domingo 25/10/20
PALACIOS REALES

El palacio de Potala de Lhasa

f11

Es la máxima expresión de la arquitectura tibetana y residencia de los Dalai Lama, desde que Lozang Gyatso lo fundó en el siglo XVII en Lhasa, que es la capital de, hasta el año 1959, fecha en la que el decimicuarto Dalái Lama se exilió en la India, tras una revuelta popular contra China.

El monumento se sitúa sobre la montaña llamada Hongshan, a una altura de 3. 650 metros sobre el nivel del mar. Tiene una superficie edificada de 130.000 metros cuadrados y un volumen de 410.000 metros cuadrados.

Fue clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1994.

Los budistas tibetanos consideran que los Dalai Lamas son emanaciones del Buddha Avalokitésvara. El Dalai Lama es el jefe del Tíbet y se cree que, tras su muerte, su conciencia tarda un intervalo de cuarenta y nueve días, a lo sumo, para nacer de nuevo en un niño, que ya desde su nacimiento puede dar señales de su carácter especial.

Impresiona imaginar cómo pudieron llevarse semejantes bloques de piedra imprescindibles para su edificación hasta lo alto de este promontorio de la montaña de Hongshan.

f2

Lo que más llama la atención es la espiritualidad que envuelve toda la zona, donde los sacerdotes budistas siguen ancestrales ritos litúrgicos y los peregrinos tibetanos que se mueven por el Palacio, muestran una solemnidad y devoción por esta obra destacada de una cultura milenaria.

Lo primero que hacen los peregrinos cuando llegan hasta este palacio que parece haber salido de la roca, es realizar la llamada kora, que es dar círculos en torno a él. Los más piadosos se postran ante él e incluso lloran por el exilio del Dalai Lama.


Otras noticias de palacios reales


El Palacio Blanco

La historia del Palacio de Potala se remonta a hace 1.300 años. Fue construido en el siglo VII por primera vez como un modesto palacio sobre un escarpado promontorio, para ser utilizado como un retiro de meditación, cuando el Reino de Tubo gobernó el Tíbet para alojar a Srongtsen Gampo y sus dos mujeres, la princesa Bhrikuti de Nepal y la princesa Wencheng del Imperio del Sabor fuerte.

Después de la caída del Reino de Tubo, el palacio de Potala fue casi destruido por guerras constantes hasta el siglo XVII, cuando vino la reconstrucción más importante durante la historia de Potala.

El Quinto Dalai Lama cambió el gobierno del monasterio Drepung a Potala, que la convirtió en el centro político y del budismo del Tíbet. El XIII Dalai Lama amplio sus instalaciones a principios del siglo XVIII.

Todo el palacio se compone de una gigantesca estructura repartida en 400 metros de este a oeste y 350 metros de norte a sur. El palacio alberga más de mil habitaciones, 10. 000 santuarios y 200. 000 estatuas. Este palacio comprende salones, templos y patios.

Banderas de tela y bordados los encontramos por todas partes y representan los ocho símbolos propicios, que cubren los techos y los pilares. Gruesas alfombras tibetanas tejidas con lana de oveja del altiplano cubriendo todos los suelos y los asientos acolchados donde los monjes median todos los días.

f3Acuarela del Palacio de Potala, 1860

Constituye la residencia del Dalai Lama. Comenzó a construirse durante el gobierno del Dalái Lama, trasladándose aquí con su gobierno en 1649. S construcción duró cincuenta años. A comienzos del siglo XX, alcanzó sus dimensiones actuales, gracias a la reforma efectuada por el decimotercer Dalái Lama. Durante los siguientes 265 años, sirvió como el palacio de invierno del Dalai Lama, hasta que a principios del año 1859, el catorce Dalai Lama se ve obligado a huir a la India.

El palacio siempre tuvo usos seculares, e incluye habitaciones, oficinas, un seminario y una casa de imprenta. Un patio central, conocido como Deyangshar, separa las habitaciones del Dalái Lama y de sus monjes del Palacio Rojo, la parte del Potala dedicada completamente al estudio y la oración. 

