martes. 18.06.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Jaime Polo | @lovacaine

George Miller regresa a su icónico universo post-apocalíptico con "Furiosa: A Mad Max Saga" una precuela que explora los orígenes de uno de los personajes más emblemáticos de la franquicia. Desde el primer momento, la película nos sumerge en un paisaje desolador pero visualmente impresionante, donde cada cuadro parece una pintura de un mundo al borde del colapso. La atención al detalle en el diseño de producción, los trajes y los efectos prácticos es simplemente impresionante, inmersión total en este reino distópico.

El guión de "Furiosa" destaca por ser más profundo y matizado que el de su predecesora "Mad Max: Fury Road". Aquí, Miller no solo nos ofrece una serie de secuencias de acción frenéticas, sino que también profundiza en la psique de sus personajes, especialmente en la joven Furiosa, interpretada magistralmente por Anya Taylor-Joy. Con su capacidad para transmitir emociones complejas con sutileza e intensidad, Taylor-Joy captura la atención del espectador, convirtiéndose en una presencia magnética en cada escena. Su interpretación eleva a Furiosa a un nivel de complejidad y humanidad que incluso supera al propio Max, consolidándose como uno de los mejores personajes de la historia del cine mainstream.

La película nos sumerge en un paisaje desolador pero visualmente impresionante, donde cada cuadro parece una pintura de un mundo al borde del colapso

A diferencia de muchos héroes de este género, que a menudo son unidimensionales, Furiosa es profundamente compleja. Su viaje desde el secuestro hasta la lucha por regresar al Green Place está lleno de desafíos que la transforman de víctima a líder. Este arco narrativo muestra una evolución significativa que resuena con la audiencia, proporcionando una experiencia emocional rica y gratificante.

Chris Hemsworth, por su parte, sorprende con su impresionante transformación para interpretar a Warlord Dementus. Hemsworth logra un equilibrio perfecto entre brutalidad y vulnerabilidad, haciendo que su personaje sea tan fascinante como aterrador. Es, sin duda, una de las mayores sorpresas que me llevo tras ver la película.

"Furiosa: A Mad Max Saga" es un triunfo que ofrece un viaje emocionante a través de un mundo enloquecido mientras profundiza en las mentes de sus personajes complejos

Las secuencias de acción en "Furiosa" son una verdadera clase magistral en coreografía y adrenalina. Cada escenario empuja los límites de lo que es visualmente posible en la pantalla, desde persecuciones épicas en el desierto hasta combates cuerpo a cuerpo en vehículos a alta velocidad. Sin embargo, es notable que los efectos no se vean tan pulidos como en "Fury Road". Aunque la película sigue siendo un espectáculo visual, hay momentos en los que los efectos digitales no alcanzan la perfección de su predecesora, lo que puede resultar una ligera decepción para los fans (o tal vez pase desapercibido para ellos).

A pesar de estos pequeños tropiezos, "Furiosa: A Mad Max Saga" es un triunfo que ofrece un viaje emocionante a través de un mundo enloquecido mientras profundiza en las mentes de sus personajes complejos. Ya seas un fanático de la franquicia o un recién llegado al páramo, esta precuela ofrece una experiencia emocionante y emocionalmente resonante, consolidando su lugar como un clásico moderno en el mundo del cine de acción.

'Furiosa': el mejor personaje de la historia del cine mainstream