lunes. 26.02.2024
Eva Gallud
Eva Gallud

Cristina Rosales García | @cristinagaros_

El mes pasado llegaba a las librerías el nuevo libro de Eva GalludTodo rojo por dentro, un compendio de veinte relatos protagonizados por distintas mujeres que tienen algo en común: la violencia que las sacude. La autora madrileña regresa a Editorial Dieci6 tres años después de haber publicado Los años oscuros (2020), un relato que versa sobre el paso del tiempo, el miedo y el deseo, temas que también tratará en su última obra.

Todo rojo por dentro se abre con dos exordios, «Crecer es comerse la casa de la infancia» y «A los viejos nadie los ve, a menos que hagan cosas raras», de Aida González Rossi y Margarita García Robayo respectivamente, que ya anticipan al lector sobre el contenido de cada uno de los relatos. Así, el primero de ellos, «Gemelas», está protagonizado por una niña innominada, mientras que el último, «Azul ftalo», lo narra una anciana, también sin nombre. De esta forma, a medida que los capítulos se van sucediendo y el lector avanza en su lectura, se teje un análisis intimista de las distintas etapas vitales que nos atraviesan, desde la infancia hasta la vejez, desde la inocencia a la madurez tardía, siempre en línea recta. 

Un compendio de veinte relatos protagonizados por distintas mujeres que tienen algo en común: la violencia que las sacude

Estos relatos de vida están protagonizados y contados por mujeres, algunos de ellos incluso están entrelazados y podemos distinguir algunos nombres y paisajes en sus narraciones. Todas ellas, a pesar de las múltiples y variadas diferencias que las separan —diferencias generacionales, espaciales y temporales—, comparten historias parecidas de violencia, ejercidas generalmente por y hacia ellas mismas. El deseo, el miedo, la incertidumbre, el no saber cómo ni por qué, la inocencia, el autodescubrimiento, crecer, conocerse a sí misma, los recuerdos del pasado, la amistad, el amor adolescente o la liberación son algunos de los temas que marcarán las vidas de estas mujeres que, más allá de la experiencia femenina, parecen no tener nada en común. Con todo, se trata de personajes complejos, llenos de recovecos en los que, debido a la extensión de algunos relatos, no se llega a profundizar y el lector se queda con ganas de unas páginas más que le permitan llegar a conocerlos, saber cómo funcionan, qué les mueve a llevar a cabo ciertas acciones.

Eva Gallud ha conseguido dejar un pedazo de sí misma en cada historia, en la vida de cada una de sus protagonistas, acercándonos a ellas

Gracias a una narrativa poética que atrapa de principio a fin como la de Eva, la construcción de unos personajes en los que una se reconoce fácilmente y la manifestación de los deseos y los miedos que a muchas nos asaltan en algún momento de nuestras vidas, Todo rojo por dentro consigue no solo removernos, también despertarnos algo: un recuerdo que creíamos olvidado, una nostalgia que creíamos apagada o un anhelo que creíamos superado. Asimismo, la elección del relato como género es, a mi parecer, un total acierto para presentar situaciones tan variadas y disímiles como las que aquí se narran; Eva Gallud ha conseguido dejar un pedazo de sí misma en cada historia, en la vida de cada una de sus protagonistas, acercándonos a ellas. Todo rojo por dentro es ese punto intermedio donde la experiencia personal y la experiencia literaria se encuentran y se entrelazan entre sí.

Todo rojo por dentro, de Eva Gallud