martes 19.11.2019
¿ME ACOMPAÑAN A CONOCERLA?

Alejandría, una sorpresa egipcia

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Mucha gente visita Egipto, pero poca es la que lo hace a Alejandría y es una pena porque es una ciudad preciosa y que nos permite conocer en el viaje del El Cairo a Alejandría como es la vida de millones de egipcios.

En ella vamos a descubrir la ciudadela de Quatbay, la Gran biblioteca, el palacio Montaza, la columna de Pompeyo. Es la gran desconocida.

¿Me acompaña a conocerla?


 La ciudadela de Qaitbay

Es una fortaleza defensiva del siglo XV. Está situado en la zona oriental de la isla de Faro en el puerto de Alejandría. Fue levantado en el año 1477 por el circasiano sultán mameluco Al Ashraf Sayf al Din Qa’it Bay, en el mismo lugar donde se encontraba el derruido faro de Alejandría.

La ciudadela está situada a la entrada del puerto oriental de la isla de Pharos, en el lugar exacto donde se erigía el famoso faro de Alejandría, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. El faro siguió funcionando hasta el momento de la conquista árabe, aunque no fue hasta llegado el siglo XIV que un devastador terremoto dejó el edificio en estado de ruina.

f14

La fortaleza consta de tres partes principales, los enormes muros que rodean todo el complejo, una pared interior y la torre principal, que según algunas fuentes fue levantada reutilizando parte del material recuperado de las ruinas del Faro de Alejandría.

Fortificó el lugar como parte de su proyecto defensivo costero contra el Imperio Otomano, que amenazaba a Egipto durante esa época. Construyó la fortaleza y ubicó una mezquita en su interior.

La Ciudadela continuó ejerciendo su función durante la mayoría del periodo mameluco, el periodo otomano y la Edad Moderna, aunque tras el bombardeo británico sobre Alejandría en el año 1882, dejó de ser un lugar importante.

Se abandonó hasta el siglo XX, cuando fue restaurado en múltiples ocasiones por el Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto. Actualmente alberga un pequeño museo de historia naval y el Museo Oceanográfico de Alejandría.

El fuerte de Qaitbay de Alejandría es considerado una de las estructuras defensivas más importantes, no solo de Egipto, sino de toda la costa mediterránea. Fue constituida como una parte importante del sistema defensivo de Alejandría durante el siglo XV.

El fuerte está situado en la entrada del puerto oriental, en la entrada este de la isla de Faro. Fue erigida en el mismo lugar donde estaba situado el célebre faro de Alejandría, una de las siete maravillas del mundo antiguo.

El faro prosiguió su función hasta la conquista árabe, pero ya anteriormente había sufrido diversos desastres y la estructura del faro se modificó, aunque continuó su función hasta entonces. Se realizó una restauración durante el gobierno de Ahmed ibn Tulun, alrededor del año 880. Durante el siglo XI, un terremoto causó daños en la parte octogonal.

f13

La base sobrevivió al sismo, pero ya solo podía cumplir las funciones de torre vigía y una pequeña mezquita se construyó en su cúspide. En el siglo XIV, alrededor del año 1303, hubo otro terremoto que acabó con la totalidad del edificio.

El fundador de la ciudadela de Qaitbay fue el sultán circasiano llamado Al Ashraf Abou Anasr Saif El Din Quitbay El Jersaky AL Zahiry que gobernó entre los años 1468 y 1496. Fue un mameluco que llegó a Egipto joven, con menos de veinte años.

Fue comprado por Al-Ashraf Bersbay, por lo que quedó a su servicio hasta que murió y fue adquirido de nuevo por el sultán Djaqmaq, quien le confirió la libertad. Qaitbay entonces comenzó a ocupar varios cargos, como el de jefe del Ejército durante el gobierno del sultán Tamar Bugha.

Cuando el sultán fue destronado, Qaitbay fue nombrado sultán en el año 1468. Fue uno de los sultanes mamelucos más importantes y prominentes, gobernando alrededor de 29 años. Se le consideró un gobernante valiente, ya que intentó iniciar una nueva era con los otomanos a través del intercambio de embajadas y presentes. Le gustaba viajar y realizaba viajes considerables.

A Qaitbay le gustaba el arte y la arquitectura, por lo creó un importante cargo entre el sistema administrativo del estado; el de arquitecto de edificios. Construyó numerosas construcciones benéficas en La Meca, Median y Jerusalén. Existen alrededor de setenta edificios renovados en Egipto gracias a su obra, entre las que destacan mezquitas, madrasas, fuentes públicas, casas, edificios militares como las ciudadelas de Alejandría y Rosetta. Estas ciudadelas fueron construidas para proteger el norte de Egipto, principalmente de los otomanos, cuyo poder estaba creciendo en el Mediterráneo.

f12

El fuerte, cuyo estratégico emplazamiento permitía el control de la llegada de navíos al puerto y una fácil defensa contra cualquier ataque desde el mar, tiene tres pisos y presenta planta central cuadrada con cuatro torres circulares de refuerzo en las esquinas. Se encuentra rodeado de una muralla dotada, a su vez, de bastiones en forma de torre.

