jueves. 20.06.2024
Susanna Isern
Susanna Isern

Mónica Grau Setó | @monmislilith

Petra de los Tornados es una joven bruja que habita en el Bosque Olvidado, es valiente e inteligente y no tiene miedo a las situaciones desconocidas. Un día recibe una invitación del famoso Mago Linus, este ha convocado a todas las brujas para buscar a su nueva discípula. Ser su aprendiz es el sueño de cualquier hechicera y cada una debe presentar un hechizo sorprendente. Petra consigue el puesto ganador gracias a su fórmula para la eterna juventud, pero como dice el famoso refrán “no es oro todo lo que reluce” tras esta tentadora propuesta.

Después del éxito del cuento La Bruja que no quería ser Princesa (2020) nos reencontramos de nuevo a la protagonista en otra situación complicada, en la que ella misma descubrirá que no sus expectativas no coinciden con la realidad y de nuevo esta historia romperá con los estereotipos que debería seguir Petra.

Bajo la apariencia de un cuento infantil, va más allá de narrar historias de magia, ayuda a reflexionar como defender los ideales y tener claro quién es cada uno

Bajo la apariencia de un cuento infantil, va más allá de narrar historias de magia, ayuda a reflexionar como defender los ideales y tener claro quién es cada uno, sin ser lo que esperan los demás. Por un lado aplica la psicología del aprendizaje a través de las experiencias vitales de la joven bruja, que la ayudaran a descubrir sus fortalezas y también el aprendizaje observacional para los pequeños lectores, que al leer esta historia y observar lo que les sucede a los personajes, aprenden y razonan cómo y porque se comportan de esta forma.

Este cuento además trata aspectos como la autoestima, el engaño, la tristeza o la frustración, su lectura sin duda favorece a la imaginación y a la comunicación de los pequeños lectores con sus familiares respecto a estos temas.

Su autora Susanna Isern, psicóloga que compagina su trabajo como profesora universitaria y escritora, ya ha publicado más de cien cuentos infantiles desde 2011. Algunos de sus títulos han sido premiados en Estados Unidos y es seguida por millones de pequeños lectores alrededor del mundo, ya que sus obras han sido traducidas en más de treinta idiomas: español, catalán, gallego, euskera, inglés, francés, alemán, italiano, portugués, ruso, árabe, chino…

Nacida en la Seu D’ Urgell (1978), creció rodeada de montañas y naturaleza, y traslada sus historias desde su infancia cuando ya inventaba pequeñas historias en un cuaderno. Uniendo su pasión por los cuentos en su consulta de psicología, decidió utilizar la metodología de los cuentos para conectar con los niños, que al leer juntos se pueda abrir una puerta para trabajar las dificultades.

Las ilustraciones son de David Sierra Listón, con su sello característico de grandes ojos rasgados con pupilas coloridas y narices respingonas en sus personajes. Ilustrador también de la conocida serie infantil Anna Kadabra,junto a un trabajo magnífico junto a Alan Vázquez consiguiendo unas coloridas ilustraciones, donde resaltan los colores azul, celeste y amarillo.

Sin duda rinde un homenaje a tantas mujeres, que en otras épocas no tuvieron la posibilidad de mostrar al mundo sus talentos, que pudieron darse a conocer su sabiduría y vivieron en la sombra, a través del símbolo de la escoba, una herramienta de libertad para una bruja, y el doble sentido para tantas mujeres que sólo podían ejercer de amas de casa y cuidadoras.


Penguin Random House. Editorial Beascoa
Primera Edición marzo 2023
Edad de lectura: de 4 a 8 años

La bruja que no quería una escoba: rompiendo estereotipos