miércoles 8/12/21
RECORTES EN LA SANIDAD PÚBLICA

Situación crítica de la atención primaria en Madrid por el nuevo recorte presupuestario

En los últimos 10 años, la partida dedicada para este nivel asistencial ha caído casi 5 puntos.

lasquetty presupuestos 2022
Javier Fernández-Lasquetty.

El proyecto de presupuestos para sanidad en 2022 presentados por el Gobierno de Isabel Díaz-Ayuso queda lejos de poder paliar la grave situación que sufre la sanidad pública madrileña y en especial la atención primaria (AP).

Un primer análisis de las cifras presentadas por el consejero Javier Fernández-Lasquetty confirma el progresivo recorte presupuestario que derivará en un mayor deterioro de la sanidad pública en la Comunidad de Madrid.

Según los datos extraídos y analizados por la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, los presupuestos siguen siendo “insuficientes” con 1.302,07 euros por habitante, por debajo de la media per cápita del resto de comunidades autónomas (1.612,31 euros).

Para situarse en la media del presupuesto per cápita de las CCAA en 2021 Madrid debería dedicar 2.092 millones euros más a la sanidad pública, señala la ADSPM.

El Gobierno de Ayuso ha anunciado a bombo y platillo un aumento del presupuesto en sanidad del 8,6% con respecto a 2019 (8.783 millones de euros). Sin embargo, dicho gasto queda fagocitado por el gasto farmacéutico con un incremento del 17,52 entre 2016 y 2020 según los datos aportados por el Ministerio de Sanidad, y que se prevé sea incluso mayor en 2021.

En este presupuesto, la atención primaria sigue siendo la principal perjudicada. Mientras el Ejecutivo de Díaz-Ayuso afirma que la AP “va a ser una de las prioridades, con un presupuesto que asciende a 2.056 millones de euros”, la ADSPM considera que la cuantía presentada por el Gobierno está “manipulada” porque incluye el gasto farmacéutico por recetas (1.345,552 millones en 2019, 28 millones más en 2020).

Es decir, descontando el gasto farmacéutico la partida cae hasta los 682,2 millones de euros (un 7,76% del presupuesto sanitario total), “una situación realmente insostenible que refuerza la tendencia a disminuir el presupuesto a la AP que mantiene la Comunidad de Madrid desde hace 10 años”.

Y es que en la última década ha caído casi 5 puntos el gasto destinado a la AP. Mientras en 2010 fue el 12,67%, en 2016 bajo al 11,63% y 2019 al 10,4%, hasta llegar al 7,76% actual.

“Se necesitaría cuando menos un presupuesto, excluyendo farmacia, de 1.577 millones de euros para situarnos en el promedio que dedicaban las comunidades autónomas en AP en 2021”, subraya la ADSPM.

El colectivo también considera insuficiente el gasto dedicado en Salud Pública, un 1,80%, cuando debería situarse al menos en el 2,5% del presupuesto total.

Al igual pasa con el presupuesto hospitalario que, aunque crece ligeramente, no es suficiente para atender las prolongadas listas de espera, advierte la ADSPM.

Queda aún por conocer el dinero que se va a dedicar a las privatizaciones sanitarias que podrían seguir la senda en ascenso de los últimos años, según estima el colectivo.

El deterioro de la sanidad pública en Madrid viene siendo denunciado por distintos colectivos. Recientemente se lanzó un manifiesto ‘Salvar la atención primaria’ que urge a un cambio en la política sanitaria en toda España.

El próximo 3 de noviembre, medio centenar de organizaciones escenificarán un acto conjunto en defensa de la AP en Madrid. La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO), UGT, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFyC), Medicus Mundi y otras 44 organizaciones sociales urgen a “superar la situación crítica por la que atraviesa este pilar básico del sistema público de salud”.

En la rueda de prensa que se celebrará en la sede de CCOO de Madrid, participarán Manuel Martín, presidente de FADSP; Humberto Muñoz Beltrán, secretario general FSS-CCOO; Ana Isabel Gracia, secretaria de Políticas Sociales de UGT; María Fernández, vicepresidenta SEMFyC; y Enrique Revilla, vicepresidente Medicus Mundi.

Situación crítica de la atención primaria en Madrid por el nuevo recorte presupuestario