lunes. 04.03.2024
El quinto mandamiento (1)

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Jaime Polo | @lovacaine

"El quinto mandamiento", la última propuesta de Filmin que se estrenará el 13 de febrero, ahonda en el escalofriante relato real que mantuvo en vilo al pintoresco pueblo de Maids Moreton, Buckinghamshire. En su núcleo yace el trágico ocaso de Peter Farquhar, un respetado educador, y su devota vecina Ann Moore-Martin. La narrativa desenmaraña la siniestra vida de Ben Field, una figura manipuladora que explotó las vulnerabilidades de sus vecinos desprevenidos, culminando en sus muertes prematuras y la revelación de sus crímenes atroces.

Esta producción, conocida originalmente como "The Sixth Commandment" en la BBC, se distingue como una representación envolvente de eventos reales, meticulosamente elaborada a lo largo de cuatro episodios. Liderada por el incomparable Timothy Spall, cuya interpretación de Peter Farquhar es simplemente cautivadora, la serie navega por las complejidades de la fragilidad humana y la naturaleza insidiosa de la manipulación con una intensidad inquebrantable.

Bajo la dirección magistral de Sarah Phelps y Saul Dibb, "El Quinto Mandamiento" juega con los tópicos del ámbito de los dramas televisivos convencionales para alejarse lo máximo posible, adentrándose en las profundidades de la depravación humana y la resistencia perdurable del espíritu humano. Phelps, reconocida por su hábil narrativa en "A Very British Scandal" y sus adaptaciones magistrales de las obras de Agatha Christie, ofrece una narrativa matizada que resuena mucho después de que los créditos hayan terminado.

El quinto mandamiento

Mientras el público es testigo del desgarrador viaje de Peter, retratado con emotividad por Spall, la serie confronta temas de fe, soledad y la fragilidad de la inocencia frente a la malevolencia. La interpretación de Spall como Peter, un hombre dividido entre sus convicciones y sus deseos reprimidos, encapsula la esencia de la vulnerabilidad con autenticidad cruda, invitando a los espectadores a empatizar con su situación.

En el lado opuesto, Éanna Hardwicke encarna el papel de Ben Field con una precisión escalofriante, infundiendo al personaje con un sentido palpable de amenaza e intriga. La interpretación de Hardwicke es un testimonio de su versatilidad como actor, capturando los matices sutiles de un depredador disfrazado bajo un barniz de encanto y manipulación.

Un drama policial atípico testimonio de la resistencia del espíritu frente a la adversidad inimaginable. “El Quinto mandamiento” es una exploración sobre las profundidades de la depravación que acechan dentro de los individuos aparentemente ordinarios y de hasta dónde son capaces de llegar.  Mientras los espectadores se embarcan en este viaje envolvente, se les recuerda el poder perdurable de la narración para iluminar los rincones más oscuros del alma e inspirar esperanza en medio de la desesperación.

'El quinto mandamiento': el escándalo que sacudió a una comunidad devota