lunes 21/9/20
PALACIOS REALES

La Ciudad Prohibida de Pekín

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Es un complejo palaciego que fue utilizado durante casi quinientos años, desde la dinastía Ming hasta el final de la dinastía Qing. Fue la residencia oficial de los emperadores de China y su corte, así como centro ceremonial y político del Gobierno chino.

Construido entre los años 1406 y 1420 por orden del emperador Yongle. El complejo actual consta de 980 edificios y ocupa una superficie de 72 ha. El conjunto representa la arquitectura palacial tradicional de China y ha influido en el desarrollo cultural y arquitectónico de Asia central y de otras partes del mundo.

La Ciudad Prohibida fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1987. Además, está considerado por la UNESCO como el mayor conjunto de estructuras antiguas de madera en el mundo.

f18

La Ciudad Prohibida está gestionada por el Museo del Palacio desde el año 1925. Cuenta con una extensa colección de obras de arte y objetos que pertenecieron a las colecciones imperiales de las dinastías Ming y Qing.

Parte de la antigua colección del museo se encuentra hoy en el Museo Nacional del Palacio de Taipéi, pues ambos museos pertenecieron a la misma institución y se dividieron tras la guerra civil china.

La Ciudad Prohibida, como residencia del emperador terrestre, era su contrapartida terrenal. “Jin”, o “Prohibida”, se refería al hecho de que nadie podía entrar o salir del palacio sin el permiso del emperador. “Cheng” significa “ciudad amurallada”.

La Ciudad Prohibida se encuentra situada en la Ciudad Imperial durante la dinastía Yuan que había sido, fundada por los mongoles. Tras el establecimiento de la dinastía Ming, el emperador Hongwu trasladó la capital desde Pekín en el norte a Nanking en el sur, y ordenó que los palacios de los Yuan fueran quemados.

Cuando su hijo Zhu Di se convirtió en el emperador Yongle, volvió a establecer su capital en Pekín y allí comenzó en el año 1406 la construcción de lo que se convertiría en la Ciudad Prohibida.

La construcción duró quince años, requirió la participación de más de un millón de trabajadores y utilizó materiales como troncos enteros de la preciada madera phoebe zhennan procedente de las junglas del suroeste de China, y grandes bloques de mármol extraídos de canteras cercanas a Pekín. Los suelos de los salones principales fueron pavimentados con ladrillos dorados, que fueron especialmente cocidos en hornos de Suzhou.

Desde el año 1420 hasta el año 1644, la Ciudad Prohibida fue la corte de la dinastía Ming, hasta que en abril del año 1644 fue capturada por las fuerzas rebeldes dirigidas por Li Zicheng, que se proclamó emperador de la dinastía Shun.

Este huyó poco después ante los ejércitos combinados del antiguo general Ming, Wu Sangui y las fuerzas manchúes entraron en Pekín. Incendió partes de la Ciudad Prohibida antes de marcharse.

Para octubre del mismo año, los manchúes habían logrado la supremacía en el norte de China y celebraron una ceremonia en la Ciudad Prohibida para proclamar al joven emperador Shunzhi como gobernante de toda China bajo la dinastía Quing.

Los gobernantes Qing cambiaron los nombres de algunos de los principales edificios de la Ciudad, haciendo hincapié en la palabra Armonía en lugar de la palabra Supremacía, y colocaron placas bilingües en chino y manchú.

f17

Durante la II Guerra del opio, en el año 1860, las fuerzas anglo-francesas tomaron el control de la Ciudad Prohibida y la ocuparon hasta el final de la guerra. La emperatriz viuda Cixí huyó de la Ciudad Prohibida en el año 1900 durante el levantamiento de los bóxers, dejándola para que fuera ocupada por fuerzas de los países del tratado hasta el año siguiente.

