miércoles 1/12/21
PERSPECTIVAS LATINOAMERICANAS | ANA INéS LÓPEZ

Falleció Reinaldo “Polo” Gargano, presidente del Partido Socialista de Uruguay


Uno de los fundadores del Frente Amplio de Uruguay, canciller durante el gobierno de Tabaré Vázquez que, durante su exilio en Barcelona, fue un gran colaborador del PSC.

“Los socialistas no se mueren, se siembran”, solía decir

El 5 de febrero de 1971 se fundaba el Frente Amplio (FA), la coalición de la izquierda uruguaya. Cuarenta y dos años después, también un 5 de febrero, murió Reinaldo “Polo” Gargano, uno de sus impulsores desde el Partido Socialista de Uruguay.

Gargano ingresó al Partido Socialista en 1956, a los 22 años. Participó en la línea renovadora impulsada por el historiador Vivian Trías, que bregaba por la construcción de un socialismo nacional y latinoamericano. Fue Secretario General de las Juventudes Socialistas entre 1958 y 1959, fecha en la que se incorporó al Comité Ejecutivo Nacional, puesto en el que permaneció hasta 1974, cuando la dictadura cívico-militar encabezada por el electo presidente Juan María Bordaberry (Partido Colorado), el 27 de junio de 1973, volvió imposible la permanencia de los demócratas de izquierda en el país.

Además de su militancia política, desarrolló una importante actividad sindical, participando en la fundación de la Convención Nacional de Trabajadores de Uruguay (CNT), en 1966 y formando parte de su dirección, entre 1968 y 1970.

También se desempeñó en el periodismo, siendo director de los semanarios del Partido Socialista “El Sol”, entre 1964 y 1967, y “El Oriental”, entre 1970 y 1973. Fue redactor en los diarios “Época” y “Última Hora”. En 1973, los medios en los que participaba fueron clausurados por la dictadura.

En su exilio pasó por varios países latinoamericanos. En uno de esos viajes fue retenido por las fuerzas de seguridad en Brasil, en el marco del tristemente conocido “Plan Cóndor”, una red de coordinación de las fuerzas represivas que asolaban por entonces América del Sur. Gracias a una fuerte campaña internacional fue liberado y arribó a España, instalándose en Barcelona.

En su etapa catalana (1976-1984) colaboró activamente con el Partido Socialista de Catalunya (PSC), en las áreas de formación política y organización político-electoral, aportando toda su experiencia a la naciente democracia española. Al mismo tiempo, integró el Comité Coordinador del Frente Amplio en el exterior.

A su regreso a Uruguay, en 1984, fue elegido Secretario General del Partido Socialista, tarea que desempeñó hasta 1998. En las primeras elecciones democráticas tras la dictadura, fue electo Senador de la República y reelecto en 1989, en 1994, en 1999 y nuevamente en 2004. A partir de 2001 hasta su muerte se desempeñó como Presidente del PS.

Con el triunfo electoral del Frente Amplio en las elecciones de 2005, fue Ministro de Relaciones Exteriores del gabinete del Presidente Tabaré Vázquez, convirtiéndose en el primer canciller de izquierdas de Uruguay. Entre sus primeras tareas impulsó el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba, una de las tantas cosas que había roto la dictadura. Se opuso con firmeza a la firma de un tratado de libre comercio con el gobierno estadounidense de George W. Bush que impulsaba el presidente Vázquez y que no se concretó, en parte, porque significaba el abandono del Mercosur. Y le tocó lidiar con el conflicto con Argentina por la pastera finlandesa instalada sobre el río Uruguay, que comparten ambos países.

En marzo de 2008, de común acuerdo con el Presidente Vázquez, abandonó la cartera de exteriores y pasó a ocupar nuevamente su banca en el Senado. Desde mediados de 2011 comenzó a tener problemas de salud. Finalmente, ayer, quedó sembrado.

BREVE SEMBLANZA

El presidente Mujica manifestó que “se trata de una pérdida muy sentida, era un viejo luchador social y político con el que compartimos muchas cosas. Con Gargano estuvimos juntos en el Parlamento y en la primera experiencia de gobierno de nuestro Frente Amplio”. Como él –y como quien escribe esta nota- muchos viejos militantes socialistas catalanes también sentirán la pérdida de un hombre consecuente, solidario y, fundamentalmente, bueno.

HOMENAJE MILITANTE

Falleció Reinaldo “Polo” Gargano, presidente del Partido Socialista de Uruguay