domingo 26/9/21
TRIBUNA DE OPINIÓN

Privatizaciones y contratas 'Ayuso Sociedad Limitada'

ayuso

No deja de ser noticia el síndrome Ayuso en cuanto a la privatización de servicios públicos se refiere, y es que no hay día que no sorprenda con actuaciones totalmente deleznables y reprochables.

En los momentos mas duros de la pandemia, fueron los taxistas madrileños, quienes gratuitamente prestaron sus servicios para el transporte, tanto de sanitarios, como de pacientes posiblemente positivados en Covid, el riesgo en contraer la enfermedad no impidió al colectivo de la franja roja sacar su lado más humanitario.

¿Cómo le devuelve el favor la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso? Pues como no podía ser de otra manera, les deja en la estacada. De nuevo, y por el método del dedazo, en términos legales llamado “Resolución Tramitación Emergencia”, adjudica un contrato por valor de 400.522,32€ a una empresa de VTC, alquiler de vehículos con conductor para “Servicio de vehículos de hasta nueve plazas, incluido conductor, y sus conductores para los centros de salud, Covid-19”. La empresa en cuestión se llama UnautoVTC, dicen tener en todo el territorio nacional unos 15.000 conductores y ser la asociación que congrega el 90% de las licencias VTC. También 15.000, son aproximadamente las licencias de taxi que operan solo en la Comunidad de Madrid, de donde extraigo que los taxistas tienen bastantes más medios que dicha empresa, y recordando de nuevo, la labor encomiable que realizaron durante la pandemia realizando aproximadamente 150.000 de manera totalmente gratuita, mientras que UanutoVTC, brilló por su ausencia.

Pero lo que más me chirria del contrato son las condiciones, se habla de mas de 400.000 € por ofrecer un servicio durante 81 días, de 08:00H a 21:00H a 71 centros de salud, y digo que me chirria, primero porque deja las noches al descubierto, del mismo modo que la seguridad del Zendal, y segundo, y lo más importante, no habla de numero de servicio mínimos a realizar, es decir, si ningún madrileño solicitara una VTC para desplazarse a alguno de los 71 centros de salud entre las 08:00H y las 21:00H, UnautoVTC se embolsaría más de 400.000 pavos, limpios de polvo y paja.

Que el hijo de un diputado regional del Partido Popular sea socio de uno de los 'capos' de las VTC madrileñas, seguramente sea mera casualidad. Que el nombre del padre del socio del capo de las VTC de Madrid aparezca en varios informes de la Guardia Civil dentro de la “Trama Púnica”, imagino que tampoco les sorprenderá. Hablamos de José Manuel Berzal Andrade, fue secretario general del Partido Popular en el Parlamento Madrileño, su hijo, Alberto Berzal Marugan y de José Antonio Parrondo, este último llegó a ser presidente de la Gremial del Taxi, pero cuando vio que se sacaba mayor tajada con las VTC no dudó un solo instante en destrozar el propio gremio al que había pertenecido durante años, y al que pertenece todavía como propietario de varias licencias.

Del mismo modo que no creo que se sorprendan al saber que, los socios de gobierno del Partido Popular en la Comunidad de Madrid también tienen vínculos algo sospechosos con las VTC. Ignacio Aguado, actual vicepresidente de la Comunidad de Madrid, fichaba a la ‘dircom’ de Uber nueve meses después de la guerra del taxi. En octubre de 2019, Carla Cabedo, quien fuese “dircom” de Uber, pasaba a ser asesora de los naranjas. Xavier Cima, diputado de CIU de 2010 a 2015, y marido de Inés Arrimadas, fundó una sociedad bajo la que operaba una consultora cuyos servicios fueron contratados por UBER. Parece que todo queda en familia.

Pero como diría super ratón, no se vayan todavía, aun hay más, mirando en el portal de contratación de la Comunidad de Madrid me encuentro otro contrato, también a dedo, en el mes de septiembre de 2020 a UBER, por valor 624.096,00 euros para realizar servicios similares en horario, de 08:00H a 21:00H de lunes a viernes, la diferencia es que en este contrato se da servicio a 146 centros de salud, que vienen especificados en el contrato, cosa que en el anterior no. No solo se disminuyen a menos del 50% los centros sanitarios a cubrir que, además, ni siquiera se especifica a que centros se va a dar servicio.

Me pongo a tirar de agenda de teléfono para hacerle saber a dirigentes políticos de la Comunidad de Madrid el segundo contrato que encuentro en el portal de contratación. Francisco J. Cañadas, diputado de Medio Ambiente en la Asamblea de Madrid y responsable de comunicación de Unidas Podemos de la Comunidad de Madrid, me pone en contacto con Carolina Alonso, también diputada de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, forma parte de la Comisión de Vivienda, Cultura y Vigilancia de Contratación, es de su trabajo en esta comisión de donde está extrayendo toda la información relativa a este asunto, entre otras cosas. Llego tarde, ella ya tenía esta información, jodido sería que un ciudadano supiese más que en un equipo de gobierno, de hecho, es ella misma la que me advierte de otro contrato más en el mes de julio de 2020, de nuevo a UBER, y por valor de 397.861,20 euros. Curiosamente este contrato sí menciona los traslados a realizar, habla de (115 centros x (8 trayectos x 3,8 euros de tarifa urbana y periurbana) x 51 días) + (31 centros x (4 servicios x 29 euros de tarifa rural) x 51 días) = 361.692 euros, un beneficio de 40.000 euros en 51 días, beneficio que no voy a cuestionar para no entrar en más detalles económicos.

Pero aquí viene donde la matan, las preguntas que les hago yo a ustedes, y de igual forma le hice a Carolina por teléfono son, ¿se han realizado realmente esos servicios en el primer contrato? ¿Cuántos servicios se realizaron en el segundo? ¿Porque en el segundo y tercer contrato no se habla de cantidad de servicios a realizar?

Carolina Alonso me cuenta que ha pedido la comparecencia del Consejero de Sanidad D. Enrique Ruiz Escudero y que, entre otras preguntas, estas formaran parte del bloque de cuestiones, que quien contrata a dedo en Madrid a empresas de dudosa lealtad a los madrileños, tendrá que contestar.

Mi padre, antes de enfermar, fue taxista durante 30 años en la Comunidad de Madrid, lo más jodido del asunto es que, si desde que él está desconectado del mundo del taxi hasta el día de hoy la cosa no ha cambiado, en los taxis se sigue escuchando la COPE, recuerdo cómo me decía él algo incompresible para los dos, “hijo, el sector del taxi en Madrid en su mayoría es votante del PP, lo mío con mis compañeros de profesión es una batalla perdida”, ojo lo que me suena esta historia con mis excompañeros de profesión, los obreros mileuristas, no aprendemos.

Privatizaciones y contratas 'Ayuso Sociedad Limitada'