El poder desgasta pero la oposición divide

“El poder es como un explosivo: o se maneja con cuidado o estalla” (Enrique Tierno Galván). Como reza el título de un poema de Bertolt Brecht y el estribillo de una canción de Golpes Bajos: son “malos tiempos para la lírica” , si bien creo que pocas...

La izquierda y el sindicalismo

A comienzos del verano pasado, el Sindicato CC.OO. inició una campaña cuyo título REPENSAR EL SINDICATO tenía una doble motivación.  Por una parte, hacer frente al desgaste sufrido en los últimos años ante la oleada de deslegitimaciones,...

Otra forma de mirar el sindicalismo

A la derecha social, económica y mediática le interesa encerrar a los sindicatos de clase en los centros de trabajo...

¿Sigue siendo Asturias de izquierdas?

Aun cuando Le Monde, en su edición de 8 de enero, afirma que en Europa la división entre la izquierda y la derecha se desvanece...

Reforma laboral y deslocalización

Si bien los procesos de deslocalización (o relocalización, como a algunos economistas les gusta definirlo) de la actividad productiva “son consustanciales...

Los limites de la resignación

Analizar y entender la crisis no es sólo comprender sus efectos y consecuencias, sino estudiar el origen, la raíz del conflicto, para cerciorarse de que las tomas de decisiones son, o pueden ser, las más acertadas. De cualquier forma, partiendo de un cierto consenso sobre las causas de la crisis, las consecuencias subsiguientes distan mucho  de tener una confluencia de intereses, criterios y menos unanimidades.

Crisis financiera, crisis económica. Orígenes y causas

Desde el inicio de la actividad bancaria en nuestro país (siglo XV), han sido numerosas las crisis en este sector que han puesto en jaque la actividad económica local, nacional e, incluso en la presente coyuntura, internacional.

El porqué de las protestas mineras

Cuando se daba por desaparecida (o casi) la figura del minero, quedando aquélla como un personaje del siglo pasado, solamente sujeto a maravillosas fotografías, en blanco y negro, que nos retrotraía a épocas cercanas a los comienzos de la industrialización en nuestro país, surgen las imágenes que a algunos les gustaría haber desterrado de la faz de la tierra: carreteras cortadas con neumáticos ardiendo, atascos en todas las

Reflexiones tras otra huelga general

No soy yo nadie para recomendar estrategias de movilización sindical, ni siquiera poner en duda cualquier iniciativa que se tome en este sentido. Sin embargo, al hilo de la última convocatoria de huelga general legítima y legitimada por los hechos y ante el mayor ataque a los derechos del sector más débil del Estado social de derecho, que son los trabajadores, traigo a colación una inquietud que nace desde el mismo momento de sus orígenes.