Sexualidad y budismo

El budismo no valora el sexo como algo inmoral o dañino para el hombre, sino como un elemento que sirve de equilibrio entre el cuerpo y la mente.

Todas aquellas prácticas sexuales que hayan sido consensuadas y aceptadas por los hombres nunca pueden ser consideradas negativas, en cualquiera de sus aspectos, como pueden ser la homosexualidad, la prostitución……….

La concepción que el budismo tiene del sexo, es bastante abierta, aunque hay que diferenciar dentro de ésta, la corriente existente entre los fieles y los monjes, cuyas prácticas son mucho más restrictivas. Los monjes creen que para llegar al nirvana es preciso eliminar todo deseo. Por eso, podemos ver también la existencia de corrientes budistas más restrictivas en el tema de la sexualidad.

El budismo diferencia claramente entre los monjes y los fieles. Estos fieles solamente deben de seguir cinco grandes preceptos. Sin embargo, dentro del mundo de los monjes hay una clara diferenciación de género.

  • Los monjes están obligados a unas doscientas cincuenta normas de disciplina.
  • Las monjas tienen más normas, llegando a las 348 normas o reglas disciplinarias.

sexualidad-budismo-2

Todas estas normas y reglas se encuentran en la Vinaya. Tanto los monjes como las monjas budistas están sometidos al código Vinaya que es uno de las tres grandes secciones de Canon Pil.

 El incumplimiento de las mismas es castigado en función de la falta cometida, que va desde la confesión pública hasta la más severa, que significa la expulsión del convento.

El budismo respecto a la ética y moral sexual mantiene dos concepciones, una mucho más abierta dirigida a sus fieles seguidores y otra mucho más restrictiva para sus monjes y monjas.

El monacato budista significa llevar una vida estricta y disciplinada, muy parecida a que llevan a cabo las órdenes contemplativas cristianas. Buda exige a sus monjes evitar faltas a la castidad.

Hay dos excepciones en el clero budista, la primera es en el budismo tántrico que incluye la sublimación del deseo sexual como parte activa del amino a la iluminación. La segunda excepción, se produce dentro del budismo japonés, donde los monjes se integran dentro de la sociedad, permitiéndoles casarse pero debiendo cumplir determinadas reglas. Las funciones de estos monjes es el cuidado del templo y la atención a la comunidad.

sexualidad-budismo-3

Para los fieles budista, Buda planteó tres caminos:

  • Abstenerse de tomar la vida de los seres y vivir con compasión hacia ellos.
  • Abandonar el robo, la apropiación de lo que no nos ha sido dado.
  • No relacionarse sexualmente con alguien se esto daña el sentimiento de protección de un tercero hacia esa persona.

Los cinco preceptos que son la guía ética por la que se deben de guiar los fieles budistas son:

1º El precepto de respetar la vida.

2º El precepto de no tomar lo que no me es dado.

3º El precepto de tener una conducta sexual correcta que no sea dañina con otros o conmigo mismo

4º El precepto de no hablar de manera dañina, mentir, rudeza en el lenguaje, ostentación, cotilleo o charla vana.

5º El precepto de no tomar intoxicantes que puedan alterar la mente y pongan en riesgo el romper los otros preceptos.

sexualidad-budismo-24

RELIGIÓN Y SEXUALIDAD

El budismo no contempla el sexo como algo sucio o dañino. Sin embargo, el apego al sexo y la adicción sexual son muy dañinos para las personas y en consecuencia el budismo solicita a sus fieles que sean evitados al máximo.

En el mundo chino, el sexo es parte fundamental en el devenir del ser humano, provocando una mejor salud corporal y mental, Podemos afirmar que “el arte sexual es considerado un acto natural y por lo tanto no está asociado a ningún concepto de culpa moral”. En consecuencia, el acto sexual es un deber sagrado tanto para el hombre como para la mujer, considerándose la abstinencia como una actitud no positiva.