Qagmas Al-Eshaqy, el arquitecto de edificios, construyó la Ciudadela. Antes de su llegada a Egipto fue un mameluco de la zona de Siria. Durante el gobierno de Qaitbay se convirtió en arquitecto de edificios y más tarde, en virrey de Alejandría. También fue nombrado gobernador de Siria, donde construyó una mezquita en Damasco en el exterior de la puerta de Rashid, así como un cenatofio y un caravasar.

 Así pues, renovó la mezquita de El-Sawary en el exterior de la puerta de Sadrah. Qagmas era inteligente y modesto, así como un supervisor de muchas construcciones durante la época de Qaitbay.

Ibn Ayas dejó por escrito que el sultán Qaitbay viajó a Alejandría en 1504 acompañado de otros príncipes mamelucos para visitar el lugar de donde estaba ubicado el antiguo Faro y durante su visita ordenó la construcción de la Ciudadela.

La construcción duró dos años y se dice que Qaitbay gastó más de cien mil dinares en su construcción. El sultán regresó de nuevo a Alejandría cuando la construcción terminó. Previó al fuerte con una valiente legión de soldados y varias armas. Dedicó varios bienes habices con las que financió las obras, así como el salario de los soldados.

Durante el periodo mameluco, y debido a su situación estratégica, la Ciudadela estuvo bien protegida y cuidada por los gobernantes que siguieron a Qaitbay.

El sultán Qansuh Al-Ghouri tuvo especial atención a la Ciudadela. La visitó en varias ocasiones y fortaleció la guarnición y su equipamiento militar. Incluyó una gran prisión construida para los príncipes y los hombres de estado a los que quería mantener alejados.

f11

Cuando sentía un acercamiento de la amenaza otomana, emitía un decreto militar prohibiendo sacar las armas de la Ciudadela, e incluso llegó a dictar la pena de muerte como castigo a los que trataran de robar algo de la Ciudadela, llegando a inscribir un decreto en mármol sobre la puerta que daba al tribunal.

Tras la conquista por los turcos otomanos de Egipto, incluso ellos protegieron la Ciudadela. La mantuvieron en buenas condiciones y la proveyeron de infantería, artillería, una compañía de tamborileros y trompeteros, así como de arquitectos y carpinteros.

A la vez que el poderío militar otomano se debilitaba, la Ciudadela comenzó a perder su importancia militar. En el año 1798, durante la expedición francesa a Egipto, cayó bajo las tropas de Francia, principalmente debido a la debilidad de la guarnición de la misma y el poder de las modernas armas francesas de la época.

Cuando Muhammad Ali Pasha se convirtió en gobernante de Egipto en el año 1805, renovó la antigua fortaleza y reparó sus murallas exteriores, además de proveer al fuerte con las armas más moderna de la época, especialmente cañones litorales. Podemos considerar el reinado de Mohammed Ali como otra época dorada para la Ciudadela.

f10El faro de Alejandría

La fortaleza consiguió atraer el interés de los sucesores de Mohammed Ali hasta el año 1882, cuando tuvo lugar la f9Revuelta Orabi. La flota británica bombardeó Alejandría el once de julio de 1882 y dañó gran parte de la ciudad, especialmente el área de la fortaleza, dañando la estructura gravemente. Las fachadas norte y oeste fueron muy dañadas como resultado de las explosiones de los cañones, que apuntaban directamente al fuerte. La fachada oeste fue totalmente destruida, dejando inmensas oberturas en ella.

La Ciudadela fue entonces abandonada hasta el año 1904, cuando el Ministerio de Defensa restauró las plantas superiores. El rey Faruq I quería convertir la fortaleza en una residencia de descanso real, por lo que procuró una rápida renovación.

Tras la revolución del año 1952, las tropas navales de Egipto convirtieron el edificio en un museo marítimo. La mayor restauración data del año 1984, cuando el Consejo Supremo de Antigüedades diseño grandes planes para la remodelación del fuerte.

 

f8

La Biblioteca Real de Alejandría

f7Fue en su época la más grande del mundo, se estima que fue fundada a comienzos del siglo III a. C. por Ptolomeo I Sóter, y ampliada por su hijo Ptolomeo II Filadelfo, llegando a albergar hasta 900 000 manuscritos. La biblioteca fue construida sobre la ciudad que Alejandro Magno fundó tras liberar a Egipto de los persas.

Su idea fue la de fundar una ciudad que ilumine el Saber del mundo entero, en su afán de mezclar todas las creencias religiosas, el saber universal y las razas. Tras su muerte en el 323 a. C., su obra fue puesta en marcha por su amigo y comandante, Ptolomeo I, quien quedó como regente del reino de Egipto, y dando comienzo a la dinastía ptolomaica, de ascendencia helénica.

La nueva biblioteca alejandrina, rememorando la original y promovida por la UNESCO, fue inaugurada el quince de octubre de 2002​ en la misma ciudad. Se carece de testimonios precisos sobre sus aspectos más esenciales, y no se han encontrado ruinas, además las ruinas del Serapeo son muy escasas.

