<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
martes. 04.10.2022
UN 33% DE PRESUPUESTO MENOS ENTRE 2011 Y 2012

Jaime Lissavetzky denuncia el modelo “mercantilista” de la cultura en Madrid

El portavoz del PSOE ha señalado que la gestión del PP en Cultura “ha llevado al estrangulamiento de los teatros municipales, que cada vez tienen menos producción propia” y la privatización de algunos de ellos, como el Fernán Gómez.

Lissavetzky
Lissavetzky

Hemos pasado del modelo democrático y abierto, que ha sido la tradición municipal, para implantar otro puramente mercantilista

El portavoz municipal socialista, Jaime Lissavetzky, ha alertado sobre el cambio en la gestión cultural del Ayuntamiento de Madrid, orientado a la “mercantilización”. Un modelo que únicamente persigue el beneficio económico abandonando su verdadera función que es promover la cultura como un fin en sí mismo. “Hemos pasado del modelo democrático y abierto, que ha sido la tradición municipal, para implantar otro puramente mercantilista”, aseguró.

Este nuevo patrón preside la política ejercida desde el Ayuntamiento de Madrid y supone una grave amenaza tanto para los empresarios privados como para el personal que trabaja en la red de centros municipales. La preocupación del portavoz socialista es compartida por destacadas personalidades del mundo de las artes y la Cultura. Lissavetzky aseguró que ha recibido más de un centenar de cartas en las que expresan su inquietud por la “deriva de la Cultura promovida desde la institución municipal”.

Lissavetzky, que ha estado acompañado en la rueda de prensa por el portavoz adjunto, Diego Cruz, y la concejala Ana D´Atri, responsable de las Artes, explicó que el presupuesto municipal dedicado a estos asuntos se redujo un 33% entre 2011 y 2012. En tan solo un año bajó de 197 a 131 millones de euros. Estas cantidades computan el presupuesto del Ayuntamiento y el de MACSA, empresa  creada específicamente para gestionar la red de equipamientos culturales dependientes del Ayuntamiento.

El portavoz socialista ha criticado asimismo la bicefalia en la dirección. La existencia de un concejal y un director general provoca enfrentamientos  y disparidad de criterios que ayudan a crear todavía más confusión. “No es un modo de gobernar”, señaló. “No sabemos quien manda”, aseguró Lissavetzky, quien anunció su propósito de crear una Concejalía de Cultura si el PSOE gobierna la ciudad.

Hay rumores extendidos de otras futuras externalizaciones para el Price o el Conde Duque

Madrid Destino, la nueva empresa en la que el gobierno municipal incluye la gestión cultural de Madrid y el Turismo, entre otras cosas, nace con la misión de hacer rentables los centros municipales. Sus estatutos establecen que cualquier acto debe cubrir al menos el coste, algo que según Ana D´Atri es prácticamente imposible de asumir por ningún promotor, puesto que en el capitulo de costes se incluye hasta el precio de mantenimiento del inmueble. Pero, además, nace con el lastre de un recorte del 10% en su presupuesto. Dispondrá de 72.115.514 euros, lo cual alienta el miedo sobre recortes de plantilla y cierre de locales.

El portavoz del PSOE ha señalado que la gestión del PP en Cultura “ha llevado al estrangulamiento de los teatros municipales, que cada vez tienen menos producción propia” y la privatización de algunos de ellos, como el Fernán Gómez. “Hay rumores extendidos de otras futuras externalizaciones para el Price o el Conde Duque”, advierte Lissavetzky, quien subraya los brutales ajustes de plantilla que estos procesos provocan. Además, denuncia el edil “opacidad en las cuentas” y desaparición de eventos de renombre, como el Festival de Jazz. Y a esto hay que sumarle la subida del IVA y la prometida Ley de Mecenazgo que aún no existe. “Llevaremos estos temas a Comisiones y al Pleno, y no descartamos pedir un Pleno Extraordinario sobre la Cultura en Madrid”, anunció.

El PSOE defiende que la misión de las administraciones públicas no es competir con los empresarios privados, y, por tanto, no puede ir directamente al éxito de taquilla. “Con ese criterio no hubiéramos conocido “Bienvenido Mister Marshall” y tantas obras que necesitaron inicialmente de la ayuda de las instituciones”, zanjó Lissavetzky.

Jaime Lissavetzky denuncia el modelo “mercantilista” de la cultura en Madrid
Comentarios