viernes 15/10/21
ASOCIACIÓN POR UNA ESPAÑA FEDERAL

Nicolás Sartorius: “España está madura para pasar a ser un Estado federal”

Federalistas de toda España presentan su hoja de ruta para “profundizar en el funcionamiento del sistema autonómico”.

dav
Nicolás Sartorius, junto a Joan Botella, vicepresidente de AEF y presidente de Federalistes d'Esquerres, en la presentación de la declaración 'Por una España Federal'.

“Nuestro sistema autonómico necesita una reforma que garantice una gobernanza eficaz a través de una profundización federal”. Así arranca la declaración de la Asociación por una España Federal (AEF) presentada este martes en Madrid por varios miembros de su junta directiva, entre ellos su presidente Nicolás Sartorius.

Federalistas de toda España se han marcado una hoja de ruta y un plan de acción para acometer las reformas necesarias que refuercen el Estado social y democrático de derecho. En la búsqueda de ese consenso parten de varias premisas claras: el federalismo no es de izquierdas o de derechas ni tampoco busca la confrontación, sino la “lealtad institucional” y la “unidad” para culminar el modelo autonómico nacido de la Transición y mejorar su funcionamiento.

“El federalismo que defendemos es contrario a cualquier tendencia disgregadora o centralizadora que solo conduciría a la desigualdad y al conflicto”, afirman

Por ello, el momento escogido no es baladí, tras una pandemia que si bien ha puesto al descubierto las fortalezas del modelo territorial también ha evidenciado serias debilidades en la gestión de las distintas administraciones públicas. “España está madura para pasar a fórmulas federales”, ha dicho Sartorius, que también reconoce el “bloqueo” político actual y que, sin embargo, no lo ve como un impedimento para avanzar en determinadas reformas federales.  

Aunque la reforma constitucional está en el horizonte para la culminación del proceso, los impulsores del mismo plantean una serie de “reformas parciales concretas” que podrían acometerse en el corto plazo. La principal, la revisión del modelo de financiación autonómica que, por un lado, fortalezca la ‘caja’ común del Estado y garantice unos servicios públicos de calidad, y por otro, la suficiencia financiera de las comunidades autónomas; sin olvidar la delimitación de lo que califican como “competencia fiscal perniciosa o desleal”. En palabras de Sartorius, “en España no convergemos, sino que divergemos”.

Asimismo, platean regular figuras como la Conferencia de Presidentes o las Conferencias Sectoriales para mejorar su funcionamiento “evitando que su virtualidad quede en manos del Gobierno de turno”. También la reforma del Senado para convertirla en una verdadera cámara de representación territorial. Una reforma -ha recordado Sartorius- de la que se viene hablando en los últimos años y que ha sido planteada incluso por el PP.

El otro gran paquete de reformas está referido al ámbito competencial para evitar la conflictividad que se ha puesto de manifiesto durante la covid. Para los firmantes de la declaración es necesario delimitar las “competencias exclusivas y no delegables del Estado (Federación)” y también fijar un marco de acción común respecto a otras que están transferidas, principalmente si se trata de materias que componen el Estado de bienestar (sanidad, educación, dependencia, etc…).

Desde que arrancó este proyecto en 2017, la Asociación por una España Federal ha conseguido implantarse en prácticamente todas las comunidades autónomas. Su relanzamiento ahora contempla un calendario de reuniones con partidos, sindicatos, organizaciones empresariales y otros colectivos del tejido social, además de actividades de diverso tipo en los distintos territorios para crear una “pulsión de cambio” en la sociedad civil, dice Sartorius.


Algunas reflexiones en torno al Senado


Nicolás Sartorius: “España está madura para pasar a ser un Estado federal”