Para algunos escritores latinos, la Gran Biblioteca fundada por los Ptolomeos apenas resultó afectada en el incendio provocado por las tropas de Julio César en el año 48 a. C. Probablemente, el fin de la biblioteca debe situarse en un momento indeterminado del siglo III o IV, quizá cuando el emperador Aureliano tomó y saqueó la ciudad, o cuando Diocleciano hizo lo propio en el año 297.

f6

La biblioteca-hija del Serapeo, sucesora de la Gran Biblioteca, fue expoliada, o al menos vaciada, en el año 391, cuando el emperador Teodosio el Grande ordenó al patriarca cristiano Teófilo de Alejandría, la destrucción de los templos paganos de la ciudad de los Ptolomeos.

Desde el siglo XIX, los eruditos han intentado comprender la organización y estructura de la Biblioteca, y se ha debatido mucho sobre su final. Los conocimientos sobre la Biblioteca, cómo fue, cómo trabajaron sus sabios, el número exacto de volúmenes e incluso su misma situación, son todos muy escasos, ya que muy pocos testimonios hay al respecto, y aún éstos son esporádicos y desperdigados.

f5

Los investigadores y los historiadores de los siglos XX y XXI han insistido en que se ha formado una utopía retrospectiva en torno a la Biblioteca de Alejandría. No hay duda de que la Biblioteca existió, pero apenas hay certezas en lo escrito sobre ella. Se han hecho centenares de afirmaciones contradictorias, dudosas o simplemente falsas, realizando suposiciones a partir de muy pocos datos que, la mayoría de las veces, son sólo aproximaciones.

EL PALACIO DE MONTAZA

Es un palacio, jardines y un museo en el distrito de Montaza. Fue construido en una meseta baja al este del centro de Alejandría, con vistas a una playa en el mar Mediterráneo.

Los extensos jardines del Palacio Montaza tuvieron primero al Palacio de Salamlek, construido en el año 1892 por Khedive Abbas II. Fue utilizado como pabellón de caza y residencia para sus acompañantes.

El Presidente Anwar El-Sadat renovó el original Palacio de Salamlek como residencia presidencial oficial. Fue utilizado por última vez por el expresidente Hosni Mubarak.

El complejo inicial fue construido por ordenes de Jedive Abbas II, el último miembro de la dinastía fundada por Muhammad Ali en ejercer la soberanía sobre el territorio, que ahora constituyen Egipto y Sudan, en el año 1892, e incluía el palacio de Salamlek y los jardines, que eran usados como coto privado de caza.

f4

El rey Fuad mandó construir otro gran palacio en el año 1932, que se conoce como Haramilk, que funcionaba como su residencia de verano y posee una mezcla de estilos otomano y florentino con dos torres, una de ellas con una gran profusión de detalles decorativos del renacimiento italiano.

f3

Sus jardines constituyen un espacio abierto y arbolado, perfecto para disfrutar del clima de Alejandría. Es también un maravilloso lugar para contemplar las puestas de sol sobre el Mediterráneo.

LA COLUMNA DE POMPEYO

Está situada en el parque arqueológico, en el lugar donde se hallaba en la Antigüedad el templo del Serapeo. Es una columna hecha de granito rojo de Assuán, y es la mayor de este tipo construida fuera de las capitales imperiales de Roma y Constantinopla.

Las medidas de su eje son 30,46 m de altura, con un diámetro de 2,71 m en su base. El peso de la pieza de granito rojo de Assuán se estima en 285tm. Incluyendo su base y su capitel, la columna alcanza los 26,85 m de altura. Otros autores indican unas dimensiones ligeramente diferentes.

f2

El nombre dado a la columna se debe a que los cruzados creyeron que señalaba el lugar donde había sido enterrado Pompeyo, asesinado en el año 48 a. C. por el hermano y esposo de la célebre Cleopatra, Ptolomeo XIII, quien presentó la cabeza de Pompeyo a César como un gran triunfo.

Otra tradición quiere que esta columna sea la única superviviente de las 400 de un pórtico de la biblioteca de Alejandría.

También se ha supuesto que fue construida en honor del emperador Diocleciano, para celebrar su gran victoria en el año 296 sobre el general Aquileo, que un año antes se había proclamado emperador de Egipto. Tal teoría se funda en una inscripción que se encuentra en su basa:

“Se erigió este monumento para el emperador justo, dios de Alejandría, Diocleciano y al invencible "Póstumo" gobernador de Egipto”,

Los investigadores del siglo XIX demostraron que el fuste es en realidad el de la Columna de Serapis, que procede de las ruinas del Serapeum de Alejandría, que es un basamento hecho con fragmentos que proceden de otros monumentos: se aprecian restos de jeroglíficos con los nombres de Setí I y de un faraón de la dinastía saíta. 

f1

 Esta mezcla de elementos reutilizados explicaría la inscripción diocleciana, que procedería también de otro monumento. Botti, sitúa la construcción de la actual columna en torno al reinado del emperador Arcadio que gobernó entre los años 395 al 408. 

Alejandría, una sorpresa egipcia
Comentarios