jueves 19.09.2019

Argentina paralizada por la huelga general

Argentina paralizada por la huelga general

A pesar de las declaraciones de Mauricio Macri que pretendieron minimizar el paro general convocado para el 25 de junio, las principales ciudades del país amanecieron paralizadas por la huelga general organizada por la CGT y a la que adhieren las dos CTA (Central de Trabajadores de Argentina), el MASA (Movimiento de Acción Sindical Argentino), la Corriente Federal y movimientos sociales. Al paro total de transporte se sumó la decisión de muchas Pymes de adherir a la medida de fuerza en contra del acuerdo con el FMI, del atraso salarial, el ajuste y el aumento de tarifas. 

Del lado del Gobierno, la postura volvió a ser la de desestimar los reclamos del paro por considerarlo "político". Rogelio Frigerio, Ministro del Interior, expresó que la medida no tiene "consignas claras". Por su parte Macri sostuvo que el paro “no contribuye a nada; no suma”. En la misma línea, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, dijo que "es un paro más de los dirigentes que de la gente" y consideró que los sindicalistas "miran con una perspectiva política".

Es el tercer paro nacional convocado por la conducción de la CGT contra las políticas de ajuste del gobierno nacional. La medida de fuerza tuvo enorme repercusión en todo el país por la convocatoria de un amplio arco de organizaciones sindicales que incluyen la paralización total del transporte y los servicios. Además se sitió muy fuerte también en la actividad industrial.

Todos los medios de transporte, colectivos, subtes y trenes estuvieron totalmente paralizados; los vuelos fueron suspendidos por los aeronáuticos y los puertos cesaron toda su actividad. Los bancos permanecieron cerrados y los docentes de todo el país se sumaron a la medida, al igual que los empleados de la construcción. 

La huelga contra el ajuste y el FMI incluyó también cortes y acciones obreras protagonizados por la izquierda y el sindicalismo combativo en distintos puntos neurálgicos del país como rutas nacionales, avenidas y accesos a la Capital Federal.

Como consecuencia de la política económica impulsada por el gobierno de Cambiemos, la pobreza y la indigencia ha crecido significativamente en estos dos años y medio de gestión; al igual que la desocupación y la desnutrición infantil. El último informe de la UCA (Universidad  Católica Argentina), destaca que la pobreza infantil aumentó en 62,5 por ciento, mientras que se registran 8 millones de niños privados de derechos esenciales.

El gobierno insiste en que el rumbo económico es éste. “No hay plan B”, han advertido, en el año de mayor endeudamiento, de mayor recorte y de un regreso al FMI que Macri pretende hacer pasar como “algo extraordinario y beneficioso”

Argentina paralizada por la huelga general
Comentarios