sábado. 20.04.2024

Las últimas semanas del mes de enero, han traído consigo un aluvión de actos violentos y los textos informativos originados en ellos, también se han multiplicado: "El juez de la Audiencia Nacional encargado del ataque en Algeciras, Joaquín Conde, ha considerado que Yassine Kanjaa, presunto autor del asesinato del sacristán Diego Valencia y de herir a otras 4 personas, actuó guiado por una 'voluntad terrorista' que vinculó, al menos en principio, con el `salafismo yihadista´", informaba el jueves 26 Laura Conde en Diariocrítico.

Ese medio, al igual que otros y en este caso gracias a la misma firma, recordaba el mismo día que "La abogada de la víctima del `Caso Alves´ confiesa que su clienta está en tratamiento farmacológico". Pese a todo ello (y mucho más), Libertad Digital publicaba el día anterior su Editorial con el título 'La España de Sánchez: los golpistas indultados y los policías procesados' y, en El Independiente, Luis Miguel Fuentes titulaba su artículo de opinión 'Belarra: tanques a Mercadona y jamones para Putin'. 

Afortunadamente, existe otro tipo de medios y, en lo referente al presente policial europeo, Contrainformación.es ofrecía el triste día 26 de enero un artículo de Luna Izquierdo con titular significativo: `Escándalo en Reino Unido: Scotland Yard investiga a más de un millar de agentes por presuntos delitos sexuales´ y otro trabajo elaborado por su equipo de Redacción tenía, a su vez, un titular no menos interesante: "'El abogado que defiende a Alves dice que el feminismo tiene una voz más allá de lo razonable'". 

La intencionalidad de los hechos y la barbarie generalizada eran dos características propias de una sociedad eterna

Y, ¿quién es él? Cristóbal Martell, "un abogado penalista conocido por sus declaraciones y salidas de tono" y "su postura de que el ecologismo y el feminismo" cuentan con demasiada atención. Pero es que, ya el viernes 27, la propia redacción de Diariocrítico elegía para la penúltima noticia generada por el presidente del Partido Popular el muy, muy sonoro titular 'Feijóo... ¿declaraciones desafortunadas o estrategia intencionada por ganar el voto conservador?'

Según dicho texto y después de generar controversias por el asesinato de Algeciras, cuando iba "en la línea de otros de sus dirigentes del PP, volvió a crear controversia con sus palabras: 'Todos podremos estar de acuerdo de que no hay un peligro de terrorismo católico, pero sí de integrismo islámico en algunos países del mundo'". Y, en este sentido, conviene recordar la necesidad de leer textos como el original y anciano libro Carta de Trasíbulo a Leucipa, donde Nicolas Fréret se pregunta "¿qué hacer con aquel que no experimenta más que los accesos pasajeros de una devoción intermitente, con aquel para el que la devoción es una pasión triste que le lleva a considerar la divinidad como un Ser siempre irritado con los hombres?". 

El libro del sello navarro Laetoli demuestra que, hace ya varios siglos, la intencionalidad de los hechos y la barbarie generalizada eran dos características propias de una sociedad eterna: la que permanece muy en forma hoy en día.

Violencias y más violencias