30 DE JULIO | DÍA MUNDIAL CONTRA LA TRATA

Mujeres y niñas representan el 70% del total de víctimas de trata

Según el último informe global de Naciones Unidas se detectaron 63.251 víctimas en 106 países.

Foto: tratameigualquetu.blogspot.com.es
Foto: tratameigualquetu.blogspot.com.es

La impunidad del delito queda patente al observar que tan solo se detecta a 5 víctimas por cada tratante condenado

Con motivo del Día Mundial contra la Trata que se celebra este 30 de julio, la organización Proyecto Esperanza recuerda “la necesidad de la primacía del enfoque de derechos humanos para luchar contra la esclavitud del siglo XXI”.

Según el último informe global de Naciones Unidas se detectaron 63.251 víctimas en 106 países. Mujeres y niñas representan el 70% del total de víctimas detectadas. En 13 años ha aumentado significativamente el número de países que han criminalizado la Trata. La impunidad del delito queda patente al observar que tan solo se detecta a 5 víctimas por cada tratante condenado.

En España en 2016, según fuentes del Ministerio del Interior, se identificaron 148 personas por Trata de Seres humanos con fines de explotación sexual de 12.419 personas detectadas en riesgo. 11.427 personas fueron identificadas en situación de riesgo con fines de explotación laboral, de las que 25 fueron finalmente casos de Trata de Seres Humanos laboral.

Proyecto Esperanza ha atendido en lo que va de año 105 llamadas atendidas en relación con posibles casos de trata. De esas llamadas atendidas se han detectado 71 posibles víctimas de trata, de las que se han abierto 43 expedientes nuevos. Se ha dado ya una acogida residencial a 26 casos nuevos de Trata

Se detectaron más de 500 diferentes flujos de tráfico de personas entre 2012 y 2014. Las víctimas son tratadas a lo largo de una multitud de rutas migratorias: dentro de los países (trata interna), entre países vecinos o incluso a través de diferentes continentes.

“Los Estados tienen la obligación, con arreglo al derecho internacional, de actuar con la diligencia debida para prevenir la trata de personas, investigar y procesar a quienes la cometen y ayudar y proteger a las víctimas de ella”, recuerda la organización.

En cuanto a los diferentes tipos de trata, la explotación sexual y el trabajo forzoso son los más predominantes, pero el informe de la ONU de 2016 muestra que la trata puede tener muchas otras formas como la explotación en la mendicidad, comisión de actos delictivos, matrimonios serviles y tráfico de órganos, entre otros.

Muchos países han criminalizado la mayoría de las formas de Trata, tal y como se establece en el Protocolo de la ONU sobre la trata de personas. De hecho, ha habido un aumento exponencial del número de países que han criminalizado este delito pasando de 33 en 2003 a 158 en 2016. 

Aunque las mujeres todavía constituyen la mayoría de las víctimas, ha habido una disminución general de la proporción de víctimas femeninas en la última década, del 84% en 2004 a 71 por ciento en 2014. La tendencia de las detecciones de los hombres, por el contrario, ha ido aumentando en el mismo período. Más de 1 de cada 5 víctimas de trata detectadas entre 2012 y 2014 eran hombres.

Según revela el informe, los tratantes y sus víctimas a menudo provienen del mismo lugar, hablan el mismo idioma o han crecido en el mismo ambiente. Tales puntos comunes ayudan a los tratantes a generar confianza para posteriormente llevar a cabo el crimen de trata. Los tratantes raramente viajan al extranjero para reclutar víctimas, pero sí viajan a los países de destino para explotarlas.

La proporción entre el número de tratantes condenados en primera instancia judicial y el número de víctimas detectadas es de, aproximadamente, 5 víctimas por delincuente condenado. Aunque la mayoría de los países tienen ahora el marco jurídico adecuado para luchar contra el delito de trata, la gran discrepancia entre el número de víctimas detectadas frente al número de delincuentes condenados indica que muchos crímenes de trata siguen quedando impunes.