sábado. 24.02.2024
carlos_bravo
Carlos Bravo, a la derecha, junto con Pedro J. Linares, Director de Estudios Fundación 1 de Mayo, en la presentación del 'Observatorio Social de las Personas Mayores 2022'.

No hay avances en la negociación de la reforma de pensiones, reconoció este viernes Carlos Bravo de CCOO. Preguntado por el curso que sigue el segundo paquete de reformas, el dirigente sindical lamentó que el Gobierno se encuentre “en una situación de impasse” que no permite ser optimistas en cuanto al compromiso del ministro José Luis Escrivá de tener cerrado el proceso antes de que acabe febrero. “El Gobierno está en bucle con este asunto, no está siendo resolutivo”, ha asegurado durante la presentación del ‘Observatorio Social de las personas mayores’ elaborado por la Fundación 1º de Mayo.

“El Gobierno está en bucle con la reforma de pensiones, no está siendo resolutivo”

El secretario confederal de Políticas públicas y Protección social emplaza al Ministerio de Inclusión y Seguridad Social a que retome el proceso de negociación: “El Gobierno tiene que tomar la iniciativa y llevamos un mes prácticamente de paralización, estamos terminando la legislatura y hay materias importantísimas que se tienen que abordar”, ha insistido. Entre la mismas figuran el destope de las bases máximas de cotización para aumentar los ingresos y la ampliación del Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) más allá de 2033. Asimismo, ha destacado la necesidad de abordar mejoras en materia de prestaciones y pensiones mínimas y reducir la brecha de género. Sobre el periodo de cálculo, Bravo ha insistido en que es un tema que no está en la mesa de negociación y que tampoco figura en las recomendaciones del Pacto de Toledo.

Prolongar el MEI hasta el año 2.050 supondría una recaudación cercana al punto del PIB

CCOO sigue apostando en que el MEI, aprobado en el primer paquete de la reforma de pensiones y que entró en vigor el pasado 1 de enero, se amplíe hasta 2050. Este impuesto del 0,6% que se grava directamente en las nóminas y del que el 0,5% corresponde pagar a la empresa y el 0,1% al trabajador, permitirá dotar de mayores ingresos a la hucha de pensiones cara al grueso de jubilaciones que generará en torno al año 2.048 la conocida como generación del baby boom. Según ha explicado Carlos Bravo la previsión es que este tributo aporte unos 2.700 millones de euros anuales y alcanzar en la próxima década los 35-40 mil millones. Prolongar el MEI hasta 2.050 supondría una recaudación cercana al punto del PIB, “un mecanismo de financiación muy notable y con un potencial muy fuerte”, ha destacado.

El MEI es un mecanismo de financiación con un potencial muy fuerte

Con respecto a la subida de tipos anunciada por el Banco Central Europeo y el alza de las hipotecas en España, Bravo se ha mostrado pesimista sobre el acuerdo “de buena voluntad” alcanzado entre Economía y la banca para aliviar la carga de las familias que ve “absolutamente insuficiente”. Por ello insiste en la propuesta plateada en su momento por el sindicato para fijar por ley que las cuotas a pagar no superen el 30% de los ingresos: “Es urgente una actuación normativa que nos permita mejorar sustancialmente esa situación”, concluye.

CCOO lamenta que el Gobierno esté “en bucle” con la reforma de pensiones