Como podemos comprobar el sexo es valorado como una función necesaria en el ser humano para mantener el equilibrio entre el cuerpo y la mente. Salvo en el caso de los monjes, el sexo en el budismo desarrolla el camino de evitar los extremos de la adición o la represión.

Los monjes seguidores del theravada y del mahayana tienen totalmente prohibida la actividad sexual por el código Vinaya. En el budismo Vajrayam del Himalaya, los lamas que no han sido ordenados monjes pueden casarse y tener hijos.

LA HOMOSEXUALIDAD

Siempre fue aceptado, incluso por el propio Buda Gautama. A diferencia de otras religiones, el budismo no condena la homosexualidad, dando libertad a sus seguidores y exigiendo el máximo respeto.

Se permitió la existencia de monjes homosexuales, con la excepción de lo que ellos denominan PANDAKAS. Estos son los considerados eunucos o hermafroditas, es decir, aquellos que no tienen testículos. Este término también hace referencia a aquellos que tienen determinado tipo de desviación mental. Es decir, se ha vetado el acceso a travestidos y transexuales.

sexualidad-budismo-5

Actualmente en Tailandia, algunos abades han permitido la ordenación de estos como monjes, al valorar más su estado mental, que el aspecto exterior de la persona.

Si vemos que sucedía antiguamente en Japón con la homosexualidad, comprobamos la homosexualidad como algo natural y vemos como aparecen en textos históricos algunas geishas eran chicos jóvenes que cantaban, bailaban…. y eran aceptadas como amantes de los señores feudales. También esto lo podemos contemplar en el mundo samurái, donde los jóvenes se entregaban a sus maestros, y recordándonos a lo que sucedía en el mundo griego con la pederastia.

Antes del siglo XVII, ninguna escuela budista consideró la homosexualidad como conducta sexual incorrecta. Sin embargo, con la llegada a Oriente del pensamiento occidental y del cristianismo, todo ello unido a las grandes transformaciones sociales que se producían, han provocado que dentro del mundo budista no haya un pensamiento único, pudiéndose encontrar opiniones favorables y contrarias.

EL MATRIMONIO

A diferencia de otras religiones, en el budismo no existe la ceremonia matrimonial. Sin embargo, vemos que con la llegada del pensamiento occidental, cuando se producen las celebraciones por el casamiento se invita a algún monje para que de alguna forma bendiga dicha unión. Resulta curioso que en Japón los matrimonios se celebran siguiendo los ritos sintoístas.

Sin embargo, se produce un gran debate cuando el matrimonio es de dos personas del mismo género. Buda conocía que en la sociedad había homosexualidad, pero nunca puso objeción a dichas uniones, como se comprueba en el Canon Pali. Esto no es óbice para que en la actualidad, haya sectores budistas que cuestionan este tipo de unión.

sexualidad-budismo-6

LA PROSTITUCIÓN

El budismo nunca ha rechazado a las prostitutas. Las considera personas dignas y respetables, al igual que el resto de los seres humanos.

Si seguimos a Shravasti Dhammika dice que la persona que ejerce la prostitución para poder tener dinero y salir de la pobreza y miseria la considera válida. Valora que es diferente de aquel/aquella que la ejerce por codicia, al considerar que es una forma más fácil de ganar dinero, que en otras profesiones aunque estas sean más difíciles y con menos prestación dineraria. Por eso, este segundo aspecto de la prostitución acumula un Kharma negativo.

sexualidad-budismo-7

Shravasti Dhammika expresa con total rotundidad que las prostitutas nunca deben ser mal vistas por la sociedad, ni humilladas o tratados mal dentro del budismo.

Esta consideración sólo sirve cuando la prostitución es ejercida de forma voluntaria. No es lo mismo cuando una persona es obligada por la fuerza a ejercer la prostitución o es víctima de explotación sexual.

