domingo. 19.05.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Jaime Polo | @lovacaine

Los disparos de las cámaras se camuflan entre las balas como si la imagen fuera la sangre que derraman los cuerpos sin vida en su último carrete por revelar.

En "Civil War", Garland pinta una imagen inquietante del futuro cercano, donde la verdad es un bien precioso en medio del caos de una nación al borde del abismo civil. Garland entrelaza hábilmente la narrativa con la acción, fusionando la cruda realidad de la guerra con la lucha interna de aquellos que buscan contar la verdad, incluso cuando esta se desvanece entre las sombras de la discordia.

Los fotoperiodistas se erigen como testigos silenciosos de la humanidad en su momento más decadente, recordándonos que la verdad puede ser más poderosa que cualquier arma

Los fotógrafos son como soldados de la luz en un campo de batalla oscuro, iluminado por flashes y cegadoras, por tiros y capturas, por objetivo y mirilla. Se enfrentan a la misma violencia que intentan documentar y de la que forman parte. Entre el estruendo de los disparos y el estallido de las bombas, los protagonistas emergen como figuras reconocibles, aunque sus rostros no sean tan icónicos como el del presidente al que sirven. Como dice uno de los soldados a mitad de la película, los bandos no importan; lo que importa es quién tiene el arma y quién no.

Cailee Spaeny es el futuro de la industria, su presencia magnética augura una ascensión similar a la de Timothée Chalamet tras cosechar éxitos como "Priscilla" o su futura aparición en "Alien: Romulus". Su actuación cautivadora añade profundidad a un elenco ya formidable, elevando cada escena en la que aparece.

Entre el estruendo de los disparos y el estallido de las bombas, los protagonistas emergen como figuras reconocibles, aunque sus rostros no sean tan icónicos como el del presidente al que sirven

Garland ha encontrado su espacio; tras años de errores y aciertos, ha forjado un sello autoral que le permite guiarnos a través de un mundo al borde del colapso, donde la línea entre lo mundano y lo trágico se desdibuja hasta fundirse en una única y sombría realidad. En su trayectoria desde "Ex Machina" hasta "Annihilation", "Civil War" se alza como su nueva obra maestra, un testimonio de su habilidad para desafiar y cautivar al público.

En esta película, los fotoperiodistas se erigen como testigos silenciosos de la humanidad en su momento más decadente, recordándonos que la verdad puede ser más poderosa que cualquier arma. Garland nos insta a reflexionar sobre el papel de aquellos que capturan la historia con sus lentes, mientras nos sumerge en un viaje lleno de tensión, angustia y una sensación de urgencia palpable.

'Civil war': un disparo vale más que mil imágenes