miércoles. 29.05.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Eva Barceló | @evacreando

Esta publicación de tapa dura de la editorial Cartem recopila los cuatro álbumes que publicó SAF Cómics en un sólo tomo integral de casi 200 páginas; una saga de fantasía –más concretamente del subgénero espada y brujería– muy desvergonzada.

A pesar de tener unos personajes principales semejantes a los que podemos encontrar en El hobbit o en El señor de los anillos el tono de la historia es totalmente diferente. Se trata de una aventura un tanto gamberra basada en la novela El regreso de los Orcos de Michael Peinkofer (2006) en la que acompañaremos a dos hermanos orcos Balbok y Rammar que se convertirán en los héroes de esta historia, contra todo pronóstico. Una historia muy loca, divertida y dibujada de maravilla por el artista danés Peter Snejbjerg que conocemos por anteriores trabajos en DC. 

Como podéis intuir hay un poco de todo: bellas elfas, peleas, tesoros, intrigas, maldiciones, fantasmas, hechiceros... Un clásico de aventuras contado con mucho ritmo y humor.

El arte en que el dibujante danés, Peter Snejberg, dispone de las viñetas en las páginas es genial. Nuestros ojos disfrutan de cada una de las páginas, así como del trato exquisito que da a cada uno de los personajes (que no son pocos como veréis). Lo que sería el primer tomo, se lo toma con un poco más de tiempo para darnos a conocer a los protagonistas principales y a situarnos en este mundo de fantasía, pero enseguida empieza la aventura y la trama te atrapa y te entretiene hasta el final. Snejberg tiene un estilo de dibujo depurado, que nos puede recordar a Toth o Gulacy, sin grises ni medias tintas, donde el blanco y el negro contrastan, pero en su caso, el acabado es menos serio; tiene algo de divertido en las muecas, de caricaturesco que nos recuerda al cuento infantil. 

En cuanto al guion, vamos a seguir las andaduras de estos dos hermanos orcos sin demasiadas luces. Ellos se convertirán en los encargados de salvar al mundo, casi por casualidad, tras ser los únicos supervivientes de una escaramuza entre orcos y gnomos. Su jefe supremo los enviará a la búsqueda de la cabeza del jefe muerto en la batalla. Llevar a cabo esta misión será altamente peligroso y se verán obligados a pactar con Rural, un malvado hechicero que los manipula para conseguir un mapa, un mapa que sólo tiene Alannah, la bella y sexy sacerdotisa élfica. Ella vive muy lejos del mundo de los orcos, en las tierras del hielo, donde pasa los días presa del aburrimiento. Quiere marchar y, gracias a nuestros amigos orcos, aprovechará la oportunidad para vivir una aventura.

En el viaje de ida y vuelta se adentran en las entrañas de las montañas y navegan sobre mares helados, se enfrentan a enanos, un cazarrecompensas de renombre al estilo Conan se une a este pequeño grupo en la aventura de la búsqueda de un antiguo y mapa y un codiciado tesoro escondido en un castillo casi olvidado, atraviesan bosques mágicos donde moran criaturas peligrosas, aparecen espíritus del pasado…

Como podéis intuir hay un poco de todo: bellas elfas, peleas, tesoros, intrigas, maldiciones, fantasmas, hechiceros... Un clásico de aventuras contado con mucho ritmo y humor.

Muy recomendable.


'Ork saga', una divertida obra de espada y brujería