#TEMP
lunes 23/5/22
JUEGO ON LINE

Las apuestas deportivas en España no paran de crecer

Prácticamente la mitad de las apuestas online que se realizan en España son de acontecimientos deportivos.

apuestas-deportivas

Hablar de apuestas deportivas en España hace años era hablar de "La quiniela" del fútbol de los domingos. Y poco más. Algunos, muy pocos, apostaban a los caballos, los galgos, el boxeo y  la lucha libre, o a la pelota a mano en algunas zonas. Sin embargo, los hipódromos, los canódromos, los cuadriláteros y los frontones fueron inexorablemente cerrando en la mayoría de los casos.

En la actualidad, y haciendo bueno el dicho de que "los tiempos cambian que es una barbaridad", hablar de apuestas deportivas es pensar en el teléfono móvil, en apostar las veinticuatro horas del día, desde cualquier lugar y sobre cualquier evento deportivo que se celebre en el mundo.

Prácticamente la mitad de las apuestas online que se realizan en España son de acontecimientos deportivos. Los apasionados del juego tienen que moderar sus tentaciones y jugar siempre con prudencia y la cabeza fría para no ir más allá de sus posibilidades económicas. Webs como apuestasdeportivas24.com ayudan a conocer en cada momento las diferentes apuestas de las numerosas empresas nacionales y mundiales que actúan en el mercado del juego.

En España la evolución del sector en el último año ha sido espectacular. El número de jugadores online, la mayoría de ellos centrados en el fútbol como deporte rey, casi se ha duplicado, según los últimos datos facilitados por la Dirección General de Ordenación del Juego, organismo público encargado de efectuar el control, funcionamiento y legalidad del juego en nuestro país. Sin duda,  el dato más relevante de los publicados el tercer trimestre de 2016 es el aumento de los jugadores activos y registrados que pasa de 404.548 en Septiembre de 2015 a 732.466 en Septiembre de 2016. Un incremento del 81,05%. De mantener ese ritmo de crecimiento en los primeros meses de 2017 se alcanzará el millón de jugadores online registrados.

Acontecimientos deportivos como los Juegos Olímpicos celebrados en Rio de Janeiro o la Eurocopa 2016, en la que se proclamó campeón Portugal tras vencer en la final por 1-0 a Francia, han supuesto  un importantísimo empujón.

La variedad en el tipo de apuestas que se pueden realizar en los deportes (vencedor, número de tantos, quien marcará, etc.etc) y el poder seguir apostando durante la celebración del evento son posibilidades que incrementan el interés por esta modalidad de juego de azar. Pocos hubieran apostado el pasado viernes 18 de noviembre que el Sevilla daría la vuelta al marcador, en su partido en Riazor frente al Deportivo de La Coruña,  cuando en el minuto 80 iba perdiendo por 2-1, y muy pocos apostaron por que el Málaga empatara con el Barça en el Camp Nou o el Real Madrid goleara 0-3 al Atlético de Madrid y los tres goles fueran de Cristiano Ronaldo.

Cuando mi hijo pequeño me pregunta porqué tiene que estudiar Matemáticas le pongo el ejemplo de las apuestas deportivas y le respondo muy serio: “Tienes que aprender matemáticas para saber estadística. Así sabrás las pocas probabilidades que tienes de ganar un premio de la lotería o de acertar quién va a marcar tres goles en el próximo partido".

La inmediatez en la apuesta y en la recogida de beneficios que posibilitan las aplicaciones del móvil y la vinculación del deporte con las apuestas tiene sus riesgos, que no hay que obviar, tanto para los apostadores como para el deporte en sí. Casos se han dado donde esa influencia no ha sido positiva y cuando hay mucho dinero por medio el riesgo de "tongo" siempre existe. No hay que olvidar que en este tipo de actividad el que parte y reparte se lleva la mayor parte.

Entre los beneficiados por el reparto de la recaudación de las quinielas están los clubs de fútbol. Sin embargo,  las cifras de juego en esta modalidad no han dejado de descender. Así de los 567 millones jugados en el año 2008, se bajó a los 326 en 2012 y a 254 en la temporada 2014/2015, lo cual ha supuesto una merma importante en las cantidades destinadas a los equipos de primera y segunda división.

Por el contrario, los datos de apuestas online  no paran de crecer. En el primer semestre de 2016 aumentó un 33,6% sobre el mismo periodo de 2015 alcanzando la cifra de 5.393,8 €. De esa cantidad 2.627 correspondieron a apuestas deportivas, es decir casi el 50% del importe total que los españoles apostaron por internet.

No tardarán mucho los equipos de fútbol, después de la guerra de los derechos televisivos, en incrementar sus  reivindicaciones sobre lo que consideren les corresponde de las apuestas  deportivas online.

Las apuestas deportivas en España no paran de crecer
Comentarios