sábado 8/8/20

Cuando caen las estatuas

Ante las protestas de “Black Lives Matter” la ciudad de Chicago retira dos estatuas de Cristóbal Colón

La rebelión popular desatada tras el asesinato de George Floyd ha vuelto a poner sobre el tapete la discusión sobre el sentido de los monumentos que representan a cuestionados personajes de la historia. Por un lado se debate respecto de la construcción histórica, que es, a su vez, una construcción ideológico política. Las estatuas expresan una determinada concepción del orden social y político, pero no siempre garantizan una convivencia político cultural; y en Estados Unidos en particular, muchas de las figuras que simbolizan el “heroísmo, el honor y la grandeza” sólo representan a una facción de la sociedad, mientras que para otras significan un agravio persistente.    

Durante esta semana el ayuntamiento de Chicago decidió retirar del centro de la ciudad dos estatuas de Colón, con el fin de protegerlas ante la ola de manifestantes que en las protestas contra el racismo y la desigualdad han iniciado esta suerte de “revisionismo” forzado por la injusticia. Otros monumentos del navegante genovés ya fueron retirados en Boston, San Francisco y Baltimore.

El 8 de junio, en Bristol, Inglaterra, la estatua del esclavista Edward Colston fue derribada y arrojada al río durante las protestas que se produjeron en diversas ciudades del mundo. Pocos días más tarde el artista londinense Marc Quinn colocó en su lugar una estatua que representa a una manifestante negra del movimiento Black Lives Matter. Ese mismo día en Londres fueron vandalizadas las estatuas de Winston Churchil y Robert Milligan. Al día siguiente otro monumento a Colón fue derribado en Richmond, mientras que en Boston decapitaban la estatua del genovés.  

El retiro de estos monumentos, así como los de célebres esclavistas, se debe al esfuerzo de los activistas por los derechos negros e indígenas que conocen la verdadera historia de Colón y lo que él representa. Desde hace décadas, diversas asociaciones de pueblos originarios de los Estados Unidos vienen pidiendo que se retiren las figuras que conmemoran a Cristóbal Colon

Sin embargo no es sólo la figura de Colón la que está siendo cuestionada. Los monumentos de representantes de la Confederación -que lucharon a favor de mantener la esclavitud durante la Guerra de Secesión entre 1861 y 1865-- también están en la mira de los manifestantes. Y el reclamo no es nuevo. En agosto de 2017 la iniciativa de funcionarios del gobierno de remover la estatua de Robert E. Lee –Comandante del Ejército Confederado de Virginia- acabó en la masacre de Charlottesville, donde grupos supremacistas blancos asesinaron a un ciudadano afroamericano e hirieron a otros 34.

A pesar de que Donald Trump está en contra de deshacerse de los símbolos confederados, el pasado miércoles la Cámara de Representantes aprobó una moción para retirar del Capitolio las estatuas de líderes esclavistas. Karen Bass, legisladora demócrata y representante de la Liga de Congresistas Negros, sostuvo que “estas estatuas son una aceptación de la supremacía blanca. Mis ancestros construyeron el Capitolio y ahí dentro hay monumentos a personas que los redujeron a la esclavitud”.

Cuando caen las estatuas