Después de haber sido el hogar de veinticuatro emperadores, catorce de la dinastía Ming y diez de la dinastía Qing, la Ciudad Prohibida dejó de ser el centro político de China en el año 1912 con la abdicación de Puyi, el último emperador de China.

Se produce un acuerdo con el nuevo gobierno de la República de China, por el cual el emperador Puyi residía en el patio interior, mientras que el exterior fue destinado al uso público, hasta que fue expulsado tras un golpe de estado en el año 1924. Se creó el Museo del Palacio en la Ciudad Prohibida un año después.

La invasión japonesa de China, en el año 1933, obligó a la evacuación de los tesoros nacionales de la Ciudad Prohibida, y aunque parte de la colección fue devuelta al final de la II Guerra Mundial, otra fue evacuada a Taiwán en el año 1947, bajo las órdenes de Chiang kai Shek.

Esta colección relativamente pequeña pero de gran calidad se mantuvo almacenada hasta el año 1965, cuando volvió a ser expuesta al público como el núcleo de Museo Nacional dl Palacio en Taipéi.

Tras el establecimiento de la República Popular China en el año1949, el celo revolucionario provocó, que se hicieran algunos daños a la Ciudad Prohibida. Sin embargo, durante la revolución cultural se impidió una mayor destrucción gracias a que el primer ministro Zhou Enlai dispuso un batallón del ejército para custodiarla.

La Ciudad Prohibida fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1987 por la UNESCO con la denominación de “Palacio Imperial de las dinastías Ming y Qing”, debido a su importante papel en el desarrollo de la cultura y la arquitectura chinas.

f15
Plano de la Ciudad Prohibida. Las etiquetas en rojo identifican con las letras marcadas.

A. Puerta Sur
B. Puerta de la Divina Armonía
C. Puerta Gloriosa del Oeste
D. Puerta Gloriosa del Este
E. Torres
F. Puerta de la Suprema Armonía
G. Salón de la Suprema Armonía 

H. Salón de la Eminencia Militar
J. Salón de la Gloria Literaria
K. Tres Palacios del Sur
L. Palacio de la Pureza Celeste
M. Jardín Imperial
N. Salón del Cultivo Mental
O. Palacio de la Longevidad Tranquila

La Ciudad Prohibida es el mayor complejo palacial superviviente del mundo y cubre 72 ha. Tiene forma de rectángulo, con 961 metros de norte a sur y 753 m de este a oeste, y contiene en la actualidad 980 edificios con 9.999 estancias.

La Ciudad Prohibida fue diseñada para ser el centro de la antigua ciudad amurallada de Pekín y se situada dentro de una zona amurallada mayor, llamada la Ciudad Imperial, que a su vez queda dentro de la Ciudad Interior, que linda por el sur con la Ciudad Exterior.

La Ciudad Prohibida sigue siendo importante en el trazado urbano de la ciudad de Pekín, pues su eje central norte-sur es el eje central de la capital china. Este eje se extiende al sur a través de la Puerta de Tiananmen hasta la plaza del mismo, el centro ceremonial de la República Popular China, y hasta la puerta Yongdingmen. Hacia el norte llega al Parque Jingshan y las torres Gulou y Zhonglou.

Este eje no está exactamente alineado de norte a sur, pues se desvía algo más de dos grados, y los investigadores creen ahora que fue trazado en la dinastía Yuan para alinearse con Xanadú, la otra capital de su imperio.

La Ciudad Prohibida está rodeada por una muralla de 7,9 metros de altura y un canal lleno de agua de seis metros de profundidad por 52 m de ancho. Los muros tienen 8,6 m de ancho en su base y disminuyen hasta 6,6 m en lo alto.

f12 copia

Estos muros servían tanto como murallas defensivas como muros de contención de la Ciudad y fueron construidos con un núcleo de tapial recubierto con tres capas de ladrillos especialmente cocidos por ambas caras y unidos con mortero.

