciones.

Por si fuera poco, el artista se rodeó de músicos igualmente extravagantes, destacando especialmente la cantante Genevieve Artadi, quien también forma parte del grupo Knower junto a Louis Cole. Aunque ella posee una voz prodigiosa, gran parte del concierto la pasó grabando con su móvil y proyectando las imágenes en las grandes pantallas del festival, ofreciendo una realización tan loca como estilosa. Y es que todo en torno a Louis Cole es absurdo y genial al mismo tiempo, lo que hace que su show sea una experiencia difícil de resumir. Es capaz de mostrar su virtuosismo en la batería y el teclado electrónico, mientras se lanza a bailar como un auténtico prodigio del preescolar. En resumen, un concierto que no se toma en serio, pero que esconde múltiples capas de genialidad.

AVISHAI_COHEN
Avishai Cohen.

El concierto de Avishai Cohen, contrabajista, compositor y cantante de origen Israelí, fue una experiencia muy distinta. Considerado una de las figuras más destacadas del jazz actual, el artista afincado en Nueva York presentó su espectáculo "Iroko",  un álbum y un espectáculo musical tributo a la música afrocaribeña en colaboración con el percusionista puertorriqueño Abraham Rodriguez Jr., el batería cubano Horacio "El Negro" Hernández, el saxofonista cubano Yosvany Terry y el trompetista y trombonista argentino Diego Urcola. El proyecto busca revivir los sonidos caribeños y populares mientras impregna al jazz con su toque particular.

El concierto de Avishai Cohen y su banda en las Noches del Botánico fue una demostración de seriedad, maestría y magia. El irresistible ritmo y la pasión de canciones como "Tintorera", "Exodus" o "Avísale a mi vecina" contagiaron al público, que dejó de estar sentado para ponerse de pie y bailar, creando una atmósfera que recordaba a la vibrante Habana. Fue un concierto colaborativo en el que el jazz fue el protagonista absoluto, y en el que todos los miembros de Iroko demostraron su estilo y veteranía. No hubo un único protagonista, aunque Avishai Cohen también tuvo sus momentos en solitario para interpretar algunas canciones de su propio repertorio, como la preciosa "Motherless Child", que sonó especialmente bonita bajo la maestría de su contrabajo.

En resumen, fue una velada maravillosa en la que el festival Noches del Botánico nos regaló un viaje a través de todas las posibilidades y caminos del jazz. Por un lado, la vanguardia excéntrica y genial de Louis Cole, y por otro, la seriedad y la maestría de Avishai Cohen. Dos formas diferentes de entender un género que está más vivo que nunca.

El jazz de Louis Cole y Avishai Cohen triunfa en el festival Noches del Botánico