jueves. 25.04.2024
dune_part_two

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

James Fernández Cardozo |

Un mesías es definido como un sujeto real o imaginario en cuyo advenimiento hay puesta una confianza inmotivada o desmedida. La expresión proviene del latín Messias y este del hebreo mesiah, que significa ungido. En el judaísmo es El Salvador y rey descendiente de David, prometido por los profetas al pueblo hebreo. En el cristianismo es el redentor enviado por Dios para salvar a la humanidad.

La trama de Dune: Parte Dos se centra en la configuración de un mesías, en este caso, Paul Atreides. A través de profecías, se espera su llegada y se le somete a numerosas pruebas cada vez más desafiantes, con el objetivo final de liberar y dar sentido de vida a su pueblo.

El fascinante universo cinematográfico de Dune: Parte Dos se despliega bajo el modelo del viaje mítico del héroe, una estructura narrativa arraigada en el inconsciente colectivo, en que un personaje heroico acomete una partida, un viaje, con la competencia y motivación para llevar a cabo grandes proezas y al regresar transmitirnos valiosas lecciones de vida, especialmente sobre la valentía y la humildad.

En esta segunda entrega de Dune, se pueden identificar los elementos necesarios para la construcción discursiva de un mesías.

En primer lugar, se presenta un conflicto de poder. El entorno en el que nace un mesías suele estar marcado por un conflicto axiológico que necesita ser superado. En Dune: Parte Dos, el centro del conflicto radica en la lucha entre el poder opresivo representado por el Imperio y la Casa Harkonnen, y los valores de libertad, justicia y empoderamiento encarnados por el pueblo Fremen y sus movimientos de resistencia.

El control del codiciado recurso de la especia en el árido planeta Arrakis, donde la escasez de agua es una constante preocupación, desencadena conflictos y batallas. Paul, como mesías, está llamado a liberar a su comunidad de esta opresión.

Además, la llegada de un mesías está precedida por una profecía que promete liberación y prosperidad para una comunidad. En el caso de Dune: Parte Dos, la profecía habla de un hijo y una madre que traerán prosperidad a Arrakis. La princesa Irulan Corrino escribe en secreto que Paul Atreides podría estar vivo, mientras que su padre, el emperador Shaddam IV, se desanima después de promover la caída de la Casa Atreides.

A medida que la historia avanza, la profecía se va confirmando progresivamente tanto en el plano cognitivo como en el pragmático. Se presentan señales iniciales, como superar pruebas vitales para la supervivencia. Durante su viaje hacia Sietch Tabr en Arrakis, Paul y Lady Jessica, junto con las tropas Fremen lideradas por Stilgar, logran superar una emboscada de los Harkonnen.

Otra prueba crucial ocurre cuando Jessica, informada por Stilgar de que su Reverenda Madre está muriendo, decide reemplazarla ingiriendo el "agua de vida", un veneno fatal para los no entrenados. Al transmutar el veneno, no solo sobrevive, sino que también hereda los recuerdos de sus antepasadas femeninas.

Sin embargo, la construcción discursiva de un mesías enfrenta inicialmente disputas y cuestionamientos por parte de algunos sectores de la comunidad. Esto requiere un trabajo ideológico de refuerzo para convencer a la comunidad de que el héroe es, de hecho, el mesías. Se utilizan diversas estrategias discursivas, como demostrar a través de las pruebas superadas que el héroe está destinado a ser el salvador.

