lunes. 24.06.2024
ley mordaza
Imagen de archivo.

La modificación de la Ley de Seguridad Ciudadana ha sido rechazada este martes en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados tras el voto en contra de ERC y Bildu que ven “insuficientes” lo cambios efectuados y que habían sido pactados previamente por el PSOE, Unidas Podemos y PNV. Decae así una de las reformas comprometidas por el Gobierno de coalición de la conocida como ‘ley mordaza’ que fue aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2015 y que llevaba tres años paralizada en su trámite parlamentario. Las conversaciones de los últimos días no han servido para que los socios del Gobierno aprueben el dictamen para elevarlo al Pleno, un texto que también ha contado con el rechazo del PP, Vox y C’s y resto de grupos.

MÁS DE 60 CAMBIOS PACTADOS

El portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Enrique Santiago, ha sido uno de los más críticos con la decisión adoptada por los grupos independentistas. Hasta poco antes de la votación advertía que “ningún demócrata y nadie de izquierda lo entendería” el que ambas formaciones “se sumen al voto de la ultraderecha y derecha” para tumbar la derogación de esta ley. El diputado de IU ha resaltado los más de 60 cambios profundos pactados con los que se recuperaba “la inmensa mayoría de los recortes de libertades que introdujo el Gobierno de Rajoy”.

El informe que se aprobó en la fase de Ponencia en febrero ha sido rechazado por 19 votos en contra y 18 a favor. La Ley de Seguridad Ciudadana criminaliza y sanciona severamente la protesta social. Entre los cambios introducidos figuraba la desaparición de sanciones por ocupaciones de oficinas públicas o bancarias; las sanciones por protestas en infraestructuras si no suponen riesgo grave para las personas; se reducían las responsabilidades de los convocantes de manifestaciones por actos de terceros o las cuantías económicas de todas las sanciones, entre otraa modificaciones sustanciales.

“Las pelotas de goma ni se mencionan en la Ley de Seguridad Ciudadana”

Las expulsiones en caliente, el uso de pelotas de goma por parte de la policía o la veracidad de las declaraciones de los agentes han sido algunas de las cuestiones que han llevado a ERC y Bildu a rechazar el dictamen. Sin embargo, a juicio de Unidas Podemos lo más importante de esta ley y sus aspectos más lesivos tienen que ver con los referidos a la protesta social, los derechos de reunión, manifestación y expresión, entre otros y no otras cuestiones reguladas por otras leyes de policía o extranjería: “Las pelotas de goma ni se mencionan en la Ley de Seguridad Ciudadana”, ha subrayado Santiago.

El resultado de la votación ha sido celebrada con aplausos y vítores de los representantes de la derecha y ultraderecha en la Comisión de Interior. Tanto el PP como Vox han criticado esta reforma por ir en contra de los sindicatos policiales. De hecho, Enrique Santiago ha recordado que ha habido “sindicatos ultraderechistas” como Jusapol que han buscado “desestabilizar” la propuesta de ley reuniéndose con el PP en su sede nacional de la calle Génova de Madrid. Las concentraciones en protesta por la derogación de la ‘ley mordaza’ también se sucedieron este martes a las puertas del Congreso donde se votaba el dictamen para dicha reforma.

FRENAZO EN LA PROTECCIÓN DE DERECHOS

Muy críticas también han sido otras organizaciones y colectivos sociales que han lamentado en un manifiesto la “oportunidad perdida y el frenazo en la protección de derechos humanos en España”. Ecologistas en Acción, Amnistía Internacional, No Somos Delito, Greenpeace, IRIDIA, Defender a quien Defiende, Ris, Novact y Legal Sol lamentan la “pésima noticia” que supone no continuar con la tramitación parlamentaria de la reforma: “Esta norma ha impactado de forma muy negativa en el derecho a la protesta, a la libertad de expresión y en los derechos de las personas migrantes y refugiadas, durante los casi 8 años que lleva en vigor”. Afirman. Asimismo recuerdan que su modificación ha sido reclamada por diversos organismos internacionales y regionales de derechos humanos, como la Comisaria de Derechos Humanos y la Comisión de Venecia del Consejo de Europa, “por su potencial represivo”.

"DECEPCIÓN" DE CCOO Y UGT

Decepción también para CCOO y UGT ante el fracaso de la reforma que deja “intacta” la ley aprobada por el PP, “una ley sumamente lesiva para las libertades civiles y los derechos de la ciudadanía”. Ambas organizaciones consideran que los puntos sobre los que giraban las negociaciones “deberían haber sido objeto de una mayor ambición y flexibilidad por parte del Gobierno para alcanzar un acuerdo que permitiera continuar adelante con la reforma de la ley”.

Una oportunidad perdida: ERC y Bildu tumban la reforma de la ‘ley mordaza’