Hay una torre en cada una de sus cuatro esquinas (E), todas coronadas por complejos tejados que presentan setenta y dos pináculos, a imitación de como aparecen representados en las pinturas de la dinastía Song, el Pabellón del Príncipe Teng y el Pabellón de la Grulla Amarilla.

Estas torres son la parte más visible de la Ciudad y son protagonistas de numerosas leyendas. Una de ellas dice que los artesanos no fueron capaces de reconstruir una de las torres tras ser desmantelada para restauraciones durante la dinastía Qing, y solo pudo ser rehecha por la intervención del carpintero inmortal Lu Ban.

La muralla tiene cuatro puertas, una en cada lado de la muralla. La principal es la Puerta del Sur (A), al norte se abre la Puerta de la Divina Armonía (B), frente al Parque Jingshan. Las del este y el oeste se llaman Puerta Gloriosa del Oeste (C) y Puerta Gloriosa del Este (D). Todos estos accesos están cerrados por puertas de dos hojas decoradas con filas de nueve por nueve clavos dorados, a excepción de la puerta del este, que solo cuenta con ocho filas de clavos.

El acceso meridional, el principal, está flanqueado por dos alas que se adelantan cerrando tres lados de la plaza cuadrangular, la Plaza Wumen, que se abre ante ella. El acceso tiene cinco puertas, la central de las cuales es parte de la Vía Imperial, un camino empedrado que forma el eje central de la Ciudad Prohibida y de la propia Pekín, y lleva desde la Puerta de China en el sur a Jingshan en el norte. 

Solo el emperador podía caminar o cabalgar por la Vía Imperial, con la excepción de la emperatriz en el día de su boda y de los estudiantes de éxito en el día de su Examen Imperial.

Tradicionalmente, la Ciudad Prohibida se divide en dos zonas: el Patio Exterior o Patio Frontal, que incluyen las secciones meridionales y fue usado para propósitos ceremoniales; el Patio Interior o Palacio Trasero alberga las secciones más al norte y fue la residencia del emperador y su familia, y el lugar de los asuntos diarios de estado.

f11

Una línea roja marca en el mapa anterior la división aproximada entre estas dos zonas. Asimismo, la Ciudad Prohibida se trazó con tres ejes verticales, el más importante de los cuales es el norte-sur, donde se hallan los edificios más importantes.

Entrando por la Puerta del Sur nos encontramos con una gran plaza atravesada por el Río de Agua Dorada, que cuenta con cinco puentes. Al fondo de la plaza se abre la Puerta de la Armonía Suprema (F), tras la que se yergue el Salón de la Armonía Suprema.

Unas terrazas de mármol blanco de tres niveles se elevan desde la plaza, y en su parte superior hay tres edificios, el centro del complejo palacial: de sur a norte, el Salón de la Armonía Suprema, el Salón de la Armonía Central y el Salón de la Preservación de la Armonía. 

El Salón de la Armonía Suprema (G) es el de mayores dimensiones, pues alcanza una altura de treinta metros sobre el nivel de la plaza que lo rodea, además de ser el centro ceremonial del poder imperial y la estructura de madera más grande de toda China.

Tiene nueve crujías de ancho y cinco pisos de altura, los números nueve y cinco que están simbólicamente conectados a la majestad del emperador. Inserto en una celda en el centro del salón se encuentra un trono de recargada decoración con un dragón en espiral de cuyas fauces nacen unas bolas de metal a modo de candelabro.

El emperador tenía en la dinastía Ming aquí su corte para tratar los asuntos de Estado, aunque durante la dinastía Qing, cuando se celebraban más reuniones de Estado, su localización se trasladó a un lugar menos ceremonioso y el Salón de la Armonía Suprema quedó reservado para propósitos más solemnes como coronaciones, investiduras y bodas imperiales.

