miércoles. 17.04.2024
sanidad

La Sanidad en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia

El Gobierno ha presentado en la UE el  Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia  y hay que reconocer que ha supuesto una nueva frustración para el sistema sanitario.

Aunque uno de los epígrafes (componente 18: Renovación y ampliación de las capacidades del Sistema Nacional de Salud) se refiere a la necesidad de reforzar la Sanidad Pública y dotar al SNS de capacidad suficiente para abordar nuevas situaciones criticas y responder a las necesidades de salud de la población, es evidente que su tratamiento presupuestario es netamente insuficiente (1.069 millones € sobre 140.000 millones, el 0,76% de la inversión total), un contraste evidente por ejemplo con lo presentado por Italia, un país con parecidos problemas al nuestro  por la pandemia, que contempla 18,500 millones € para salud sobre 248.000 millones € (7,45%) lo que demuestra que no se trata de una imposición de la UE y que cabía un margen mucho más amplio. Una vez más, el sistema sanitario queda postergado en las prioridades de nuestros gobiernos.

Por otro lado, los epígrafes que se contemplan, con los que básicamente hay que estar de acuerdo, no están desarrollados, y siguen siendo simples enunciados faltos de contenidos concretos, y hay que volver a repetirlo, precisan de una compromiso presupuestario muy superior al que contempla este Plan, de manera que difícilmente podrán implementarse para responder a las necesidades de nuestro sistema sanitario público.

Desde la FADSP se ha señalado que es urgente responder a 3 retos fundamentales: uno, incorporar mas recursos humanos a la Atención Primaria, que lleva años descapitalizada y marginada; dos, mejorar de manera sustancial los dispositivos de Salud Pública, que son claramente insuficientes como se ha demostrado durante la pandemia; y tres incrementar el número de camas hospitalarias, especialmente de larga y media estancia, que son notoriamente insuficientes y que se precisaran para abordar con éxito la atención sanitaria a los enfermos no covid19 que fue postergada durante la crisis sanitaria. Por supuesto nuestro sistema sanitario tiene muchos mas retos por delante que ya hemos señalado desde la FADSP en muchas ocasiones.

Obviamente cualquier inversión en la Sanidad Pública es bienvenida y supondrá un avance sobre la situación actual, pero parece obvio que se esta perdiendo una gran oportunidad para reactivar nuestra Sanidad Pública y solucionar los problemas que hizo aflorar la pandemia

Habría que repensar este Plan y debería de incrementarse significativamente la inversión destinada al sistema sanitario, que no debería ser inferior al 5% del total y que deben de articularse propuestas más concretas dirigidas a los 3 puntos antes señalados.

La pandemia produjo muchos daños en nuestra sociedad y evidencia problemas serios en nuestro sistema sanitario para abordarla. ¿No debería ser la Sanidad Pública un aspecto clave en los planes de recuperación? Porque conviene recordarlo, si no reforzamos la Sanidad Pública y la dotamos adecuadamente estamos abocados a repetir situaciones parecidas ante una nueva emergencia sanitaria.

Marciano Sánchez Bayle, portavoz de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública

Cómo queda la sanidad en el plan de recuperación presentado en Bruselas