jueves 28/1/21

Preocupación por el incremento de la pobreza infantil

Cuatro años de neoliberalismo dejaron a la Argentina envuelta en una crisis social y económica que ahora se agrava por efecto de la pandemia

Según el informe presentado esta semana por Unicef Argentina, para fin de 2020 se estima que la pobreza infantil podría alcanzar al 62,9 % ; 10 puntos más que el año anterior.

Una de las pesadas herencias que dejó el gobierno neoliberal de Mauricio Macri (2015-2019) se refleja en el crecimiento exponencial de la pobreza que afectó con mayor intensidad a los segmentos sociales más vulnerables. Cuando Macri asumió la presidencia la pobreza se ubicaba en el 30 %, pero durante su gestión el incremento fue notable, elevando el porcentaje en 10,8 % o, en números concretos, en 4 millones de nuevos pobres. La indigencia -pobres que ni siquiera cubran la canasta básica alimentaria- trepó del 6,7% a fines de 2018 al 8% en 2019. Cuatro millones de argentinos pasaron a engrosar las estadísticas del hambre en el país capaz de producir alimentos para 400 millones de personas.

Sobre esta base estructural de alta debilidad la pandemia de Covid-19 ha empeorado la situación debido al retroceso socio-económico al que empujaron las medidas tomadas por el gobierno de Alberto Fernández en pos de evitar el colapso sanitario.

Si bien el “plan contra el hambre” -uno de los pilares de la campaña del Frente Con Todos- está en  marcha desde el inicio de la gestión de Fernández, la urgencia sanitaria hace insuficientes los recursos que se han destinado para combatir la pobreza y el hambre. Pero el escenario podría ser mucho peor si el gobierno no hubiera aplicado las medidas de protección social que impactan sobre 13 millones de personas.

En su informe, Unicef Argentina destaca la importancia de la Tarjeta Alimentaria y el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), planes en los que el Estado invierte 3 puntos del PBI. “La continuidad de los programas de protección social es clave para evitar que más hogares caigan en la pobreza extrema”.

Preocupación por el incremento de la pobreza infantil