El Salón de la Armonía Central es más pequeño, de planta cuadrada, y era usado por el emperador para preparar las ceremonias y descansar antes y durante su realización. Tras él, en el Salón de la Preservación de la Armonía se ensayaban ceremonias y también era el lugar de la etapa final del Examen Imperial. Los tres salones cuentan con tronos imperiales, aunque el mayor y más elaborado de todos es el del Salón de la Armonía Suprema.

f10

En el centro de las rampas que conducen a las terrazas de los lados norte y sur existen rampas ceremoniales, parte de la Vía Imperial, decoradas con recargados y simbólicos bajorrelieves. La rampa norte, tras el Salón de la Preservación de la Armonía, está tallada en una sola pieza de piedra de 16,5 metros de largo, 3 m de ancho, 1,7 m de grosor y doscientas toneladas de peso, lo que la convierte en la mayor talla de toda China.

La rampa sur, frente al Salón de la Armonía Suprema, es todavía más larga pero está compuesta de dos losas de piedra cuya unión está ingeniosamente disimulada con los bajorrelieves, algo que se descubrió en el siglo XX cuando el deterioro secular hizo más visible su juntura.

Hacia el suroeste y el sureste del Patio Exterior están los salones de la Eminencia Militar (H) y de la Gloria Literaria (J). El primero fue utilizado en varias ocasiones por el emperador para recibir a sus ministros y celebrar cortes, y más tarde empleado para albergar la propia imprenta del palacio.

El segundo estuvo reservado para lecturas ceremoniales de los reputados eruditos confucionistas y en períodos posteriores fue la oficina de la Gran Secretaría. Aquí también se almacenó una copia del Siku Quanshu, la mayor colección de libros de la historia china. Al noreste se hallan los Tres Palacios del Sur (K), residencia del príncipe heredero.

El Patio Interior está separado del Exterior por una plaza rectangular trazada de manera perpendicular al eje principal de la Ciudad Prohibida. Era el hogar del emperador y su familia, y en la dinastía Qing los emperadores vivieron y trabajaron allí en exclusiva, dejando el Patio Exterior únicamente para propósitos ceremoniales.

Hay otro conjunto de tres salones (L) en el centro del patio interior. Desde el sur, son el Palacio de la Pureza Celestial el Salón de la Unión y el Palacio de la Tranquilidad Terrenal. Más pequeños que los salones del Patio Exterior, fueron la residencia oficial del emperador y la emperatriz. El emperador, en representación del Yang y los Cielos, ocupaba el Palacio de la Pureza Celestial.

La emperatriz, que representaba el Yin y la Tierra, residía en el Palacio de la Tranquilidad Terrenal. Entre ellos se encontraba el Salón de la Unión, donde el Yin y el Yang se mezclan para producir armonía.

f9

El Palacio de la Pureza Celestial es un edificio con dos aleros construido sobre una terraza de mármol de un solo nivel y está conectado con la Puerta de la Pureza Celestial hacia el sur por una pasarela elevada. 

Fue la residencia del emperador en la dinastía Ming, pero a partir del emperador Yongzheng de la dinastía Qing, el soberano residió en el más pequeño Salón del Cultivo Mental, situado al oeste, por respeto a la memoria del emperador Kangxi. El Palacio de la Pureza Celestial, que cuenta con un trono fijado al techo y decorado con otro dragón en espiral, se convirtió más tarde en el salón de audiencias del emperador. Sobre el trono pende un cartel que reza “Justicia y Honor”.

El Palacio de la Tranquilidad Terrenal es un edificio cubierto con dos aleros, con nueve crujías de ancho y tres pisos de altura. Durante la dinastía Ming fue la residencia de la emperatriz, mientras que en la dinastía Qing una gran parte del palacio fue convertido para el culto chamanista por los nuevos gobernantes manchúes.

Desde el reinado del emperador Yongzheng la emperatriz se mudó al Palacio, aunque dos habitaciones del Palacio de la Tranquilidad Terrenal se mantuvieron para ser usados en la noche de bodas del emperador.

