domingo 05.07.2020
Coronavirus

Millón setecientos mil trabajadores afectados por los 225.000 ERTES ya presentados

Entre 2014 y 2019 hubo 27.171 empresas que aplicaron 36.141 ajustes temporales a 409.548 trabajadores. En los últimos días ya hay 225.000 expedientes presentados en toda España y un millón setecientos mil  trabajadores afectados

Millón setecientos mil  trabajadores afectados por los 225.000 ERTES ya presentados

Los ERTE se disparan ya a cerca de 225.000 y afectan a más de 1,7 millones de trabajadores. Es el recuento de las comunidades autónomas y de la Dirección General del Ministerio de Trabajo para el jueves, cuando el lunes se situaban en cerca de 150.000.

Las previsiones actuales anuncian que se estará al final del proceso más cerca de los tres millones que de dos y medio como recientemente anunciaba un estudio de CEPYME.

Las zonas más afectadas serán las de mayor peso del turismo en su PIB, como son Baleares, Canarias, y Murcia.

El sector turístico y hotelero, de restauración, automovilístico, aeronáutico y el textil, están entre los más afectados por esta crisis.

Empresas como Pikolín o Volkswagen han presentado, durante estos últimos días expedientes de regulación de empleo temporales de forma oficial. Otras compañías como Inditex han decidido no acogerse de momento a esta medida y recurrir a ella solo en el caso de que se prolongue el estado de alarma más allá de una fecha determinada. 

Esta avalancha ha dejado 51.340 expedientes en Cataluña que implican a 407.278 trabajadores, 64.676 más que los que constaban hasta ayer.

En el caso de Madrid, registra 27.000 solicitudes de ERTE. Desde la Comunidad que preside Isabel García Ayuso, explican que el volumen de trabajadores será previsiblemente menor que en otras regiones, ya que tramitan los ERTE de empresas que sólo tienen presencia en Madrid, la mayoría pymes con pocos trabajadores.

Hasta la fecha, se han presentado 45.125 expedientes en Andalucía, que afectan a casi 146.000 trabajadores.

Los ERTE en Galicia ya pasan de 20.000 y afectan a más de 110.000 trabajadores. Respecto a Murcia, el número de ERTE presentados hasta este jueves es de 6.580.

En el caso de los estatales, de grandes empresas con presencia en todo el territorio, el número de ERTE es menor, de cerca de 6.500, pero el volumen de trabajadores implicados se multiplica.

Entre las grandes empresas que los han anunciado se encuentran El Corte Inglés, con 25.900 trabajadores afectados, Zena Alsea (22.000), Seat (14.800), Burger King (14.800), Iberia (13.700), Renault (11.650), Decathlon (8.886), Meliá (8.382), PSA Vigo (7.400), Ford Almussafes (7.000), Tendam (7.000), Michelin (7.000) y Primark (7.000).

Sí llevan al día los datos otras administraciones como el Ministerio de Trabajo, que tramita expedientes de ámbito estatal para 140.000 asalariados; la Comunidad Valenciana, 120.066; y Castilla y León, 101.765.

En Asturias, donde el volumen es mucho menor, sí ofrecen datos más desglosados, aunque la avalancha de ERTE también les ha desbordado: “Tenemos que revisarlos todos muy rápido, y nos encontramos algunos duplicados o algunos, muy pocos, alegan causa de fuerza mayor y no encaja”, explican en la Consejería de Industria, Empleo y Promoción Económica.

“En los primeros listados de empresas que veíamos, pocas superaban los 100. Ahora va creciendo el tamaño”. Confirman estas palabras el anuncio de este miércoles de El Corte Inglés, de que va a presentar un ERTE para 22.000 empleados o los planes de Inditex de llevarlo adelante si la situación se prolonga más allá del 15 de abril.

Unai Sordo, secretario general de CC.OO. ha pedido responsabilidad a las empresas y que no apliquen despidos como muchas están haciendo en estos momentos y que estudien las formas para mantener el máximo de trabajadores en activo y la utilización de suspensiones temporales o reducciones de jornada favorecidas por la financiación y apoyo aprobado por el Gobierno.

“Llama mucho la atención el incremento tan exponencial. Lo que no puede ser es que todas las empresas se aprovechen para beneficiarse de las medidas de los ERTE por fuerza mayor”, avisa Cristina Torre, secretaria de Acción Sindical de CC OO en Cataluña. El sindicato pide al Govern que sea “estricto” en la revisión, y sugiere que muchas empresas “podrían adaptar su actividad a producir elementos que se necesitan ahora, sin necesidad de suspender el empleo de sus trabajadores”. Lo mismo recuerda UGT, que señala que la Generalitat catalana, blindó los puestos de trabajo de las empresas que tienen contratos públicos suspendidos. “La suspensión de los contratos no se puede considerar un motivo para la aplicación de expedientes”, señala.

La vicesecretaria general de este sindicato, Cristina Antoñanzas, también reclama que no se abuse de la “fuerza mayor” como causa de despido. Y llama la atención sobre despido que han detectado sobre trabajadores temporales, que es más difícil que acumulen el tiempo cotizado necesario para acceder a las ayudas.

Por otra parte los sindicatos CC.OO. y UGT han denunciado que muchas empresas están procediendo a miles de despidos definitivos, de una forma precipitada y sin valorar las posibilidades de aplicación de medidas de reducciones horarias, de salarios o de carácter temporal.

El coronavirus y sus consecuencias económicas están batiendo todas las cifras históricas de caída de la producción, empresas en crisis y pérdida de puestos de trabajo. Todo apunta a un duro ajuste en el empleo de nuestro país paliado en parte por las medidas aprobadas en los últimos días por el gobierno.

Pocos trabajadores sabían lo que es un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Apenas los trabajadores de la industria del motor, que lleva décadas usando esta vía para ajustar sus plantillas a la producción conocían esta figura de la normativa laboral.

Ahora, según una primera estimación hecha el pasado viernes por el Centro Predicción Económica (Ceprede) de la Universidad Autónoma de Madrid para la patronal Cepyme, entre dos millones y 2,5 millones de trabajadores podrían verse afectados por un ERTE en los dos tres próximos meses.

Y, dado que parte de los salarios de estos trabajadores mientras dura el ajuste los abona el Estado a través de la prestación por desempleo, la cifra de los dos millones de afectados es compatible con el presupuesto que tiene el Ejecutivo para las medidas laborales que supera los 5.000 millones de euros, incluyendo ayudas a asalariados y autónomos.

Concretamente, desde que en 2014 se inició la recuperación del empleo tras la crisis de 2008, hasta diciembre de 2019, esto es en los últimos seis ejercicios juntos, hubo 27.171 empresas que aplicaron 36.141 ERTE en los que se vieron afectados 409.548 trabajadores. Estos datos incluyen suspensiones temporales de empleo y ajustes de reducciones temporales de jornada.

  • Salario. Los afectados por un ERTE cobran la prestación por desempleo durante el tiempo de la suspensión de empleo. Pero empresas como Nissan en Cataluña, completarán esta ayuda hasta el 85% del sueldo.
  • Reconocimiento. La ley indica que el ERTE por fuerza mayor se debe autorizar o rechazar en un plazo de cinco días. Pero comunidades como Castilla y León se han comprometido a hacerlo en 24 horas.

Millón setecientos mil trabajadores afectados por los 225.000 ERTES ya presentados