lunes 13.07.2020

Mauricio Macri y el coronavirus

“El populismo es más peligroso que el coronavirus”, dijo el ex presidente argentino, Mauricio Macri, durante un encuentro de ex presidentes neoliberales que tuvo lugar en Guatemala el pasado 5 de marzo, en plena expansión del Covid-19.

El hombre que ninguneó la sanidad pública a tal punto de decretar la degradación del Ministerio de Salud a una simple Secretaría que no supo atender la epidemia del dengue, que eliminó los medicamentos gratuitos para jubilados y que recortó las asistencias a los discapacitados, se dedica ahora a dar “charlas” por el mundo, congraciándose con otros ex líderes de su misma calaña.

Mauricio Macri nunca supo valorar aquella  máxima que expresa que “es mejor tener la boca cerrada y parecer estúpido, que abrirla y disipar la duda”.

“Ellos…”, dijo Macri en referencia a los populistas, “…necesitan gobernar sin contrapesos para poder imponer todas las arbitrariedades que niegan los avances del mundo y de la tecnología”.

Durante su nefasto mandato, el ex presidente argentino hizo desaparecer el Ministerio de Salud y dejó sin recursos a la ciencia. Cientos de científicos de vieron obligados a emigrar en busca de mejores horizontes.

Pero un estúpido no es capaz de reflexionar acerca de su propia estupidez, como claramente lo demuestra Mauricio Macri en cada una de sus intervenciones.  “Hoy día apretamos un botón y tenemos un auto. Apretamos un botón y tenemos una habitación. Apretamos un botón y escuchamos música o tenemos una película. Apretamos un botón y tenemos pareja. Le digo a mi mujer, que está acá, que me costó mucho más que apretar un botón", dijo Macri sobre su mujer, Juliana Awada. "Pero en la democracia, como con mi mujer, cuesta mucho más tiempo cambiar las cosas".

Pero su estupidez no lo priva de poseer el instinto del oportunismo. “La comunidad mundial y los argentinos estamos atravesando momentos donde la salud pública y personal se han transformado en una preocupación”, escribió este viernes en su cuenta de Twitter, sin mención alguna de la peligrosidad del populismo que, según decía hace una semana “es peor que el coronavirus”

Lo dicho…Mauricio Macri abrió la boca y disipó –si es que aún quedaba alguna- todas las dudas.

Mauricio Macri y el coronavirus