Un elemento crucial en la construcción de un mesías es la presencia de una visión guiadora. El mesías debe tener una comprensión omnisciente del pasado y del futuro. En contra de los deseos de Chani, Paul consume el "Agua de vida", lo que lo sume en un coma. Sin embargo, Chani logra despertarlo, y a partir de ese momento, Paul adquiere una visión más clara del pasado y del futuro. Además, tiene una visión reveladora en la que descubre que el Barón Harkonnen es su abuelo materno y se encuentra con la presencia de Alia.

dune_part_two_cartel

La valentía y la humildad son valores axiológicos fundamentales asociados tanto al mesías como al héroe. Paul y Jessica demuestran valentía al enfrentarse a emboscadas y ataques de las tropas Harkonnen mientras se encuentran en el SietchTabr. A pesar de su poder y posición como mesías, Paul mantiene la humildad al enfrentar los desafíos y reconocer la importancia de su misión para liberar a su pueblo.

La estructura narrativa que nos presenta Dune: parte dos, tiene convergencias con las etapas del modelo del viaje mítico heroico, en el que en primer lugar se presenta un llamado a la aventura, cuando el protagonista, Paul Atreides, es convocado a un destino mayor y se le presenta la oportunidad de embarcarse en una misión épica. En este caso, su llamado es asumir su papel como líder y mesías de los Fremen en su lucha por liberar Arrakis.

A continuación, el héroe Paul Atreides se encuentra con mentores que lo guían y le brindan sabiduría y habilidades especiales. Estos mentores son representados por personajes como su madre, Lady Jessica, o el líder Fremen, Stilgar.

Seguidamente el héroe cruza un umbral, lo que ocurre cuando Paul Atreides decide aceptar su llamado y abandona su vida anterior para embarcarse en su aventura. Viaja a Arrakis y se sumerge en el mundo de los Fremen, dejando atrás su vida como noble.

El tránsito del héroe prosigue con la superación de una serie de pruebas y desafíos que ponen a prueba su valentía, habilidades y determinación. Paul Atreides supera varias pruebas durante su viaje en Arrakis. En primer lugar, debe superar la emboscada Harkonnen y las sospechas de los Fremen en el Sietch Tabr, demostrando su lealtad y ganándose su confianza. Luego, Paul se somete a la prueba de beber el "Agua de vida" y sobrevive a la transmutación, heredando los recuerdos de sus antepasadas femeninas. Además, debe aprender el idioma y las costumbres Fremen, montar en un gusano de arena y convertirse en un luchador Fedaykin. Estas pruebas demuestran su capacidad de adaptación y transformación.

Los héroes experimentan un encuentro con deidades o experiencias trascendentales que profundizan su comprensión y conexión con su propósito y poderes especiales. Estas experiencias de Paul incluyeron las conversaciones con su hija no nacida y la adquisición de los recuerdos ancestrales a través del "agua de vida".

En el clímax de la historia los héroes experimentan una etapa de crisis y de resurrección, en la que temporalmente enfrentan una situación desesperada antes de encontrar la manera de resurgir y superar sus desafíos.

En la última etapa del modelo del viaje mítico los héroes ejecutan un retorno triunfal, después de superar todas las pruebas y desafíos. Paul regresa transformado y triunfante, y utiliza su liderazgo y poderes especiales para derrotar a sus enemigos y establecer un nuevo orden en Arrakis.

Esta película nos sumerge en un viaje épico donde presenciamos la transformación del héroe en el salvador de su comunidad. A través de esta historia, se nos transmiten valiosas lecciones sobre la valentía y la humildad, destacando la lucha incansable de aquellos que buscan liberar a sus pueblos. Sin embargo, es importante destacar que esta lucha debe estar guiada por el supremo valor del bienestar de la comunidad, buscando la concordia entre los pueblos y la paz mundial.

Es crucial reflexionar sobre el mesianismo presente en diversas partes del mundo, el cual, lamentablemente, ha desviado su propósito original. En lugar de promover la armonía y la prosperidad, algunas manifestaciones de mesianismo han generado conflictos y divisiones.

Es fundamental reconocer que el verdadero sentido de liderazgo y salvación radica en trabajar por el bien común, promoviendo la unión, la armonía y la paz.

James Fernández Cardozo / PhD Análisis del Discurso

La construcción del Mesías en 'Dune'. (Parte II)