Áznar: nunca nadie hizo tanto daño en tan poco tiempo

Cada vez que veo a José María Aznar en los medios de comunicación impartiendo doctrina sobre cualquier aspecto de nuestra política, siento una mezcla de hartazgo, malestar y vergüenza ajena

Que en una democracia todo ciudadano tiene el derecho de exponer libremente su opinión, parece claro. No obstante, en determinadas circunstancias a aquellas personas que han desempeñado importantes cargos políticos, se les debería exigir cuando menos ciertas dosis de responsabilidad y de sentido común. Y si ha sido  Presidente del Gobierno, más todavía.

Cada vez que veo a José María Aznar en los medios de comunicación impartiendo doctrina sobre cualquier aspecto de nuestra política, siento una mezcla de hartazgo, malestar y vergüenza ajena. Es insoportable su prepotencia, engreimiento, su estar por encima del bien y del mal. ¿Es un ser humano? ¿O quizá un ser enviado por la divinidad para caudillo de los españoles? ¿Pero quién es él con su trayectoria política para impartir doctrina a todos los españoles?  

La entrada en la Guerra de Irak, con el pretexto de la existencia de armas de destrucción masiva, y que ha producido una serie de secuelas gravísimas en Oriente Medio, le debería servir  como motivo de reflexión. No quiero relacionar la tristísima foto de las Ázores con los atentados del 11-M. Aznar acaba de de mostrar sentirse orgulloso de haber participado en esa cumbre previa a la guerra de Irak en el programa "Mi casa es la tuya", presentado por Bertín Osborne. Y que él iría "cien veces, cien mil veces, si el interés nacional de España está en juego" y explica que en esa foto aparece junto a sus aliados: "con mi vecino Portugal, con el aliado más fuerte, Estados Unidos, y con un gran país como el Reino Unido". Esa imagen considera que era la expresión fundamental de la política atlántica, que cree que representa la libertad, la democracia y la tolerancia. "Yo, por el interés nacional, voy a las Azores y a la Patagonia. Donde haga falta", insiste. En una entrevista del 16 de marzo de 2008 para un especial de Radio 4 de BBC sobre la invasión de Irak. Así vio la situación de aquel momento: "El mundo está mejor sin los talibanes y está mejor sin Sadam Husein. ¿Han desaparecido todos los problemas? No, simplemente está mejor".¿Incluso siendo la situación muy difícil para la gente normal en Irak?, le preguntan. "En este momento, es cierto, pero es menos difícil que en tiempos de Sadam Husein. La gente puede participar en elecciones, puede hablar libremente, hay libertad en el país y existe la posibilidad de establecer una democracia, hay más seguridad", opina Aznar, que no ha visitado Irak desde diciembre de 2003. "No es una situación idílica, pero es una situación muy buena". Pero podemos elegir algunas otras perlas de este caballero con posterioridad: “Hoy que el mundo vive "una explosión de libertad" y que los cambios que se han producido en Irak, en países como Ucrania, el "sometimiento" del Líbano a la autoridad internacional o el "acercamiento" entre israelíes y palestinos son consecuencia de la 'Cumbre de las Azores'. Y se quedó tan ancho. Incomprensible. Vergonzoso.

Pasemos a otro tema. La financiación ilegal del PP que explotó con Bárcenas, se forjó en la década de los 90. José María Aznar estuvo al frente del PP entre 1989 a 2004 ¿Alguna responsabilidad habrá tenido sobre ella? Es de cajón. Por eso, Martínez Noval, del Grupo Socialista del Congreso, le espetó a Áznar en la sesión del 10 de marzo de 1999: “Estando en la oposición usted recordará que utilizaba muy a menudo el discurso de la regeneración democrática. La frase que mejor recuerdo, la más resonante era aquella de que usted iba a barrer de España a los corruptos”. Respondió Áznar: “Por muchos errores que se cometiesen ahora o en el futuro en la vida política española jamás se podría igualar o superar lo que ustedes llegaron a hacer en la vida política española jamás, ni acercarse Tal respuesta le sirvió de pretexto a Javier Pradera, para escribir “Queda así expedita la vía para que los militantes desvergonzados del PP interpreten las palabras de Áznar como un guiño cómplice que les invita a usar sus cargos en la Administración en beneficio propio o para la financiación irregular del partido siempre que no hagan ruido y no superen - las marcas de corrupción dejadas por los socialistas tras sus 14 años de gobierno: ¡Todavía hay margen para enriquecerse, compañeros! Sus correligionarios del PP siguieron las recomendaciones de su gran líder a rajatabla.

Quiero fijarme en su círculo de amistades, del que eligió para el desempeño de importantes funciones. Juan Villalonga, al que designó Presidente de Telefónica con la subsiguiente privatización y enriquecimiento personal. Miguel Blesa, recientemente fallecido, puesto al frente de Caja Madrid, y responsable de grandes delitos financieros y gravísimos y numerosos daños a muchas personas. Miguel Ángel Rodríguez, como portavoz del Gobierno, al que podemos calificar de auténtico bocazas tal como ver en estas palabras recientes suyas “Arrimadas es físicamente atractiva como hembra joven. Políticamente es inconsistente.” De Rodrigo Rato no quiero perder el tiempo, el mejor ministro de Economía de nuestra democracia, según palabras de Áznar. ¡Vaya amigos!

Por cierto, nuestro ínclito expresidente, no tuvo empacho en decir que con él la crisis actual  no se hubiera producido, y que con él ya estaría corregida. ¿No tuvo nada que ver en el origen de la burbuja inmobiliaria la ley de liberalización del suelo de 1998? 

Termino con algunas actuaciones de nuestro protagonista que hablan por sí solas. Con motivo de una campaña de educación vial de la D.G.T. : “A mí no me gusta que me digan no puede ir usted a más de tanta velocidad, …No podemos conducir por ti'. Yo siempre pienso, ¿y quién te ha dicho a ti que quiero que conduzcas por mí?

¿Y qué se puede decir de su visión peculiar de la Historia de España? : “A él no le habían pedido todavía disculpas los árabes por haber invadido España en el 711, y haberla dominado durante ocho siglos”.  Emitir estos juicios con lo que está lloviendo en estos momentos en relación con el mundo del Islam, parece de poco tacto.

Y especialmente sería exigible una exquisita prudencia a la hora de hacer declaraciones sobre su país, especialmente si es fuera de España. En una entrevista en Argentina siendo presidente de Gobierno ZP: Que España está en riesgo de convertirse en nada y de disgregarse. En la clausura de una jornada "Hacia un sistema eléctrico sostenible", organizada en la Universidad San Pablo-CEU de Madrid por el Instituto Choiseul ha seguido en la misma línea, ejerciendo de Aznar, criticó con extraordinaria dureza la Rodríguez Zapatero: "Nunca nadie hizo tanto daño en tan poco tiempo".  Esta frase yo se la dedicó al protagonista de estas líneas.

La historia siempre pone a cada cual donde le corresponde.