sábado. 20.04.2024

Las ocho de la tarde de la noche de autos: Biden ordena el derribo del globo chino que atraviesa Estados Unidos para recopilar información muy importante.

Parece que las grandes potencias están reuniendo miles de razones importantes para destruir la Tierra.  

Yo creo que no merece la pena, es más, incluso parece que depende del sesgo de la información que busques así será la conclusión que saques.

Eso significa que el asunto de la Tercera Guerra Mundial es algo serio y se parece mucho a un ultimátum a la Tierra.

Pero no cambia nada en la guerra de Ucrania.

De repente, un soldado ucraniano se va a su casa con un objetivo mucho más ambicioso.

Dejar su mente en blanco mientras su sargento le regaña porque no sé qué asunto importante. Cae en trance, entonces una mente superior se cuela en su interior.

Mientras su sargento le grita para que vuelva a la cama para recuperarse de las heridas de guerra -esa inteligencia superior que es una sonda de un ser de otra dimensión- no está acostumbrada a tanta humanidad y se administra a través de crisis que se reflejan con una enorme pereza.

Lo primero que hace cuando se adapta al cuerpo y a la personalidad del soldado es buscar una magdalena, porque ha leído de un tirón todos los libros que había en su cuartel y el que más le ha gustado es «En busca del tiempo perdido» de Proust.

El globo espía chino y las miles de razones banales para salvar la Tierra