martes. 28.05.2024

“A esta revolución no la para nadie, estamos haciendo historia, estamos construyendo la patria chica y la patria grande; gracias por esta confianza, nunca les fallaremos, esta victoria es de ustedes”, expresó Correa al saludar a la multitud desde los balcones del palacio Carondolet, en Quito, la sede gubernamental.

Correa destacó que los resultados le permitirán contar con mayoría en la Asamblea Nacional para “terminar con el boicot que hemos sufrido estos últimos cuatro años”. “Los ecuatorianos nos han dado una oportunidad única para cambiar el país y no les vamos a fallar. Si no cambiamos el país ahora no lo cambiamos nunca”, afirmó.

Efectivamente y tal y como señalaban los sondeos, según los primeros cómputos oficiales tomados del conteo rápido realizado por el Consejo Nacional Electoral y dados apenas a poco más de dos horas de cerradas las mesas, el presidente ecuatoriano Rafael Correa ganó en primera vuelta, posiblemente con más del 60% de los votos.

Ello coincide con la información arrojada por distintas encuestas en boca de urna: según CEDATOS y OPINIÓN PÚBLICA, la fórmula Rafael Correa-Jorge Glas (Alianza País) habría obtenido el 61,5% de los votos; en segundo lugar, la fórmula Guillermo Lasso-Juan Carlos Solines (partido CREO), entre el 20,9% (CEDATOS) y el 22% (OPINIÓN PÚBLICA). Es decir, una diferencia en torno a 40 puntos. En tercer lugar se ubicaría el ex presidente y ex militar Lucio Gutiérrez, entre el 5 y 6%. Las cinco fórmulas restantes habrían obtenido menos del 4% cada una, con lo que estarían en peligro de perder la personería jurídica.

En la primera conferencia de prensa tras el triunfo electoral, el presidente ecuatoriano aseguró que “en Ecuador manda el pueblo y ya no mandan ni la bancocracia ni el poder mediático”.

En relación a sus opositores, consideró positivo que “se haya consolidado una ideología de derecha”, aludiendo a los votos que reunió Lasso, al tiempo que consideró que los fracasos electorales de Gutiérrez y Noboa son una demostración de que se trata de dirigentes “inmorales y corruptos”, con quienes no está dispuesto a consensuar nada.

ALGUNAS DEFINICIONES EN LA CONFERENCIA DE PRENSA DE RAFAEL CORREA

Confirmó su decisión de cumplir este nuevo período de gobierno y retirarse luego de la vida pública nacional, pudiendo continuar eventualmente en la construcción de una América Latina unida, la “patria grande”.

Dedicó palabras de admiración, respeto y cariño al presidente venezolano Hugo Chávez y señaló que la unidad de América Latina es una necesidad que se lleva a cabo “en equipo”, entre los mandatarios de la región.

Los demás candidatos decidieron no emitir posición hasta conocer los datos oficiales del Consejo Nacional Electoral.

Tras una jornada que todos los organismos con observadores electorales –entre ellos, la UNASUR y la OEA- consideraron de absoluta normalidad y tranquilidad, miles de ecuatorianos se volcaron a las calles en las principales ciudades del país y en Quito, la capital, confluyeron en la plaza de la Independencia donde se encuentra la sede del gobierno. El pueblo ecuatoriano está, sin duda, de fiesta; y con él, una parte importante de América Latina.

El pueblo ecuatoriano ratifica ampliamente al presidente Rafael Correa