Entre estos dos palacios está el Salón de la Unión, de planta cuadrada y cubierta piramidal. Aquí están almacenados los veinticinco Sellos Imperiales de la Dinastía Qing, así como otros objetos ceremoniales. Detrás de estas tres salas se encuentra el Jardín Imperial (M).

Relativamente pequeño y de diseño compacto, este jardín, sin embargo, contiene diversas muestras de elaborado paisajismo. Al norte del jardín está la Puerta de la Divina Armonía, la puerta norte del palacio. Distribuidas al este y al oeste de las tres salas principales hay una serie de patios secundarios y palacios menores donde vivían los hijos y concubinas del emperador.

f8

Directamente hacia el oeste encontramos el Salón del Cultivo Mental (N), que originalmente era un palacio menor pero se convirtió de facto en residencia y oficina del emperador desde Yongzheng. Las emperatrices viudas en las últimas décadas de la dinastía Qing, incluida Cixí, celebraban cortes en la zona este del salón. Situadas alrededor del Salón del Cultivo Mental se encuentran las oficinas del Gran Consejo y otros organismos clave del gobierno.

La sección noreste del Patio Interior está ocupada por el Palacio de la Longevidad Tranquila (O), un complejo construido por el emperador Qianlong en previsión de su jubilación. Refleja la actualización de la Ciudad Prohibida y cuenta con un patio interior y otro exterior, así como jardines y templos. La entrada al Palacio de la Longevidad Tranquila está marcada por un gran muro de azulejos, que representa a nueve dragones. 

La religión era una parte importante de la vida de la corte imperial. En la dinastía Qing el Palacio de la Tranquilidad Terrenal se convirtió en un lugar para las ceremonias chamanistas manchúes. Al mismo tiempo, la religión nativa taoista china siguió teniendo un papel importante a lo largo de las dinastías Ming y Qing, y para su culto había dos templos taoístas, uno en el jardín imperial y otro en la zona central del patio interior. 

Otra religión importante en el palacio de la dinastía Qing fue el budismo. Se crearon varios templos y santuarios en el patio interior, entre ellos el del budismo o lamaísmo.

La iconografía budista proliferó en la decoración interior de muchos edificios, de lo que es buena muestra el Pabellón de la Lluvia de Flores, pues contiene numerosas estatuas budistas, iconos y mándalas distribuidos de acuerdo a propósitos rituales.

La Ciudad Prohibida está rodeada en tres de sus lados por jardines imperiales. Al norte se encuentra el Parque Jingshan, que es una colina artificial creada con la tierra extraída del foso y los lagos cercanos. Al oeste se encuentra Zhongnanhau, que es un antiguo jardín en torno a dos lagos conectados. Hacia el noroeste linda el Parque Beihai, un lugar muy popular entre los pekineses situado en el centro del mismo y comunicado con los dos del sur.

f6

Hay dos importantes santuarios en el sur de la Ciudad Prohibida, el Santuario Imperial de la Familia y el Santuario Imperial de Estado, donde el emperador podía venerar los espíritus de sus ancestros y el espíritu de la nación, respectivamente. 

Aunque el desarrollo urbano está ahora estrictamente controlado en los alrededores de la Ciudad Prohibida, durante el pasado siglo las incontroladas demoliciones y reconstrucciones, a veces políticamente motivadas, han cambiado el carácter de las áreas que rodean el conjunto palacial.

f5Desde el año 2000, el gobierno municipal de Pekín ha trabajado para evitar que las instituciones gubernamentales y militares ocupen algunos edificios históricos, y ha establecido un parque alrededor de las restantes partes de la muralla de la Ciudad Imperial. 

Una ordenanza relativa a la altura de los edificios y las restricciones en la ordenación urbana fue renovada, en el año 2004, para establecer el área de la Ciudad Imperial y del norte de la Ciudad como una zona de aislamiento para la Ciudad Prohibida.

