Apuesta por el turismo tras las elecciones en Ecuador

Sheila Sánchez BergaraEn lo que llevamos de 2017 España ocupa la séptima posición de mercados emisores de turistas a Ecuador, siendo el primero dentro de Europa.

En 2016, el sector turístico ocupó la tercera posición dentro de las exportaciones no petroleras de Ecuador y supuso unos ingresos de 1.075,5 millones de dólares entre enero y septiembre 

El pasado 2 de abril cerca de trece millones de ecuatorianos fueron llamados a las urnas. Las encuestas, que preveían la victoria del candidato Lenín Moreno frente a Guillermo Lasso, acertaron, aunque valga decir que el resultado no ha estado exento de polémica. Cada uno de estos dos candidatos representa una opción política diferente: Moreno desde el partido Alianza PAÍS, significa el oficialismo y la continuación de las políticas de Correa; mientras que Lasso como aspirante de la alianza CREO-SUMA, se perfila como una opción más conservadora. Sin embargo, respecto al turismo no pareció haber diferencias significativas entre ambos presidenciables.

Durante la campaña electoral, los dos candidatos mantuvieron una posición favorable respecto al rol del turismo en la economía nacional. Ambos apostaron por este sector como motor de creación de empleo y mejora de la calidad de vida. Más explícitamente, Moreno ha planteado la necesidad de ubicar al turismo dentro de las principales actividades económicas, para lo cual, pretende reforzar las acciones a nivel exterior. Entre sus propuestas se encuentra el reforzamiento de las actividades de impulso y promoción turísticas a través de las representaciones diplomáticas. La coincidencia de posturas en este tema se enmarca en una coyuntura económica donde el desplome de los precios del petróleo, la apreciación del dólar, el creciente desempleo y el aumento del costo de la vida han castigado a la sociedad ecuatoriana en los últimos tiempos. La economía familiar fue, sin duda, uno de los factores determinantes del voto en los comicios. Si bien el turismo se presenta como una apuesta ganadora a nivel económico y social, no está exento de retos, especialmente por la pérdida de competitividad frente a los países vecinos, entre otras cuestiones, por la dolarización de la economía ecuatoriana.

En 2016, el sector turístico ocupó la tercera posición dentro de las exportaciones no petroleras de Ecuador y supuso unos ingresos de 1.075,5 millones de dólares entre enero y septiembre. Además, la balanza turística registró un saldo positivo de 292,0 millones de dólares, según datos del Banco Central de Ecuador. A todo ello hay que añadir que desde el pasado enero comenzó a regir el acuerdo comercial entre Ecuador y la Unión Europa, por lo que nos encontramos con un panorama de estabilidad presente y futura respecto a los intercambios comerciales. Este contexto es propicio para las inversiones vinculadas al desarrollo turístico.

En el análisis de esta perspectiva, además, deben considerarse las buenas relaciones y los vínculos existentes entre ambos países, cuestiones que se reflejan también en las estadísticas turísticas. En lo que llevamos de 2017, y según el Anuario de Migración Internacional del país andino, España ocupa la séptima posición -dentro del Top 10- de mercados emisores de turistas a Ecuador, siendo el primero dentro de Europa. Mientras, España ocupa la cuarta posición dentro del Top 10 de los principales destinos preferidos por los ecuatorianos, siendo nuevamente la primera opción si consideramos sólo a Europa.

Tabla 1: Ranking de los diez principales mercados emisores de turistas a Ecuador, 2017.

cuadro turismo accidental1

Fuente: Elaboración a partir de datos del Boletín Mensual 2016-2017.

Tabla 2: Principales destinos elegidos por los ecuatorianos, 2017.

cuadro turismo accidental2

Fuente: Elaboración a partir de datos del Boletín Mensual 2016-2017.

Así, independientemente de un resultado electoral que ha llevado a la victoria a Lenín Moreno, parece poco probable que el sector turístico se vaya a ver afectado. Quedará pendiente, entonces, a medio plazo, evaluar si la apuesta por el turismo ha contribuido a mejorar las condiciones económicas y sociales del país de manera notoria.


Sheila Sánchez Bergara, Investigadora y profesora de Ostelea School of Tourism and Hospitality.