domingo 20.10.2019

“El gran reemplazo" la paranoia de la extrema derecha

El documental “Las raíces históricas de los nazis modernos”, estrenado el pasado 21 de septiembre por la cadena alemana DW, aborda el miedo de los ultraderechistas europeos a la inmigración y a un supuesto reemplazo demográfico. “El gran reemplazo es una inversión de las mayorías, el desplazamiento de la población local y el vuelco en la composición étnica de la población”, alega en su paranoia el primero de los extremistas entrevistados.

Antes del genocidio, el antisemitismo europeo reafirmaba su proyecto de exclusión y expulsión de los judíos, previamente estigmatizados y discriminados

El documental traza un paralelismo entre la ideología de las agrupaciones populistas de la época de Weimar con las de las corrientes actuales. La analogía es precisa, ya que el génesis de este recrudecido odio racial guarda estrechos vínculos con los que desencadenaron el Holocausto Nazi. “Las raíces históricas de los nazis modernos” advierte que las argumentaciones de la nueva extrema derecha europea son las mismas que en el pasado han arrastrado a Europa a un abismo de crimen contra la humanidad.

El temor a un “reemplazo”, a un desplazamiento de la población local por parte de inmigrantes naturalizados, tiene su origen en una obra literaria que ha encontrado adeptos en todo el mundo. Se trata de “Le Grand Remplacement (introduction au remplacisme global)”, del filósofo francés Renaud Camus, quien en 2010 alumbró esta suerte de biblia de la derecha radicalizada en la que sugiere una conspiración global por parte de las élites gobernantes y progresistas de Occidente para "sustituir" a las poblaciones blancas y nativas de los territorios europeos (y norteamericanos) en beneficio de inmigrantes musulmanes (para el caso francés y del Viejo Continente) e hispanos (para el caso de Estados Unidos).

Camus, pensador de larga tradición y actividad política en Francia, se ha convertido en un referente ineludible para numerosos ideólogos de extrema derecha. Foros como 8chan han contribuido a distribuir sus ideas, encajadas en las teorías conspirativas del "genocidio blanco", un programa de exterminio y eliminación de la "cultura blanca" para el que sólo habría un respuesta posible: la acción armada, y la violencia interpretada como mecanismo de defensa ante un destino: la desaparición cultural, supuestamente cada día más próxima.

Acciones terroristas como la masacre de El Paso, ocurrida en agosto de 2019, y otras acontecidas en Estados Unidos y Europa, estuvieron inspiradas en la obra de Camus. Patrick Crusius, el atacante de El Paso que asesinó a una veintena de personas de origen hispano, escribió un larguísimo manifiesto explicando los motivos de su acto terrorista. Crusius, natural de Dallas, a diez horas en coche de El Paso, aludía a una "invasión hispana de Texas", y proponía una política de exterminio de la población latina y migrante con objeto de convertir "nuestra forma de vida" en algo "más sostenible".

Los testimonios que recoge en documental de DW hablan del “miedo”,  de la “amenaza” que representan los inmigrantes en Europa. La estigmatización y la criminalización forman parte del discurso de los xenóbofos que ya se han organizado en sendos partidos políticos con miles de seguidores en toda Europa. Infundir el miedo a una “invasión” es repetir el argumento que derivó en la etapa más oscura de la historia reciente del Viejo Continente. Antes de la llamada “Solución final”, la ideología nazi construyó a los judíos como un pueblo aparte, peligroso y amenazador, cuya sola presencia arruinaba y corrompía una supuesta identidad que había que defender a través de la expulsión.

Antes del genocidio, el antisemitismo europeo reafirmaba su proyecto de exclusión y expulsión de los judíos, previamente estigmatizados y discriminados.

“Las raíces históricas de los nazis modernos” muestra que la historia ha comenzado a repetirse.

  

“El gran reemplazo" la paranoia de la extrema derecha