jueves 9/12/21
ENTREVISTA

Alessandro Niccoli: “Escribir es como caminar o correr por el bosque, me da aire y nuevos descubrimientos”

El más reciente libro de Alessandro Niccoli, ‘Nafis y los pasadizos de colores’, nos lleva, a través de la fantasía y aventura, por un camino de reflexión sobre nuestra vida y la relación con nuestro entorno. El autor nos habla de su proceso de escritura y de su propia experiencia con la naturaleza y el silencio, dos grandes protagonistas de su novela.

3

¿De dónde nace la idea de escribir un libro con un adolescente como protagonista?

Pienso que un adolescente puede explicar ciertas cosas que nosotros, los adultos, hemos olvidado, en un modo increíble. Los ojos de los jóvenes son transparentes y limpios, incontaminados de los mandatos sociales, pueden ver cosas que los adultos no llegan a ver ni a entender. Los valores, los principios y las experiencias, cuando son expresadas por un joven pueden llegar muy bien a otros lectores de esa edad, lo que, en definitiva, constituye un primer objetivo. Además, los significados intrínsecos también pueden ser leídos entre líneas por los menos jóvenes, que necesitan recuperar una perspectiva que ha quedado olvidada por la vida que nos impone nuestra sociedad, pero que es esencial. Y éste es el segundo objetivo del libro. 

¿Desde cuándo tenías en mente este proyecto?

El proyecto nació alrededor de 2018 cuando escribí el primer y segundo capítulo durante una noche en la que me estaba quedando dormido e imaginé los pasillos de colores, el personaje y el nombre: Nafis. Así que decidí no dormirme y encendí la luz y escribí los dos primeros (de 21) capítulos: ‘Me llamo Nafis’ y Nafis y los corredores de colores. 

Después, el proyecto, aunque siguió elaborándose en mi mente, se paralizó, debido al trabajo de promoción de mi anterior libro y por mis compromisos laborales. 

¿La pandemia ha influenciado el desarrollo del libro? ¿En qué modo?

Sí, prácticamente de forma total, más allá de la inspiración que llegó antes, con el confinamiento volví a tomar la pluma en la mano y la inspiración sobre Nafis comenzó de nuevo. Pasé dos meses enteros escribiendo 12 horas al día, con descansos dedicados a correr por los bosques de mi zona, comer y dormir. Luego, la fase de edición con la naturalista Anna Vannucchi se prolongó durante 8 meses, durante los cuales nacieron historias dentro de historias, y los capítulos crecieron. La inspiración vino del silencio (El silencio, como se ha dicho, se convertirá en el principal amigo de Nafis), pero también de la explosión de la naturaleza liberada del smog y del ruido, de los animales que se acercaban a los centros habitados, de las energías que pude percibir gracias a este increíble y nuevo estado de cosas: el lockdown.

Sólo escribo cuando algo me sale del corazón, una reflexión espontánea, debido a una experiencia, sea buena o mala, y entonces la pluma viaja sola

¿A quién aconsejas la lectura de tu libro?

El libro está recomendado para un público que va desde los 14 años hasta la edad madura. Está dirigido a todos aquellos que quieran crecer en conciencia, vivir su vida en plenitud, recuperar su reflexión, liberarse de patrones dañinos, comenzar a hacerse preguntas, y luego empezar a adoptar un comportamiento positivo, para la plena realización del ser en total armonía con un mundo olvidado y maravilloso que necesita protección. 

2La novela está disponible en tres idiomas. ¿Por qué esta elección?

El libro no tiene límites geográficos ni culturales, está ambientado en el sur de Europa, atraviesa las distorsiones de una sociedad capitalista y consumista para escapar de ellas. La elección de las tres lenguas fue un esfuerzo que me pareció necesario, dados los temas tratados, que creo que son de gran actualidad e interés para todos los habitantes de la tierra. Mi objetivo, que es también el de Nafis, es transmitir un mensaje a todos los que quieran y puedan escuchar (leer). Por el momento, los mayores resultados de ventas los encuentro en Italia, dada la cantidad de ficción que existe en español e inglés, pero recientemente he visto un buen comienzo de ventas en Australia, América y, sobre todo, en la India.

¿Cuáles son los autores que han influenciado principalmente tu estilo de escritura?

Para ser sincero, creo que mi estilo es muy personal. Solo escribo cuando hay una ola creciente, cuando algo no se siente bien, o una emoción crece fuera de toda proporción, alternando entre la aventura, la contestación, la reflexión, el diálogo, los sueños y la poesía. Las reflexiones son una especie de análisis psicológico que todos podríamos hacer. Así que solo escribo cuando algo me sale del corazón, una reflexión espontánea, debido a una experiencia, sea buena o mala, y entonces la pluma viaja sola, pisando todo tipo de olas, movida casi por una experiencia colectiva y personal. Puedo decir que los autores que más me han impresionado son Fallaci, Terzani y Coelho.


Pasiones que convocan multitudes


¿Quién ha ilustrado la portada y interior del libro? ¿Cómo ha sido el proceso?

La ilustradora es una chica de mi zona llamada Sara Panicci, que estudió Bellas Artes en Florencia. Hice teatro con ella, junto a una compañía que hace teatro social (Tra i Binari); me gustó mucho su sencillez, su forma de ver las cosas y de dibujar. Cuando le hablé del proyecto, se entusiasmó y elaboró inmediatamente algunos borradores; luego, los 21 dibujos de los 21 capítulos nacieron al mismo tiempo que los propios capítulos (aún por editar); Sara leía un capítulo apenas nacía y creaba la dimensión y la esencia del viaje de Nafis.

Has comenzado a publicar hace pocos años, pero, ¿qué papel ha jugado la escritura en tu vida?

He escrito para expresar conceptos complejos, como refugio, análisis, entretenimiento o para comunicar mis pensamientos, desde que tenía 20 años. En esa época escribí dos relatos que se publicaron con gran entusiasmo. Hace unos 10 años volví a escribir relatos, y a partir de ahí gané un premio en un concurso nacional organizado por la editorial Del Bucchia, que luego se publicó en una antología. Este relato fue posteriormente incluido por mí junto con otros relatos en el libro "L'odore delle Rose" con Europa Edizione, en 2019. Escribir es como caminar o correr por el bosque, me da aire y nuevos descubrimientos; permanecer mucho tiempo sin hacerlo me produce una sensación de opresión. 

¿Tienes ya proyectos para el futuro?

Tres meses después de la publicación de Nafis comenzó el proyecto "Danit", que es la amiga del propio Nafis (una especie de secuela). Danit es un personaje muy fuerte en el libro ‘Nafis y los pasillos de colores’, es la protagonista en un capítulo y luego reaparece en otras historias, en otros capítulos, pero nos deja en suspenso porque no es muy conocida. El verano pasado me retiré al medio de un bosque, donde hay una asociación para la protección de los caballos maltratados y comencé la escritura de Danit. Estoy bien encaminado, con unos 4 capítulos escritos. Por ahora estoy inmerso en este proyecto, pero la fase de redacción requiere mucha concentración, tiempo y análisis de las realidades actuales, incluso antes de la fase de escritura. Pero puedo decir que Danit es mi proyecto para el futuro.


Contacto

Alessandro Niccoli: “Escribir es como caminar o correr por el bosque, me da aire y...