lunes. 04.03.2024
Eskorzo (11)
Fotografía: Andrea Carrasquel.

Pablo D. Santonja | @DatoSantonja

Eskorzo está de gira con su disco “Historias de Amor y otras mierdas”, con un doble concierto en la Sala Mon de Madrid donde anoche se vivió el primero, calentando motores para el último concierto del año de la banda Granadina.  Con ocho álbumes de estudio a sus espaldas dedicaron el último disco para mostrar diferentes aspectos del amor, todo con ritmos pegadizos y letras que invitan a cantarlas a gritos.

Y es que anoche Eskorzo demostró estar en plena forma con unos 90 minutos trepidantes que desde inicio a fin hizo saltar y bailar a todos los presentes. Comenzando con “Zona Caliente”, y “La Pena”, pasando por temas del nuevo disco como “Se tiene que acabar” o “Tu amor me está matando” con temas de siempre al ritmo de “Cumbia Caníbal” o “Suave”.

Lo que es cierto es que con esa mezcla de ritmos fusión jugando con el rock, el ska, la cumbia, consiguieron que el público estuviera a su merced como si de flautistas de Hamelín se tratasen, guiando coreografías, montando círculos y arengando al público para que gritaran y cantaran a pleno pulmón.

Pues si algo tiene Eskorzo es el don de la presencia y el carisma, un magnetismo atrapante que poco a poco hace que caigas en sus redes, con un set-list que no da respiro de principio a fin.

Eskorzo (2) (1)
Fotografía: Andrea Carrasquel.

Si nunca has ido a verlos en directo, debes saber ciertas cosas:

  1. Usa calzado cómodo, vas a querer poder saltar y moverte con soltura.
  2. Ropa holgada y flexible, pues es necesario poder estirar brazos y piernas sin que te tire la pernera.
  3. No te quedes mirando, si ves un pogo o un círculo, acércate un poco y déjate llevar por el ritmo. Total, en el metro te empujan igual y disfrutas menos.
  4. Coge aire, puede que tus caderas no estén tan acostumbradas a tanto quiebro, así que permítete parar y mirar alrededor. Verás que hay un puntito hipnótico.
  5. Hidrátate, todos sabemos que un baile sabe mejor con una bebida fría en la mano.
  6. Entra a cada uno de los juegos que la banda proponga, pues te arrepentirás si no es así.

Y con esto, que mejor manera de terminar el año con la energía y fuerza musical de una banda que hace música real, sin artificios, con un carisma particular que te lleva de la mano por cada nota que tocan, era la banda, y eso al final, se contagia al público.

Eskorzo, crónica de un baile