El diseño de la Ciudad Prohibida, desde su plan general al más pequeño detalle, fue meticulosamente ideado para reflejar principios filosóficos y religiosos, y sobre todo como símbolo de la majestad del poder imperial. Algunos ejemplos notables de diseño simbólico son:

  • El amarillo es el color del emperador. Casi todos los tejados de la Ciudad Prohibida tienen tejas vidriadas de color amarillo, y solo hay dos excepciones: la biblioteca en el Pabellón de la Profundidad Literaria, que tiene tejas negras porque ese color se asocia con el agua y por tanto previenen incendios, y las residencias del príncipe heredero, que cuentan con tejas verdes porque ese color se asocia con la madera y, por tanto, con el crecimiento.
  • Los salones principales de los patios interior y exterior están todos dispuestos en grupos de tres, la forma del trigrama Qian que representa el Cielo. Por otro lado, las residencias del patio interior están agrupadas de seis en seis, la forma del trigrama Kub, que representa la Tierra.
  • Las cresterías de los tejados están decoradas con líneas de estatuas lideradas por un hombre que cabalga un ave fenix y es seguido por un dragón imperial. El número de estas estatuas representa el estatus del edificio, pues un edificio secundario tiene tres o cinco. El Salón de la Armonía Suprema tiene diez, el único edificio de todo el país al que se permitía esto en tiempos imperiales. Como resultado, su décima estatua, llamada Hangshi o décima, es también única en la Ciudad Prohibida.
  • El diseño de edificios respeta las antiguas costumbres establecidas en el Clásico de los Ritos, por lo que los templos ancestrales están frente al palacio, las zonas de almacenamiento en la parte frontal del complejo y las zonas residenciales en la parte trasera.

f4

LAS COLECCIONES DE ARTE DE LA CIUDAD PROHIBIDA

Las colecciones del Museo del Palacio se basan en la colección imperial Qing. De acuerdo con los resultados de una auditoría del año 1925, la Ciudad Prohibida almacenaba 1,17 millones de objetos. Además, las bibliotecas imperiales albergaban una de las mayores colecciones de libros antiguos y documentos varios de todo el país, incluidos papeles de los gobiernos de las dinastías Ming y Qing.

Desde el año 1933, la amenaza de la invasión japonesa obligó a la evacuación de las partes más importantes de la colección del Museo. Tras el final de la II Guerra Mundial en el año 1945, esta colección fue devuelta a Nankín, pero con la victoria de los comunistas en la posterior guerra civil china en el año1949, el gobierno nacionalista decidió enviar una selección de esta colección a la isla de Taiwán.

De las 13.427 cajas de objetos evacuadas, 2.972 se encuentran en la actualidad en el Museo Nacional del Palacio en Taipéi. Casi diez mil cajas fueron devueltas a Pekín, pero 2.221 continúan hoy almacenadas en el Museo de Nankín. Después del año 1949, el Museo llevó a cabo una nueva auditoría, así como una búsqueda exhaustiva en la Ciudad Prohibida, descubriendo un número importante de objetos. 

En la actualidad, el Museo del Palacio tiene más de un millón de obras de arte únicas y de incalculable valor en su colección permanente, entre las que se incluyen pinturas, cerámicas, inscripciones, objetos de bronce o documentos de la corte.

Cerámica

El Museo del Palacio tiene 340.000 piezas de cerámica y porcelana, entre las que se incluyen las colecciones imperiales de la dinastía Tang y de la dinastía Song, así como piezas encargadas por el palacio y, a veces, por el emperador personalmente. El Museo del Palacio tiene también alrededor de 320.000 piezas de porcelana de la colección imperial. El resto está casi todo almacenado en el Museo Nacional del Palacio en Taipéi y el Museo de Nankín.

