martes. 21.05.2024
calor trabajo

Actualizado el 26 de junio de 2023

El Gobierno aprobó un real decreto ley (en vigor desde el 13 de mayo pasado) por el que se establece la obligación de prever medidas para hacer frente al riesgo por fenómenos meteorológicos adversos en el ámbito laboral, incluida la prohibición de desarrollar determinadas tareas durante las horas del día en las que estos concurran.

El objetivo es preservar la salud de las personas trabajadoras que desarrollan su actividad al aire libre para evitar que se repitan sucesos dramáticos como los ocurridos durante el verano de 2022 con el fallecimiento de un trabajador de 60 años cuando se encontraba realizando tareas de limpieza en las calles en el madrileño barrio de Vallecas. También otro trabajador del campo de Murcia, en Lorca, murió sin ni siquiera haber tenido agua a su disposición u otro medio de hidratación.

Según informa Meteored, si la AEMET emite un aviso de nivel naranja o rojo la empresa debería adaptar las condiciones de trabajo. Los avisos atienden a unos umbrales de temperaturas diferentes para cada región española, dependiendo de los picos de calor que se suelan alcanzar. Puedes consultarlos aquí.

Los pasos que debería dar la empresa serían: reducir la jornada laboral, fomentar la flexibilidad horaria, redistribuir la jornada o interrumpir los trabajos al aire libre.

SE ESPERA UN VERANO "MUY CÁLIDO"

El año pasado se produjo durante la etapa estival un incremento de más de 4.800 muertes atribuibles a la temperatura a nivel nacional, en base a las estimaciones del sistema de monitorización de la mortalidad diaria del Instituto de Salud Carlos III. Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), la media de las temperaturas registradas entre el 1 de junio y el 31 de agosto de 2022 fue la más alta desde el comienzo de la serie histórica. 

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático viene advirtiendo de manera reiterada que los cambios son cada vez más extremos. La propia AEMET espera que este verano sea probablemente “muy cálido”, situándose entre el 20% de los más calurosos en las últimas tres décadas. Por ello, el Ministerio de Trabajo entiende que “ya no resulta posible concebir este fenómeno como un hecho aislado, sino como una tendencia creciente que llevará a que escenarios como el actual se reproduzcan cada vez con más frecuencia” y subraya que “el entorno laboral es un ámbito de especial vulnerabilidad y resulta urgente actuar garantizando una normativa preventiva eficaz”.

PROHIBICIÓN DE TRABAJAR EN LA CALLE EN OLAS DE CALOR

La norma aprobada establece una serie de medidas para la protección de las personas trabajadoras frente a cualquier riesgo relacionado con fenómenos meteorológicos adversos, incluyendo las temperaturas extremas.

Estas medidas se sustentarán en una evaluación de riesgos laborales que tendrá en cuenta tanto las características de la tarea como las individuales de las personas trabajadoras.

Las medidas preventivas incluirán la prohibición de desarrollar determinadas tareas durante las horas del día en las que concurran fenómenos meteorológicos adversos que así lo requieran, sin perjuicio de la adopción de las medidas de protección individual que sean procedentes.

En el supuesto en que se emita por las agencias de meteorología un aviso de fenómenos meteorológicos adversos de nivel naranja o rojo que determine que las medidas preventivas anteriores no garantizan la protección de las personas trabajadoras, resultará obligatoria la adaptación de las condiciones de trabajo, incluida la reducción o modificación de las horas de desarrollo de la jornada prevista.

La disposición se enmarca en el desarrollo la reciente Estrategia Española de Seguridad y Salud 2023-2027 y en los Objetivos de Desarrollo sostenible de la Agenda 2030, relacionados con los efectos del cambio climático.

UGT LAMENTA LA FALTA DE DIÁLOGO SOCIAL

UGT valora la medida, pero “lamenta” que no se haya impulsado a través del diálogo social. El sindicato ya venía reclamando que se regulara la temperatura máxima a la que se permite trabajar al aire libre y la duración de la exposición, tanto a nivel nacional como a nivel europeo.

El sindicato insiste en que es importante adaptar los puestos de trabajo a esta nueva realidad climática. Por ello, propone que se negocien protocolos para prevenir los efectos del calor en las empresas junto con la representación legal de los trabajadores.

Además, reclama que se incremente la labor de la Inspección de Trabajo en el control del cumplimiento normativo sobre prevención de riesgos laborales por parte de las empresas, y más concretamente sobre la adopción de medidas preventivas para evitar los efectos del calor extremo sobre la salud de las personas trabajadoras.

Para UGT es igualmente importante que se aborde la problemática para la codificación de las lesiones relacionadas con las altas temperaturas ambientales y se mejore la notificación de los accidentes de trabajo relacionados con las altas temperaturas ambientales, dentro del primer plan de acción de la recientemente firmada Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2023-2027.

Trabajar al aire libre bajo calor extremo estará prohibido este verano