<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 18.08.2022
TRIBUNA DE OPINIÓN

La calle Génova impone los adelantos electorales. El trumpismo español a la ofensiva

Genova13-sedePP-RemoVicario

La estrategia que impulsa Casado y la pelea politica por quien lidera el trumpismo españolista, si el propio “jefe” del PP, Ayuso y el “nacionalismo” madrileñista ultra centralista o VOX lo obligan a mover ficha al objeto de ganar en dos territorios del estado, Castilla y León y Andalucía donde piensan lo tienen fácil.

Ambas comunidades tienen configuraciones políticas internas muy diferentes, pero en ambos casos gobierna la derecha. Si algo les une es ser dos regiones, -en el caso andaluz una realidad nacional-, que sufren problemas muy graves en el sector agrario y en el rural, si bien en el caso castellano-leonés más agravadas.

Por lo pronto Castilla y León mueven ficha ya. El PP hunde a Ciudadanos y les deja con el culo al aire lanzándose a por todas. Pero surge algo nuevo en el panorama político y son los partidos de carácter comarcal y/o provincial nacidos al calor del abandono de Valladolid y el olvido de Madrid, lo que provoca su despoblación y la falta de oportunidades. Estos partidos-plataformas cívicos son la respuesta y el grito de la llamada “España Vaciada”. Lo que deben analizar ellos, es cuales son las causas reales de ese vaciamiento y por tanto las estrategias de Madrid durante muchas décadas y las políticas que impone la burocracia de Bruselas. Ambas son causa directa.

El vaciamiento programado del mundo rural en el siglo XX comienza en los cincuenta y son Asturias, Euskadi, Cataluña, País Valenciano y Madrid los grandes receptores de esa emigración interior. Posteriormente, a partir de años 90 serán los recortes en salud y educación que las políticas neoliberales europeas y españolas imponen, provocando la huida a Madrid y Europa de sus jóvenes. Su puntilla es cerrar escuelas, centros de salud, médicos rurales y liquidar todo tipo de servicios, incluidos comercios y bares que hacen imposible vivir en un pueblo.

La PAC debe ser seriamente estudiada a lo hora de ver las causas del despoblamiento. La agricultura, además de la industria española, ha sido sacrificada en favor de Alemania y sus intereses. Los fondos y proyectos de desarrollo rural europeos no van más allá de promocionar el llamado turismo rural, el chorizo artesano local, el queso… -lo cual tiene sus límites- o la caza y la destrucción de territorio, pero no se crea tejido productivo y sobre todo nadie apoya la soberanía alimentaria española que haría de los territorios rurales piezas imprescindibles –más todavía- al objeto de conseguir una vida sana y una alimentación adecuada y suficiente. En lugar de eso, los grandes fondos de inversión acumulan tierras, montan macrogranjas de cochinos o el nuevo maná capitalista que son grandes centrales eólicas y huertos solares sembrados sin consenso y apoyo democrático de los pobladores al objeto de servir energía para las grandes urbes más próximas.

Estamos pues también ante una nueva neo colonización de la España vaciada. La respuesta de los partidos territoriales es desde la no ideología y la ambigüedad, pero alguien debe decirles que son víctimas de la ideología neoliberal y ahora del capitalismo verde. El problema es que sus enemigos si tienen ideas y tener ideas no solo no es malo, sino que ayuda a defender su proyecto territorial desde su derecho a su autonomía y a su libre federación, pues también Castilla y León es una creación artificial de la UCD que aúna León a la fuerza e impide las aspiraciones de el Bierzo. Todo eso se ha hecho en base a ideología. Es por tanto Castilla y León una víctima y la reacción de plataformas y coaliciones es lógica ante tanto abandono y castigo. Pero frente a esto hay que pensar que nada ha sido ni por fatalismo, ni por casualidad.

También para defender territorios concretos hay que buscar solidaridad, federación, comprensión, apoyo y la unidad de las clases trabajadoras y de los pueblos ante el engaño centralista, el olvido del bipartidismo y las promesas no cumplidas por parte del gobierno autónomo y del central. 

Por lo pronto CyL es el laboratorio de la victoria del PP y VOX en el resto del estado español y Andalucía pronto vivirá la misma situación en el asalto planificado al Gobierno de Madrid, por parte del trumpismo madrileño y al que solo podremos hacer frente desde la unidad de las fuerzas del trabajo y antineoliberales. De todas ellas.

Lo cual no quiere decir que si está unidad no se produce y es muy difícil a pesar de la emergencia democrática y social que sufre el estado español, no veamos, entendamos e incluso apoyemos las justas reivindicaciones territoriales, locales, comarcales y municipales. Mucho cuidado que en el caso castellano y leonés pueden ser esas plataformas las que frenen al PP y por cierto no van a ser engañadas fácilmente a la hora de formar gobierno pues están llenas de personas decepcionadas de los grandes partidos y del olvido centralista.

De Andalucía pronto hablamos.      

¿Has leído esto?

La calle Génova impone los adelantos electorales. El trumpismo español a la ofensiva