viernes 10.07.2020
PLAN DE DESESCALADA

El Gobierno prevé que la vuelta a la normalidad a finales de junio tras una desescalada “gradual, asimétrica y coordinada”

El plan diseñado tendrá cuatro fases, comenzará el 4 de mayo y se aplicará por provincias e islas.

Pedro Sánchez en rueda de prensa en La Moncloa. Fotos de Borja Puig de la Bellacasa.
Pedro Sánchez en rueda de prensa en La Moncloa. Fotos de Borja Puig de la Bellacasa.

La desescalada del confinamiento decretado el pasado 14 de marzo con el estado de alarma por la epidemia de la COVID-19 echará a andar el próximo 4 de mayo. El plan diseñado y aprobado este martes por el Consejo de Ministros se hará por fases y el Gobierno prevé que pueda culminarse de aquí a ocho semanas, esto es a finales de junio, cuando alcancemos lo que se ha venido en llamar ‘nueva normalidad’.

El presidente del Gobierno ha explicado los pormenores de este plan en rueda de prensa en La Moncloa donde también ha anunciado futuras prórrogas del estado de alarma para su debate y aprobación en el pleno del Congreso de los Diputados hasta que finalice el calendario para el desconfinamiento.

GRADUAL, ASIMÉTRICO Y COORDINADO

El plan de recuperación “será gradual, asimétrico y coordinado”, ha destacado Pedro Sánchez. Tendrá 4 fases, con una duración de dos semanas cada una, y la unidad de acción serán las provincias, y en los archipiélagos, las islas: “No habrá movilidad entre provincias o islas hasta alcanzar la normalidad”, ha afirmado. El ministerio de Sanidad será el encargado de coordinar todo el calendario de acción.

FASE PREPARATORIA

La ‘fase 0’ o fase inicial (del 4 al 17 de mayo) dará comienzo el próximo lunes, 4 de mayo, y servirá para preparar dicha transición o desescalada. Será igual para todo el territorio español excepto algunas islas como Formentera (Baleares) y La Gomera, El Hierro y La Graciosa (Canarias) que podrán saltarse esta fase y comenzar con la siguiente.

El Gobierno mantiene su intención de poner en práctica las medidas de alivio proyectadas para el 2 de mayo país como la posibilidad de dar paseos o hacer ejercicio, según ha confirmado el propio Sánchez.

Esta ‘fase 0’ será preparatoria para dar los primeros pasos para la reactivación económica. Así, se prevé la apertura de restaurantes con servicio de comida a domicilio; la preparación de los locales públicos para garantizar el distanciamiento social y la protección frente al contagio; también la apertura de locales para actividades individuales y en la esfera del deporte, los entrenamientos individuales de deportistas profesionales y federados.

INICIO DE CIERTAS ACTIVIDADES

La ‘fase 1’ o fase inicial (del 17 al 31 de mayo) permitirá el inicio de ciertas actividades en cada una de las provincias, como la apertura de pequeños comercios, “bajo condiciones estrictas de seguridad”, excepto grandes centros comerciales; la apertura de bares y restaurantes al 30% de su capacidad y de terrazas, hoteles, alojamientos turísticos excluyendo zonas comunes. Los mayores de 65 años será un colectivo con horario “preferente” por su vulnerabilidad antes la COVID-19. Se reanudará el sector agroalimentario y pesquero con algunas restricciones. Asimismo, se podrá asistir a lugares de culto, pero con aforo limitado y ampliar los entrenamientos en el deporte profesional. Todo ello bajo las medidas de seguridad como la limitación del aforo a un tercio en la mayoría de los casos y el uso de mascarillas, “altamente recomendadas”, ha dicho el presidente, sobre todo para el transporte público.

UN PASO MÁS HACIA LA NORMALIDAD

La ‘fase 2’ o fase intermedia (del 1 al 7 de junio) se pondrá en marcha siempre y cuando los datos del avance de la epidemia permitan continuar con el ritmo quincenal del plan. En la misma se abrirán los espacios interiores de la hostelería limitados a un tercio de su capacidad y con separación entre sus clientes. Se reanudarán las actividades de caza y pesca; cines y teatros, monumentos, exposiciones, con aforos limitados; actos culturales con menos de 50 personas y no más de 400 si son al aire libre; así como los lugares de culto al 50%.

El Gobierno ha decidido que el curso escolar arranque en septiembre, a excepción de los exámenes de la EvAU y otras salvedades como la apertura de centros para menores cuyos progenitores no puedan atenderles por motivos laborales.

calendarioFLEXIBILIZACIÓN DE LA MOVILIDAD GENERAL

Ya en la ‘fase 3’ o fase avanzada (del 8 al 21 de junio) se flexibilizará la movilidad general, ampliando la ocupación de espacios para el comercio, siempre bajo la recomendación del uso de mascarillas y las normas de higiene para prevenir los contagios.

Según ha explicado el presidente del Gobierno, cada fase durará dos semanas porque es el tiempo estimado mínimo de incubación del contagio por coronavirus. Si la evolución sigue siendo favorable, el plan duraría 8 semanas, con lo que a finales de junio, “entraríamos en la nueva normalidad”.

Sánchez ha explicado que no hay un calendario cerrado y cada unidad territorial, marcada por provincias e islas, efectuará su desescalada en base a unos marcadores diseñados por las autoridades sanitarias y que serán públicos. Aunque “no avanzará al mismo ritmo en toda España”, sí “se regirá por las mismas reglas” que marque Sanidad de forma coordinada, ha insistido el presidente. La ansiada “nueva normalidad” no significará volver a la situación de antes del estado de alarma, ya que aún habrá que esperar a tratamientos o vacunas que puedan frenar el virus “altamente contagioso” y que ha provocado ya más de 20 mil muertes en España.

Las reglas en las que se basará este plan de desescalada tienen que ver con las capacidades del sistema sanitario, tanto en su vertiente de atención primaria, como hospitalaria y en UCI, con el objetivo de que no se colapse. También dependerá de la situación epidemiológica en la zona, la implantación de protección colectiva en comercios y transporte; y otros datos socioeconómicos y de movilidad.

El Gobierno prevé que la vuelta a la normalidad a finales de junio tras una desescalada...
Comentarios