jueves. 18.04.2024
j2
Reinauguración del estadio Metropolitano en 1954. ARCM, Fondo Santos Yubero, Sign. 012225_020

Juan Jiménez Mancha | Hasta el 13 de febrero de 2022 continúa abierta en la Sala de Exposiciones El Águila, del Archivo Regional de la Comunidad de Madrid, la excelente exposición fotográfica dedicada al mundo del fútbol en su vertiente más popular, pues no son los grandes astros o las copas los protagonistas de la muestra, sino principalmente dos costumbres populares en torno a este deporte de calle: jugarlo, para lo que solo hacía falta una pelota, e ir a verlo jugar, actividad que pone el foco en los distintos equipos y campos madrileños, incluido los de barrio. 

Pero, antes que nada, conviene señalar que el gozo de la época retratada no hubiera sido posible sin el trabajo por lo general anónimo de los fotógrafos. Tres autores, ya fallecidos, son los responsables de la mayoría de las más de 150 imágenes reproducidas: el vallecano Martín Santos Yubero, presente con numerosas instantáneas, a cuyo fondo de cerca de medio millón de fotos tenemos la inmensa fortuna de poder acceder gratuitamente a través de Internet; el coruñés Gerardo Contreras y el murciano, de Cehegín, Cristóbal Portillo. Además, se exhiben imágenes donadas por ciudadanos pertenecientes al fondo Madrileños del Archivo Regional, varias cesiones de otras instituciones y diversos objetos.

j1Estadio de Vallecas en 1969. Tres años después se rehabilitaría. ARCM, Fondo Santos Yubero, Sign. 026150_004


La exposición no es sólo de fútbol, sino de historia de Madrid y de los madrileños. Trata sobre la memoria de un ocio que se hallaba en cada lugar de la ciudad, del centro y del extrarradio, y que ocupaba gran parte del tiempo y de las ilusiones de los ciudadanos. Aparecen en las fotos míticos campos de futbol, tanto grandes como pequeños, como el del Gas, el de la Ferroviaria o los más humildes y a veces improvisados de la periferia; periodistas y fotógrafos cubriendo de manera impactante la información; trabajadores en plena acción (impresionante la de los dos operarios instalando la nueva iluminación del Santiago Bernabéu); interiores de bares colapsados de gente frente al televisor; coches agolpados en los alrededores de los estadios; la arquitectura del momento; el ingenio y valentía de la gente para ver los partidos sin pagar entrada; las colas interminables para asistir a los encuentros o niños jugando en calles y sitios de un Madrid a veces desolador y otras en construcción.

j7El nuevo Estadio de Chamartín al comenzarse su construcción, octubre de 1944. ARCM, Fondo Gerardo Contreras, Sign. 131187_014


Que el objetivo de los comisarios, Irene Calvo y Pablo Linés, no han sido los goles lo apreciamos nada más introducirnos en el espacio expositivo, donde una frase de Gerardo Diego, uno de los muchos escritores a los que les gustaba este deporte, nos recibe así: “Tener un balón, Dios mío. Qué planeta de fortuna” (poema Balón de fútbol, 1961). 

La muestra, al igual que el bonito y económico catálogo (vale solo 7 euros), se divide en los siguientes apartados: Al fútbolCara o cruz (sobre los árbitros), El juegoMedios de comunicaciónAficiónCelebraciónCampos de fútbol (desarrollado por Linés en uno de los textos iniciales del catálogo), EntrenamientosPasión por el fútbolAmateurs y 1-X-2 (sobre las quinielas). Aunque más allá de esta división, se respira en cada rincón del recinto justo la pasión por el fútbol y la emoción de los aficionados.

j6Partido de fútbol en 1960 en lo que es hoy el Parque de las Avenidas. ARCM, Colección “Madrileños”, Sign. EMGA0001_004


Al parecer lo tuvieron complicado los comisarios para elegir entre tanta fotografía valiosa que posee el j4Archivo Regional, como lo hemos tenido nosotros para enseñar varios ejemplos, porque todas las imágenes de la exposición son de unos contenidos excepcionales.

Febrero de 1957. Operarios instalando la nueva iluminación del Estadio Santiago Bernabéu. ARCM, Fondo Santos Yubero, Sign. 014588_004


Cuando el fútbol en blanco y negro comenzaba a ser superado por el de color, coincidiendo con las fotografías exhibidas más tardías, empezó a ser considerado este deporte entre la clase trabajadora que luchaba contra el franquismo y sus secuelas como el “opio del pueblo”, adaptando la célebre frase de Marx sobre la religión. No fueron muchos los que compaginaron lucha y fútbol, pero esta es otra historia, tal vez aún por debatir y exponer.

La exposición “Fútbol en blanco y negro. Madrid más allá de los colores” se completa con un ciclo de cine de cuatro películas, con entrada también gratuita, iniciado el 22 de diciembre y que terminará el 30 de dicho mes. Durante el mes de enero se ofrecerán mesas redondas y encuentros con exjugadores, historiadores deportivos y periodistas. En la web se detallan aspectos de la muestra, las actividades que se van a desarrollar y datos prácticos como los horarios. 

¿Has leído esto?

j5Campo del Gas, 1970. ARCM, Fondo Cristóbal Portillo, Sign. 78669_006

j3Niños jugando al fútbol al lado de las ruinas del Cuartel de la Montaña, 1944. ARCM, Fondo Santos Yubero, Sign. 002018_002

La exposición “Fútbol en blanco y negro. Madrid más allá de los colores”