martes. 23.04.2024
disneyland-ahsoka
Foto: Disney

Pablo D. Santonja | 

Recuerdo, hace ya mucho tiempo, en un Madrid muy, muy lejano, que ir a ver una nueva película de Star Wars era todo un acontecimiento. Primero, si tenías suerte, había por casa un vhs con la saga principal que habías visto y revisto mil veces hasta aprenderte los diálogos. Luego veías un tráiler sobre la nueva generación e ibas al cine con los ojos como platos esperando el momento en el que el sable de luz se encendiera de nuevo. Ahora todo es diferente, la maquinaria de exprimir “Disney” (marca registrada) hace que esa ilusión se disipe cada mes que pasa con nuevas incorporaciones que amplían este nuevo e infinito universo. Se siente como una suerte de ensayo y error sacando nuevas marcas, probando nuevas tramas y esgrimiendo nuevos personajes para seguir ampliando el plantel de merchandising. Si me preguntan, soy de la opinión de que lo mejor que se hizo en esta era moderna sobre Star Wars era (y es) Rogue One, pero aun así, sigo saboreando cada uno de los pasteles que Disney me pone encima de la mesa, a ver si el sabor mejora al precedente. Y como yo, millones de fans que buscamos en este desgaste nuevos horizontes. Consiguieron romper algunos moldes con “La Remesa Mala”, y sorprendieron a todos con “The Clone Wars”, serie obligatoria para los fans. Y justo de ahí decidieron sacar esta vez el nuevo producto directo a streaming: Ahsoka.

He de decir que ya los primeros compases me hacen estar algo oxidado, pues de tantas historias, me baila la percha temporal en la que se ubica la nueva serie. Pero en el momento en el que empiezan los primeros sablazos deja de ocuparme el espacio tiempo, e intento disfrutar sin pretensiones. Seguro que hay una media de diez youtubers que después del primer capítulo me ponen al día con un titular clickbait estilo “¿Qué debes saber antes de ver Ahsoka?”, contándome, por ejemplo, que esta serie trascurre a la par de “El Mandaloriano”.

El reparto lo encabeza Rosario Dawson en el papel protagonista, donde, aunque es correcta, le falta algo del carácter que podíamos ver de la Ahsoka de Clone Wars. Le acompaña un plantel de caras conocidas: Mary Elizabeth Winstead (10 Cloverfield Line, Aves de Presa), Hayden Christensen (Obi Wan, Star Wars II y III), y si sois de los que os gusta las VOSE, las voces de Lars Mikkelsen (The Witcher) o David Tennant (Broadchurch, God Omens).

Tras el primer capítulo la sensación es agridulce. No plantea una trama que desde el inicio sea muy llamativa, presentando subtramas de esas que hacen que mires el móvil o pierdas el interés rápido, centrándose en el personaje de Natasha Liu Bordizzo y dejando a Ahsoka como la “deux ex” salvadora. El segundo capítulo tiene una batalla sable divertida, y continúa en el punto anterior sin avanzar mucho la trama. Nada que declarar.

ahsoka-poster

Un punto a su favor es que su creador es Dave Filoni, fanático de Star Wars, por lo que tras crear The Clone Wars, Revels, The Bad Batch… la continuidad está asegurada.

Para rematar, un consejo: si de verdad quieres ver Ahsoka enterándote de todo lo que ocurre, creo sería recomendable pasar antes por las cuatro temporadas de “Rebels”, pues su trama tiene conexión directa. Si no, puedes disfrutarla pero con la sensación constante de que te falta información.

Esta nueva línea de Star Wars está creada para dos tipos de perfiles: los muy cafeteros de Star Wars que conocen todo su lore, o aquellos fan de las series que ven todo lo nuevo que Disney hace, sea lo que sea. Si llegas nuevo a esta saga, lo siento, esta serie no está pensada para ti.

Veremos cómo evoluciona. Por el momento los dos primeros capítulos son simplemente de presentación, que te dejan con una sensación fría, añorando aquel Star Wars en que la trama iba de buenos y malos y las marionetas y animatrónicos se sentían como especies más vivas y reales.

Ahsoka, solo para fans