jueves. 25.04.2024
road_house_fotograma

Vanessa De Paula | @vanessadipaula

Road House es el remake de la película de 1989 protagonizada por Patrick Swayze, que ha alcanzado un estatus de culto desde su lanzamiento, gracias a su mezcla única de acción, drama y elementos de crímenes urbanos. Dirigida por Doug Liman, conocido por sus trabajos en películas como: “Al filo del mañana”,Sr. Y Sra Smith” y “El caso Bourne”. Protagonizada por Jake Gyllenhaal (Brokeback Mountain, Animales Nocturnos, entre otros), con la participación del ex luchador profesional de UFC (Ultimate Fighting Champion) Conor McGregor.

La película se sumerge en el mundo de los bares de carretera y sus conflictos, ofreciendo una experiencia cinematográfica de acción entretenida. Jake Gyllenhaal interpreta a Elwood Dalton, un luchador de la UFC que, atormentado por sucesos de su pasado, acepta un trabajo de portero en un bar en los Cayos de Florida. Sin embargo, pronto se da cuenta de que el bar no es solo un local de mala fama, sino el objetivo de la mafia que busca apoderarse de él para construir un resort de lujo. En definitiva, no solo tendrá que enfrentarse a unos cuantos borrachos problemáticos, sino también a los matones enviados por la mafia, incluido el personaje interpretado por Conor McGregor, en su debut como actor, como un matón desequilibrado, “aka” el malo de la película. Lo que no difiere mucho de su vida real, al tener un largo historial de conflictos con la ley.

road_house_cartel

El elenco se completa con otras figuras como Jessica Williams (Animales fantásticos y Súper Empollonas) como Frankie la dueña del bar. Daniela Melchior (The Suicide Squad y Guardianes de la Galaxia vol. 3) como Ellie, Billy Magnussen ( 007 Sin tiempo para morir y Lift un robo de primera clase) como Ben Brandt y nos sorprende la aparición del cantante Post Malone, entre otros que completan el reparto. Jake Gyllenhaal se diferencia de Patrick Swayze con una interpretación que incluye más humor irónico y un tono más tranquilo, incluso entabla amistad con un librero y su hija, personajes con clara intención de diversidad racial. El remake mejora ligeramente la película original, al eliminar la sexualización femenina y ofrecer una mezcla de acción, violencia desmesurada, humor, cocodrilos, explosiones y peleas de bar. Sin embargo, carece de tensión y el desarrollo de los personajes, a pesar de los intentos de introducir unos cuantos secretos para ofrecer algunos giros a la trama. Destaca la interpretación de Billy Magnussen. En definitiva, la nostalgia vende y la película no tiene intención de ganar premios, si no de entretener a su público. Con un final que deja a entender que podrá haber una secuela. Road House recién estrenada en marzo, sin pasar por las salas de cine, ya está disponible en Amazon Prime, con una duración aproximadamente 2 horas.

'Road House', de profesión duro | La nostalgia de los remakes