Siempre ha existido un profundo debate dentro de las distintas corrientes budistas respecto a la prostitución, pues un sector considera que trae muchos males y vicios al ser humano y en consecuencia debe ser rechazada. Otro sector del budismo considera que la prostitución no es mala, siempre y cuando no perjudique a nadie. Sin embargo, estas dos corrientes son coincidentes en que las personas que ejercen la prostitución son igual de dignas que el resto de los seres humanos y deben de ser acogidas dentro de los fieles budistas.

EL BUDISMO Y OTRAS CONDUCTAS SEXUALES

El budismo rechaza cualquier conducta sexual que signifique daño propio o a otras personas. De esta forma, se consideran relaciones sexuales no naturales, la violación, la pedofilia, el abuso sexual, el adulterio y de forma muy explícita la zoofilia.

El budismo considera como una aberración sexual cuando alguien no puede responder debido a sus límites mentales e intelectuales.

El budismo deja claro, que el adulterio es una forma no natural de sexo, con mujeres que están bajo el cuidado de sus padres, marido o hermanos, tampoco con mujeres prisioneras, casadas o comprometidas. El budismo considera como muy dañino el adulterio, ya que produce dolor en la persona engañada e implica de por medio la mentira.

El sexo con mujeres prisioneras se considera de forma muy negativa, al no tener la mujer libertad de decisión y en consecuencia significa formas de extorsión, de violencia y de abuso sexual.

Cuando el budismo habla de no tener sexo con familiares, quiere decir, que está totalmente en contra de cualquier tipo de incesto y además especialmente negativa cuando se da con menores de edad al no estar capacitados a ejercer la libertad.

sexualidad-budismo8

Debemos tener claro, que el budismo tiene muy clara la igualdad entre hombres y mujeres.

En actos sexuales diferentes como pueden ser el sadomasoquismo y el BDSM, no prohíbe estas prácticas, siempre y cuando haya en estas formas sexuales la aquiescencia de las personas que las practican.

EL TANTRISMO

Es un conjunto de enseñanzas en las que se incluye el cambiar el impulso sexual para la realización del nirvana. Antiguamente, el tantrismo se practicaba tanto entre parejas como individualmente, sin embargo, actualmente se utiliza principalmente para la meditación y la visualización.

El tantrismo búdico no tiene nada que ver con la idea de rodear la vida del placer sexual ni nada que ver con la sociedad de consumo. El tantrismo es muy poco conocido e incluso hay sectores del budismo que lo rechaza. Sin embargo, dentro del trantismo ha habido grandes maestros. El maestro budista Vajrayana enseña prácticas donde el contacto físico no es en absoluto necesario.

sexualidad-budismo-9

ABORTO Y ANTICONCEPTIVOS

El budismo no mantiene una posición clara sobre el aborto. Las posiciones más tradicionales nos dicen, que hay que evitar el aborto. Este debate se basa en interpretaciones sobre la mente y la reencarnación, lo que nos lleva así a entender los distintos tipos de vista. Cuando se produce este debate, los monjes se suelen pronunciar a favor o en contra, pero lo que sí es cierto es que el código Vinaya prohíbe a los monjes sugerir el aborto a la mujer

Algunas comunidades como sucede en la japonesa se realizan ceremonias rituales de reparación para aquellas mujeres que han experimentado el aborto y lo demandan. Siempre se busca, cual es el origen de dicha decisión y en función de las causas que originan el aborto, se considera la gravedad del mismo, así por ejemplo si es por causa de un fuerte deseo carnal, el aborto es muy condenado.

A pesar de esto, no hay una norma general en el budismo que prohíba o acepte el aborto, sino que se tiende a observa y estudiar caso a caso. Se acepta el aborto siempre y cuando sea anterior a las seis semanas de la concepción.

El budismo nunca ha rechazado el uso de métodos anticonceptivos.

sexualidad-budismo-1

Para el budismo el sexo no debería ser reprimido por pecaminoso o morbosamente exagerado. Esto debería estar bajo control de la voluntad, como lo está cuando se le contemplan sanamente y se le sitúa en la perspectiva adecuada. Como podemos comprobar muy alejado de las concepciones de las tres religiones monoteístas.