martes 31.03.2020

Ortega Smith, el hijo de la inmigrante

El pasado 5 de noviembre el secretario general de Vox y actual diputado de la XIII legislatura del Congreso, Javier Ortega Smith, explicó la necesidad de “construir un muro lo suficientemente alto en Ceuta y Melilla para evitar la llegada de inmigrantes”. Poco tiempo después, durante un acto en Burgos, el hombre de confianza de Abascal aseguró que los inmigrantes pueden traer a España “pandemias erradicadas”.

Tras estas declaraciones Ortega Smith reiteró que Vox no es un partido xenófobo y para demostrarlo puso como ejemplo a la emigración española, asegurando que “nuestros padres han emigrado a América y Europa, pero siempre pidiendo permiso para entrar”.

El hombre de confianza de Abascal ignora que entre 1956 y 1977 emigraron hacia América Latina más de cinco mil españoles, de los cuales más de la mitad lo hicieron de forma ilegal, sin contrato y sin papeles. El 80 por ciento de estos españoles eran analfabetos y no tenían oficio. Sin embargo, gracias a las divisas que estos ilegales españoles enviaron durante décadas a sus familias, se produjo el llamado “milagro económico” en la España hambrienta de Franco. 

Por lo demás, habría que preguntarle a Ortega Smith en qué condiciones entró su madre a España, o si es que durante los años ’60 una argentina emigrada podía o no ser la potencial portadora de pandemias erradicadas. Ana María Smith-Molina Robbiati, madre emigrada de Javier Ortega Smith, nació en Argentina en 1942 y llegó a España sin mayor requisito que el de ser propietaria de negocios de la construcción y obras públicas cuyo patrimonio se acrecentó durante las reiteradas dictaduras argentinas.

Paradoja o estupidez, el cruzado contra la inmigración es el hijo de una inmigrante cuya diferencia con otros  es no haber llegado en patera.

Más artículos de Walter Medina

Ortega Smith, el hijo de la inmigrante