EL TRIBUNAL DA UN PLAZO DE SEIS MESES

La última estatua de Franco que el ‘popular’ Imbroda se niega a retirar

Desde este miércoles la sentencia es firme. Un juez ordena al presidente de Melilla elaborar un catálogo de vestigios franquistas en la ciudad.

estatua franco1La última estatua de Franco que queda en pie en España se encuentra en las inmediaciones del Puerto de Melilla y corresponde a los años de juventud del dictador cuando se le conocía como ‘Franquito’.

La figura fue colocada dos años después de su muerte y representa a Franco como ‘Comandante de la Legión’. Hasta ahora, el ayuntamiento se ha negado a retirarla, incumpliendo así la Ley de Memoria Histórica, alegando que conmemora la defensa de la ciudad en 1921 contra las fuerzas de Abdel Krim tras el Desastre de Annual.

El pasado mes de mayo, el letrado Eduardo Ranz presentó una demanda por vía contencioso administrativo exigiendo la retirada de la estatua. Tras ser admitida a trámite, este miércoles se ha conocido la sentencia en firme, sin posibilidad de recurso. El falló obliga al presidente de Melilla, Juan José Imbroda (PP) a elaborar un catálogo de vestigios franquistas en un plazo de 6 meses.

La demanda del letrado pedía la retirada de la estatua pero el tribunal de Melilla ve necesario disponer de este catálogo donde se especifiquen los símbolos franquistas que quedan en la ciudad y quiénes son los titulares de los mismos, si el Ayuntamiento o Defensa. Melilla es una de las ciudades de España que más símbolos mantiene de la dictadura con decenas de nombres de calles y placas dedicadas a falangistas.

La sentencia es firme desde este miércoles y el presidente de Melilla está obligado a elaborar dicho catálogo, bajo pena, en caso de no hacerlo, de 4 años de prisión y 12 de inhabilitación.

Hasta ahora, Imbroda ha salido en defensa de la estatua de Franco alegando que está erigida en recuerdo de quienes en 1921 “salvaron a Melilla”. No piensa lo mismo la oposición. Equo Melilla dice que fue aprobada “al insigne Caudillo” y exige a Imbroda que “no se escude tras la Legión para argumentar su filia franquista”.