Pinturas

El Museo del Palacio tiene cerca de 50.000 pinturas. De estas, más de cuatrocientas datan de antes de la dinastía Yuan del año 1271 al año 1368, lo que la convierte en la colección más grande de este tipo en China. Se basa en la colección del palacio de las dinastías Ming y Qing.

El interés personal de emperadores como Qianlong, llevó a que el palacio atesorara una de las más importantes colecciones de pintura de la historia china. Sin embargo, una parte importante se perdió con los años. Tras su abdicación, Puyi sacó muchas pinturas del palacio, que se perdieron o destruyeron.

Objetos de bronce

La colección de bronces del Museo del Palacio se remonta a la temprana dinastía Shang. De las cerca de 10.000 piezas que la componen, 1.600 están datadas como anteriores a periodo Qing en el año 221 a. C. Una parte importante de esta colección son objetos ceremoniales de bronce de la corte imperial.

Relojes

El Museo del Palacio tiene una de las mayores colecciones de relojes mecánicos de los siglos XVIII y XIX existentes en el mundo, con más de mil piezas, tanto chinas como realizadas en el extranjero.

Jade

El jade tiene un lugar único en la cultura china. La colección del museo, en su mayoría procedente de la colección imperial, incluye unas 30.000 piezas. La colección de obras anteriores a la dinastía Yuan incluye varias piezas de fama mundial y objetos procedentes de recientes excavaciones arqueológicas. Los más antiguos datan del período Neolítico, mientras que los de las dinastías Ming y Qing eran de uso palaciego, en algunos casos tributos llegados de todo el imperio y de más allá.

Objetos de palacio

Además de obras de arte, una gran parte de la colección del museo se compone de piezas de la corte imperial, lo que incluye elementos utilizados por la familia imperial y el palacio en la vida diaria, así como diversos objetos ceremoniales y burocráticos importantes para la administración del gobierno. Esta amplia colección ilustra la vida cotidiana y los protocolos ceremoniales de la época imperial.

Las concubinas de la Ciudad prohibida

Los gobernantes y miembros de la élite de la sociedad tenían esposas y, también, concubinas en muchas culturas antiguas y tradiciones religiosas. Las concubinas normalmente cumplían un propósito doble: aumentar el prestigio de un hombre a través de su capacidad de criar niños y, por supuesto, oportunidades ilimitadas de satisfacer sus deseos sexuales.

La mayoría de las personas asocia las concubinas con la antigua China, donde los emperadores eran conocidos por tener miles de concubinas. La práctica de tener una concubina se remonta miles de años, hasta las civilizaciones de las antiguas Mesopotamia y Babilonia, donde los miembros de la élite tenían concubinas, muchas de las cuales, además, eran sus esclavas.

Sin embargo, la primera esposa conservaba siempre un lugar prioritario en la familia. 

En la antigua China, el concubinato era una práctica compleja en la que las concubinas eran clasificadas según su nivel de favor con el emperador. Las situaciones de las concubinas variaban entre pseudoesposas bien tratadas y prostitutas maltratadas.

f3
Título de Consorte de las concubinas de la Dinastía Qing

Una concubina podía mejorar su situación criando un heredero, aunque sus hijos serían inferiores a los hijos legítimos y podía avanzar en la escala social según el favor del gobernante.

La consorte y concubina Wu, que era la favorita del Emperador de China Zuanzong, conocida por su belleza, llegó hasta el nivel más alto que podía conseguir una concubina. Después de que la esposa del Emperador murió en el año 724 a.C., Wu fue tratada como una Emperatriz por todos los sirvientes que vivían en el palacio. Sin embargo, otras no tuvieron tanta suerte. Si una concubina no conseguía tener hijos, su vida se convertía a menudo menos agradable.

Los Emperadores chinos tenían concubinas en la Ciudad Prohibida y durante la dinastía Qing había alrededor de 20.000 de ellas. Las concubinas imperiales fueron vigiladas por un número igualmente despropositado de eunucos, que eran hombres castrados para asegurarse de que no podían quedarse embarazadas por nadie, excepto por el Emperador.