Este contiene las estupas sagradas doradas del octavo Dalai Lama, la sala de asambleas monacal, numerosas capillas y santuarios, y bibliotecas con importantes escritos budistas, como la Kangyur, con 108 volúmenes, o la Tengyur, con 225. El edificio amarillo, al lado del Palacio Blanco, alberga las grandes banderas con símbolos sagrados, que se cuelgan en la fachada meridional durante los festivales de Año Nuevo.

El palacio de Potala es uno de los edificios arquitectónicos más brillantes, que están en pie en la colina. Tiene un exterior majestuoso con trece pisos y teniendo una altura de 117 metros. El palacio fue construido con materiales de piedra y madera.

Las paredes fueron construidas con granito que presenta un grosor que oscila entre los dos y cinco metros. El tejado y los aleros son hechos la forma budista. Está constituido por los palacios blancos y rojos y hay capillas ornamentadas.

f4

El palacio tienen dos partes: el palacio Blanco alrededor y el palacio Rojo en el centro. El palacio Blanco era la residencia del Dalai Lama y donde se encontraba también las oficinas para estudiar los asuntos budistas y políticos. 

A un lado del Palacio Blanco, hay un edificio amarillo que alberga las banderas ceremoniales, finalmente bordadas, que cada año adornan la cara sur del Palacio de Potala, cuando se celebran los festivales de Año Nuevo.

f10

EL PALACIO ROJO

El Palacio Rojo es la máxima altura teniendo una composición complicada con pasillos budistas, capillas y la biblioteca. La mayor parte de la historia religiosa del Palacio de Potala se encuentra en el Palacio Rojo, que como vemos ocupa la parte central.

Se encuentran espléndidos trabajos de arte tibetano en este palacio y donde podemos encontrar todo el esplendor de la arquitectura tibetana. Dispone de 698 murales en las paredes, situados a los largo de los inmensos pasillos que describen algunos acontecimientos importantes sucedidos durante la historia del Tíbet, como la princesa Wencheng e historias de toda la vida de maestros budistas famosos.

El Palacio Rojo está dedicado por completo a los estudios religiosos y a la oración, siendo la estructura más sagrada del Palacio de Potala. Como estamos viendo, es todo un laberinto de trece plantas con numerosas salas, capillas y santuarios.

La estancia principal es la Gran Sala del Oeste, con cuatro grandes capillas dedicadas a proclamar la gloria y el poder del constructor de Potala, el V Dalai Lama. Aquí se encuentra el mural con la famosa escena del emperador Shun Zhi en Pekín sobre le muro este de la entrada. Las columnas están recubiertas con finos tejidos hechos en Bután para este palacio.

Se puede ver gran cantidad de Tangkas, que es una clase típica del uranio, que se pinta en la seda, tela o papel y enmarcado por el satén en color, que cuentan principalmente sobre los acontecimientos de la historia de los tibetanos, citas religiosas y doctrinas budistas.

f5Colina de Chakpori

El palacio de Potala es uno de los edificios fundamentales del budismo tibetano. Desde la antigüedad se abrió una escuela budista y conserva numerosas stupas del pasado de los diferentes Dalai Lama. 

La escultura es otro de los tesoros es la escultura donde podemos contempalr algunas hechas de arcilla, otras talladas de madera, también de piedra con inscripciones y estatuas metálicas múltiples. Debemos destacar la estatua de Tsong Khapa, una estatua de plata de Padmasambhaya y estatuas de Sakyamuni, de Dalais Lama y Medicina Bduddah.

f8

Dentro del conjunto del Palacio de Potala debemos destacar:

- La colina de Chakpori, también denominada el Monte Yaowang, que es una colina sagrada. Tiene un acantilado donde puede encontrarse muchas cifras conservadas de Buda, que pueden remontarse a hace más de mil años.

- El parque Zongjiao Lukang, que significa de espaldas al palacio, es uno de los barrios de Lhasa y está considerado como el mejor lugar para pasar unas vacaciones debido a la existencia de puentes, lagos, aves así como árboles verdes y variedad de flores. Tus ojos deben acostumbrarse a la luminosidad del Palacio y toda las superficies está, súper recargadas de colorido.

f1
Cuarto privado del Dalai Lama

El palacio de Potala de Lhasa
Comentarios