#TEMP
jueves 19/5/22
Escultura homenaje a Gramsci en su pueblo natal. Ales (Cerdeña). Imagen nueva tribuna
 

Antonio Gramsci nace el 22 de Enero de 1891 en el pequeño municipio de Ales en la isla de Cerdeña. Cuarto de los siete hijos de un empleado del Estado tuvo una vida marcada por la pobreza, una salud débil y una gran capacidad para sobreponerse a las adversidades, estudiar y escribir sobre múltiples temas como lingüística, teoría política, sociología y antropología.

Fue uno de los fundadores del Partido Comunista Italiano, organización que ha jugado un papel muy relevante en la vida italiana durante el siglo XX y que posteriormente ha sido el germen de otras formaciones como El Olivo y actualmente el Partido Democrático. Condenado a 20 años de cárcel por Mussolini  en junio de 1927, el fascismo trató por todos los medios de anular su capacidad intelectual hecho que no pudieron conseguir. Su salud se resintió de unas condiciones lamentables y murió a la edad de 46 años. Consiguió la libertad el 21 de abril de 1937 y el día 27 del mismo mes falleció.

Sus teorías políticas trascendieron el ámbito italiano y tuvo una influencia decisiva en los debates de los partidos comunistas occidentales. Sus posiciones entraron en conflicto con algunas de las directrices marcadas por el PCUS partido hegemónico de la tercera internacional.

En España el profesor Manuel Sacristán publicó en 1970 una Antología, que seleccionaba textos, cartas y notas de Antonio Gramsci que tuvo una amplia repercusión en los debates y reflexiones de los comunistas españoles. En Francia la filósofa Christine Buci-Glucksmann publica en 1975 Gramsci y el Estado. Hacia una teoría materialista de la filosofía. Sus Cuadernos y Cartas desde la cárcel fueron publicados por Einaudi revisados por Felice Platone después de la Segunda Guerra Mundial.

  • El materialismo histórico y la filosofía de Benedetto Croce (1948)
  • Los intelectuales y la organización de la cultura (1949)
  • Il Risorgimento (1949)
  • Notas sobre Maquiavelo, sobre la política y sobre el Estado moderno (1949)
  • Literatura y vida nacional (1950)
  • Pasado y Presente (1951)

En 1975 los Cuadernos fueron publicados en su original italiano en edición de Valentino Gerratana según el orden cronológico de su elaboración. Y también fueron recogidos en volumen todos los artículos escritos por Gramsci en Avanti!, en Grido del Popolo y en L'Ordine Nuovo. En idioma español esta edición crítica de Valentino Gerratana se publicó en México, en el año 2000.

Los aspectos más conocidos de sus teorías son los vinculados con la hegemonía cultural, la infraestructura social y la superestructura como organización dirigente de las sociedades.

Se le conoce principalmente por la elaboración del concepto de hegemonía y bloque hegemónico, así como por el énfasis que puso en el estudio de los aspectos culturales de la sociedad (la llamada "superestructura", en la terminología de Karl Marx) como elemento desde el cual se podía realizar una acción política y como una de las formas de crear y reproducir la hegemonía.

Gramsci atribuyó un papel central a los conceptos de infraestructura (base real de la sociedad que incluye fuerzas de producción y relaciones sociales de producción) / superestructura ("ideología", constituida por las instituciones, sistemas de ideas, doctrinas y creencias de una sociedad), a partir del concepto de "bloque hegemónico". Según ese concepto, el poder de las clases dominantes sobre el proletariado y todas las clases sometidas en el modo de producción capitalista, no está dado simplemente por el control de los aparatos represivos del Estado pues, si así lo fuera, dicho poder sería relativamente fácil de derrocar (bastaría oponerle una fuerza armada equivalente o superior que trabajara para el proletariado); dicho poder está dado fundamentalmente por la "hegemonía" cultural que las clases dominantes logran ejercer sobre las clases sometidas, a través del control del sistema educativo, de las instituciones religiosas y de los medios de comunicación.

A través de estos medios, las clases dominantes "educan" a los dominados para que estos vivan su sometimiento y la supremacía de las primeras como algo natural y conveniente, inhibiendo así su potencialidad revolucionario. Así, por ejemplo, en nombre de la "nación" o de la "patria", las clases dominantes generan en el pueblo el sentimiento de identidad con aquellas, de unión sagrada con los explotadores, en contra de un enemigo exterior y en favor de un supuesto "destino nacional". Se conforma así un "bloque hegemónico" que amalgama a todas las clases sociales en torno a un proyecto de la burguesía.

La hegemonía es el concepto que permite comprender el desarrollo de la historia de Italia y del Resurgimento particularmente, que habría podido asumir un carácter revolucionario si hubiese adquirido el apoyo de las masas populares, en particular de los campesinos, que constituían la mayoría de la población. El límite de la revolución burguesa en Italia consistió en no ser guiada por un partido jacobino, como en Francia, donde el campesinado, apoyando la revolución, fue decisivo para la derrota de las fuerzas de la reacción aristocrática.

Por último hacer una breve referencia a la amistad entre Antonio Gramsci y el gran economista Piero Sraffa. Compañeros y amigos desde la infancia fue uno de sus apoyos fundamentales durante el tiempo que estuvo encarcelado. Fue Piero Sraffa quien informó a Palmiro Togliatti, sucesor de Gramsci al frente del PCI, de la existencia de los Cuadernos de la cárcel. Siguiendo sus instrucciones Sraffa, que era profesor en Cambridge, puso los textos a salvo en Moscú. El once de diciembre de 1926 Gramsci dirige una carta a Sraffa desde Ustica pidiendole libros que le ayuden para formar su criterio en temas económicos.

Ustica 11 de diciembre de 1926

Querido amigo,

he llegado a Ustica el 7 de diciembre, tras un viaje algo incómodo (como comprenderás), pero muy interesante. Estoy en óptimas condiciones de salud. Ustica será para mi una estancia bastante agradable desde el punto de vista de la existencia animal, porque el clima es excelente y puedo dar paseos muy higiénicos; tú sabes que no tengo muchas pretensiones en cuanto a las comodidades generales, y que puedo vivir con muy poco. Algo me precopua el problema del tedio, que no podrá resolverse sólo con los paseos y el contacto con los amigos. Por el momento somos catorce amigos, Bordiga entre ellos. Me dirijo a ti para que tengas la bondad de mandarme algún libro.Querría tener un buen tratado de economía y hacienda para el estudio, un libro básico que elijas tú según tu criterio. Cuando te sea posible, mándame también algún libro y alguna revista amigo, tú conoces mis condiciones familiares y sabes lo difícil que me va a ser recibir libros como no sea de algún amigo personal. Créeme que no me habría atevido a causarte esta molestia si no fuera por la necesidad de resolver este problema del embrutecimiento intelectual, que me preocupa especialmente. 

Te abrazo con afecto. Antonio Gramsci. Mi dirección A.G.--Ustica(prov.de Palermo)

¿Has leído esto?

 

 

Gramsci, siempre actual