Era muy frecuente en algunas culturas que en las familias más pobres se presentaban a las hijas a un gobernante, para ser elegidas como concubinas. Esto sirvió el doble propósito de deshacerse de una boca que alimentar, así como dar a la hija una vida de comodidades, privilegio y protección.

Vida cotidiana de una concubina en la Ciudad Prohibida

La jerarquía interna era firme e inflexible y los consortes guardaban ferozmente su nivel no oficial y hacían prácticamente de todo para avanzar. Los celos y las disputas entre concubinas eran descontrolados y aseguraban una vida diaria lejos de una vida de ocio agradable. Pasar una noche con el Emperador era difícil de conseguir debido al alto número de consortes disponibles, así que las concubinas competían con vehemencia.

Además, durante el servicio en el palacio, a ninguna concubina se permitía comunicarse con el mundo exterior, ni en persona ni por correo. Esta prohibición llegó a no permitir, que un médico entrara en el palacio para visitar una concubina enferma. Su enfermedad venía descrita y las prescripciones adquiridas y administradas según los consejos.

Había algunas situaciones en las que una concubina podía salir del palacio. Al igual que el emperador podía recibir a una consorte como un regalo de un gobernante extranjero, así el emperador podía elegir presentar una de sus concubinas como regalo. A alguna consorte se le permitió regresar a sus familias con una pensión adecuada, después de muchos años de servicio.

f2

El período mínimo para servir se fijó en cinco años por el Emperador Hongwu en el año 1389. Las consortes jubiladas eran libres de llevar una vida normal, incluyendo el matrimonio y la creación de una familia. Muchas consortes demasiado viejas para ser más útiles en el palacio imperial, optaron por convertirse en empleadas en el palacio o para llevar una vida de monja.

Una de las partes menos fascinantes del concubinato era el hecho de que las consortes eran consideradas propiedad personal del gobernante. Eran suyas, hasta irse con él en la “vida eterna”. 

Encontramos los restos de mujeres de edad similar o ligeramente inferior en muchas tumbas de nobles, enterradas cerca de un hombre, fuerte indicador de concubinato. Las consortes imperiales venían ejecutadas por los eunucos del palacio u optaban por suicidarse, normalmente ahorcándose con un pañuelo de seda o tomando veneno.

Las concubinas a menudo venían inmoladas y enterradas en tumbas separadas cerca del difunto Emperador en la primera parte de la dinastía Ming. En pocos casos, las consortes fueron enterradas vivas en posición vertical, a la espera de la llegada del emperador en el más allá.

Como última consorte imperial de China, Li Yuqin fue esclava desde la edad de quince años. Esto pasó en el año 1943. Los consejeros del emperador decidieron que él necesitaba una nueva consorte, y lo invitaron a elegirla de unas fotografías de colegiales locales. Eligió a ella, Li Yuqin, que fue sacada de su casa, donde le contaron que iba al palacio para aprender y estudiar.

f1

La joven no se dio cuenta de lo que le esperaba. Li Yuqin dijo “Dado que pensé que iba allí a estudiar, cogí mi mochila. Yo era muy inocente entonces, pensando que hubiera podido irme si no me gustaba. En realidad fue absolutamente imposible escapar”.

Li siguió siendo benevolente en su juicio de Pu Yi, y fue finalmente liberada de su prisión en el año 1959, para ser enviada a trabajar en el jardín botánico de Pekín hasta que Pu Yi murió de cáncer, sin hijos, en el año 1967.

El emperador Pu Yi tiene muchos aspectos diferentes, era tímido, desconfiado, irritable... pero como ser humano él también pasó dolor y sufrimiento, mucho más pesados que la gente común", dijo. Li Yuqin fue la última consorte del último Emperador de China.


Conoce todos los 'Palacios Reales'

La Ciudad Prohibida de Pekín
Comentarios