martes. 28.05.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

Vicente I. Sánchez | @Snchez1Godotx

Para cualquier amante de los cómics, la obra del canadiense Jeff Lemire siempre ocupa un lugar destacado en la biblioteca. Su trilogía “Essex County”, publicada entre 2008 y 2009 y adaptada años después para la televisión, es considerada por muchos como una de las mejores novelas canadienses de la década, logrando numerosos premios y distinciones en el camino.

El primer tomo de "Las efímeras" nos deja muy buenas sensaciones y sobre todo con ganas de saber cómo continuará esta historia entre un monstruo y una niña

Es normal que cada título que publica este dibujante sea recibido con el regocijo y optimismo correspondiente. Tal es el caso de su nueva obra, "Las efímeras", que Astiberri Ediciones publica ahora en nuestro país en lo que serán dos cuidados tomos en rústica a color. Nuevamente, este autor canadiense nos sitúa en el condado de Essex para contarnos una historia rural de carácter sobrenatural entre una niña inadaptada y un extraño monstruo con apariencia de insecto.

Sin embargo, describir la historia de "Las efímeras" es complicado, ya que lo verdaderamente interesante de esta obra es el ambiente sobrenatural y fantástico en el que Jeff Lemire sitúa a sus personajes, dotando a la obra de un tono irreal y absurdo casi onírico. Bajo la premisa de una plaga de insectos del agua que cubrirá todos los rincones de un pueblo perdido, el dibujante canadiense construye una fascinante historia de amistad entre una niña marginada y un atracador que comentará un desafortunado y sangriento robo.

A medio camino entre "La Metamorfosis" de Kafka y el clásico relato de "La Bella y la Bestia", "Las efímeras" se aleja de los planteamientos clásicos para mostrar un relato muy interesante de corte expresionista, con unos dibujos tenebristas y oníricos difícilmente catalogables. Con un color oscuro y denso que oscila entre el azul, el rojo y el verde, los personajes de "Las efímeras" son representados con fealdad y se mueven en un mundo lleno de sangre y violencia en el que las oportunidades no abundan. En definitiva, estamos ante una historia negra ambientada en un universo lleno de sueños rotos.

El primer tomo publicado por Astiberri Ediciones deja muy buenas sensaciones y abre las puertas a una historia cuyo desarrollo futuro es difícil de predecir. Puede pasar cualquier cosa y al mismo tiempo que se quede todo como está, lo importante en cualquier caso es el camino. En el interesante epílogo que acompaña el libro en su parte final, Jeff Lemire escribe sobre las desagradables moscas del agua que cubren los pueblos y cómo han estado muy asociadas a su niñez, mencionando que la escena inicial en el supermercado está inspirada en un suceso real en el que el propio autor tuvo que andar sobre un montón de moscas muertas en el suelo. El sonido desagradable de pisarlas fue uno de los motores del nacimiento de esta historia.

En conclusión, el primer tomo de "Las efímeras" nos deja muy buenas sensaciones y sobre todo con ganas de saber cómo continuará esta historia entre un monstruo y una niña.

'Las efímeras': la oscura amistad entre un monstruo y una niña