domingo 24/10/21
FAIRTRADE | COMERCIO JUSTO

Luchar por la igualdad de género es trabajo de todos

Las mujeres constituyen casi la mitad de la fuerza laboral agrícola en los países en vías de desarrollo.

fairtrade

Fairtrade | Uno de nuestros objetivos siempre ha sido el empoderamiento de la mujer en los países en vías de desarrollo. El 8 de marzo es una fecha que conmemora a todas las mujeres del mundo, en el que se recuerda lo que se ha conseguido pero también se hace hincapié en el largo camino que aún queda para que exista una igualdad real entre mujeres y hombres.

Desde Fairtrade lanzamos algunas ideas que se pueden leer más abajo para que tanto empresas, gobiernos, ONGs, y demás puedan aportar a que esa igualdad sea una realidad y no una utopía para las mujeres productoras en los países en vías de desarrollo.

Un nuevo estudio de Fairtrade sobre las mujeres se centra en las organizaciones de pequeños productores de plátanos en República Dominicana, algodón en la India y té en Kenia, y encontraron que las normas sociales, culturales y jurídicas muchas veces actúan como barreras a la participación de las mujeres. Por ejemplo, algunos trabajos se ven inapropiados para la mujer, muchas veces son ellas las que realizan todas las tareas domésticas o incluso es inaceptable que la mujer pueda viajar sola.

Las mujeres constituyen casi la mitad de la fuerza laboral agrícola en los países en vías de desarrollo. A pesar de que Fairtrade apoya la igualdad de género y la participación de las mujeres, solo un 19% de los agricultores registrados son mujeres.

Las mujeres pueden beneficiarse del sistema Fairtrade aunque no sean miembros registrados de algún grupo de productores, por ejemplo la Prima Fairtrade invierte en formación para ayudar a las mujeres a diversificar sus ingresos, en becas para niños (a veces dirigidas a niñas, o a hijos de madres solteras),… Otros proyectos financiados con la Prima Fairtrade tienen una relación indirecta con las mujeres, como por ejemplo la electrificación de aldeas, esto les reduce el tiempo empleado en las tareas de la casa.

Existen beneficios prácticos, estratégicos y en algunos casos comerciales asociados con el aumento de participación de las mujeres en las organizaciones de productores. Así como del incremento del ingreso y la influencia de las mujeres están relacionados,  se cree que la participación de más mujeres puede conducir a la mejora de la productividad, a  la toma de decisiones más inclusivas, a mejores resultados de desarrollo para las comunidades, y a mejores oportunidades para llevar nuevos productos al mercado.

El cambio de comportamientos arraigados y actitudes relacionadas con el papel de la mujer exige un esfuerzo  de colaboración, y no debería estar reducido a cuotas o metas sino, centrase en la eliminación de barreras, por lo que las mujeres productoras deberían tener las mismas oportunidades y poder optar a participar.

Empresas, gobiernos, ONGs y otros organismos necesitan apoyar e incentivar a las organizaciones de productores para apoyar la igualdad de género, y que las mujeres productoras puedan obtener su parte justa de los beneficios del comercio internacional.

Las recomendaciones son las siguientes:

-Empresas: Invertir en el análisis de género de la cadena de suministro, desarrollar una política y un plan de acción de igualdad de género, asignar la responsabilidad de la equidad de género en las cadenas de suministro a un alto directivo,  y dar apoyo financiero y técnico a organizaciones de pequeños productores, para que puedan desarrollar y poner en práctica sus propios planes de acción para la igualdad de género.

-Los gobiernos de los países productores: Programas dirigidos para las mujeres (ej. formación en agronomía), asegurar el apoyo tales como los préstamos y las aportaciones lleguen a aquellos que no son propietarios de tierra.

-Gobiernos, donantes, organismos intergubernamentales y ONGs: Desarrollar o financiar programas coordinados que aborden las barreras a las que se enfrentan las mujeres agricultoras, desarrollar  el “Caso de Negocio” sobre la igualdad de género en las cadenas de suministro.

-Fairtrade: Presupuesto interno para la implementación de la Estrategia de Género de Fairtrade International, involucrar el apoyo de socios externos,  desarrollar y comunicar el “Caso de Negocio”, apoyar el desarrollo de las redes de las mujeres productoras, identificar oportunidades de promoción conjunta.

-Organizaciones de productores: Desarrollar políticas de género y el plan de acción con el presupuesto, extender la membresía a aquellos que no son propietarios de tierras, una representación proporcional de hombres y mujeres,  y crear un comité de género.

Un buen ejemplo es la cooperativa de cacao en Ghana Kuapa Kokoo , pues puso en marcha un programa de desarrollo de liderazgo y creó comités de género a nivel de distrito. 46% de sus miembros del Consejo Ejecutivo Nacional son mujeres, incluyendo a la Presidenta. Otra organización de pequeños productores en la India ha utilizado los fondos del gobierno para crear una organización de productores únicamente de mujeres en Odisha.

Luchar por la igualdad de género es trabajo de todos
Comentarios